Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tortosa decide si se queda con Meritxell Roigé tras la era Bel

Adam Tomás en Amposta aspira a revalidar cuatro años más la mayoría absoluta con el gobierno de Esquerra

Marina Pallás-Núria Messeguer

Whatsapp
Imagen de la actual alcaldesa de Tortosa, Meritxell Roigé, en su toma de posesión el febrero del 2018.  FOTO: Joan Revillas

Imagen de la actual alcaldesa de Tortosa, Meritxell Roigé, en su toma de posesión el febrero del 2018. FOTO: Joan Revillas

Junts per Tortosa afronta el reto de retener el gobierno en la nueva etapa después del gobierno de Ferran Bel, con la actual alcaldesa, Meritxell Roigé, al frente de la formación.Tortosa decidirá en los próximos comicios municipales si avala el proyecto continuista pero renovado de la actual alcaldesa, Meritxell Roigé, después de que relevara, hace poco más de un año, Ferran Bel en la alcaldía de la capital ebrense. Junts per Tortosa y ERC, el actual gobierno, vuelven a mirar de reojo la posible reedición del pacto del mandato que termina, pero Movem Tortosa insta a los republicanos y al PSC a concretar el pacto de izquierdas que saltó por los aires, hace cuatro años, con el acuerdo CiU-ERC.

ERC ha renovado su equipo, con Xavier Faura como número 1. Jordi Jordan sigue al frente de Movem Tortosa, siendo el primer grupo de la oposición hasta ahora. Enric Roig capitanea de nuevo el partido socialista, como Xavier Rodríguez la CUP. Sí ha habido cambio en PP, al frente Tonyo Vallés en lugar de Xavier Dalmau. Y Ciutadans y Primàries Catalunya buscan entrar en el Ayuntamiento por primera vez.

El futuro del monumento franquista, el Hospital Verge de la Cinta, la mejora del casco antiguo y el uso de los terrenos de Adif son algunos de los temas que más preocupan a los ciudadanos y que los partidos llevan en sus programas. Por otro lado, Amposta otra de las capitales ebrenses, no conoce otras formas de gobierno que no sean la mayoría absoluta desde las elecciones del año 1991 y las probabilidades de que continúe esta tónica son bastante elevadas.

Adam Tomàs, actual alcalde por Esquerra, llega a la contienda con la confianza que podrá revalidar la mayoría absoluta conseguida hace cuatro años y que permitió posar fin a 28 años de mandatos ininterrumpidos de CiU. Tomàs supo capitalizar el descontento ciudadano fruto del desgaste, vicios y sonados escándalos de los convergentes.

Convertido en el principal grupo de la oposición después de perder cuatro regidores, el rebautizado como Junts per Amposta aspira a continuar manteniendo el pulso con una nueve cabeza de lista pero condicionado por fracturas internas. Socialistas y el ex-PxC, Germán Ciscar, encabezando Somos Amposta, intentarán reforzar su representación para liderar la oposición.

El gobierno municipal ha conseguido equilibrar las cuentas y reinvertir recursos públicos en obras de mejora de los espacios públicos y el fomento directo de la ocupación.

Uno de los aspectos más visibles de este mandato, ha sido la proliferación de actividades culturales, y celebraciones que ha llevado muchos ciudadanos a calificarlos, no sin cierta ironía, como «el gobierno de las fiestas y festetes».
 

Temas

Comentarios

Lea También