Tres tornados pisaron el Ebre durante el último vendaval

Según el Meteocat, dos más llegaron a Vilanova i la Geltrú y el Aeroport del Prat, los días 23 y 24 de noviembre

ACN

Whatsapp
Olivos arrancados de raíz en l'Ametlla de Mar a finales de noviembre. FOTO: ACN

Olivos arrancados de raíz en l'Ametlla de Mar a finales de noviembre. FOTO: ACN

El Servei Meteorològic de Catalunya ha llevado a cabo un trabajo de campo para analizar los daños materiales provocados por los fuertes vientos que se produjeron en varios puntos de la mitad sur del litoral entre los días 23 y 24 de noviembre. Esta situación se produjo en un contexto dominado por una depresión con reflejo a todos los niveles de la troposfera, centrada en la península Ibérica, que había quedado aislada de la circulación general atmosférica. A lo largo de varias jornadas hubo precipitación extensa y localmente extremamente abundante, viento fuerte y mal mar. Además, se llegaron a observar, como mínimo, hasta trece trombas marinas.

La visita a los lugares afectados ha permitido conocer el tipo de fenómeno meteorológico que produjo los daños materiales, así como estimar las dimensiones de la franja de daños y la intensidad. Se ha podido concluir que cinco de las trece mangas marinas tocaron tierra. El primer tornado tuvo lugar el martes 23 entorno las 9.45 horas en el término municipal de Amposta, al oeste del Poblenou del Delta. Fue de intensidad EF0, según la escala de Fujita mejorada (viento inferior a los 138 km/h) y recorrió 1,6 km. El segundo tornado fue a las 11.28 en el término municipal de l'Ametlla de Mar y afectó a una franja de 180 metros de anchura máxima y 8,3 km de longitud entre las Rocas Doradas y las Planes. Logró el grado EF1 (138 a 178 km/h).

El tercero de los tornados sucedió en el mismo municipio que el anterior, si bien afectó a cala Forn y Sant Jordi d'Alfama. Tocó tierra alrededor de las 11.50 horas, recorrió 4,2 km, la anchura máxima de la traza de daños fue de 90 metros y fue de intensidad EF1. El siguiente tuvo lugar a las 16.01 horas en el municipio del Prat de Llobregat y afectó el aeropuerto. Fue de intensidad EF0 y la franja de daños fue de 3,7 km, con una anchura máxima inferior a los 50 metros. El quinto ocurrió el día siguiente, el miércoles 24, a las 11.18 horas en Vilanova i la Geltrú. En este caso, la tromba marina se disipó rápidamente después de tocar tierra y solo recorrió poco más de un centenar de metros. Fue de intensidad EF0.

También en Constantí

Independientemente, en Constantí, alrededor de Mas Bové, también hubo desperfectos a causa del viento. En este caso, la hipótesis más plausible es que se hubiera producido un pequeño tornado o un frente de racha intenso asociado a la tormenta que hubo en la zona a las 14.38 horas. La estación meteorológica automática que está situada a pocos metros de la zona afectada registró un golpe máximo de 92 km/h, del suroeste. Se estima que fue de intensidad EF0.

Temas

Comentarios

Lea También