Salut investiga si el contagio en el instituto de El Perelló tuvo lugar fuera del claustro

Empiezan a efectuar las pruebas PCR a las 43 personas aisladas por un brote con cuatro positivos. También están atentos al de Alcanar, con tres

MARINA PALLÁS CATURLA

Whatsapp
Un profesional sanitario realizando la prueba PCR en el CAP del Temple, en Tortosa. FOTO: JOAN REVILLAS

Un profesional sanitario realizando la prueba PCR en el CAP del Temple, en Tortosa. FOTO: JOAN REVILLAS

Salut investiga si el brote de coronavirus con cuatro positivos a raíz de una reunión del claustro del instituto de El Perelló (Baix Ebre) se expandió en encuentros posteriores de directivos y docentes fuera del centro. Los casos positivos corresponden a dos directivos y sus respectivas parejas, residentes en Xerta y Camarles.

Uno de ellos participó en la reunión presencial del 30 de junio cuando aún no tenía síntomas y, al terminar, mantuvo un contacto fuera del centro con el otro compañero que ha dado positivo. Al día siguiente, buena parte del profesorado compartió una comida. Fuentes de Educació han subrayado que en la reunión del claustro se respetaron las medidas de seguridad.

Las cuatro personas que han dado positivo se encuentran aisladas en sus domicilios y de momento no ha sido necesaria su hospitalización. Salut ha comenzado a efectuar las pruebas PCR para determinar si las 43 personas aisladas y en seguimiento han resultado finalmente contagiadas después de haber entrado en contacto con alguno de los ya confirmados.

Paralelamente, intentan trazar el origen del brote, al que se habría expuesto casi una cincuentena de personas. No únicamente por la celebración de la reunión del claustro, que habría tenido lugar en las dependencias del mismo instituto guardando las distancias de seguridad y con uso de las mascarillas. Preocupan especialmente los encuentros posteriores fuera del mismo centro, en las que las personas infectadas habrían contactado con otras.

Los dos directivos que han dado positivo se habrían quedado posteriormente a la reunión para charlar en un establecimiento fuera del centro. Al día siguiente del claustro, además, buena parte del profesorado asistió a la habitual comida para celebrar el fin de curso. En esta ocasión, ya no asistió el primero de los directivos que terminó dando positivo y que comenzó a experimentar los primeros síntomas a las pocas horas del claustro. En cambio, sí lo hizo el otro compañero de centro con quien se había reunido y que finalmente también ha resultado afectado de Covid-19.

Por otro lado, Salut está atenta también al brote de Alcanar, que tiene su origen en la ciudad de Barcelona. Allí se contagió sin saberlo, después de haber estado en contacto con un compañero infectado, un estudiante del pueblo que el pasado sábado 27 participó en una comida de celebración de cumpleaños con una quincena de amigos en Alcanar. Cuando tres días después del encuentro el chico experimentó los primeros síntomas y comunicó el caso a los médicos, Salud extendió las sospechas de posible infección a todos los participantes y los contactos cercanos. De momento, sin embargo, sólo se han confirmado tres casos positivos.

La gerente de Salut en el Ebre, Mar Lleixà, ha pedido a la ciudadanía no relajarse ante esta situación de goteo de casos: «Tenemos que ir todos a una y hacer las cosas bien. Las cosas no pueden ser como antes mientras no tengamos una vacuna».

Por otro lado, el Ayuntamiento de Tortosa confirmó ayer dos positivos en la ciudad; también Amposta alertó de otros dos, mientras que la Ràpita apuntó uno.

Temas

Comentarios

Lea También