Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un incendio termina con la vida de una madre y su hijo con movilidad reducida en Tortosa

Los Bombers evacuaron del interior del inmueble a un hombre de 68 años con movilidad limitada y su madre de 92 años. El hijo falleció por inhalación de humo y la mujer con quemaduras de tercer grado en el 90% del cuerpo.

Jordi Cabré-Sílvia Fornós

Whatsapp
El fuego afectó un piso de la primera planta del número 13 de la calle de L'Hospitalet. FOTO: DT

El fuego afectó un piso de la primera planta del número 13 de la calle de L'Hospitalet. FOTO: DT

Dos vecinos de Tortosa, madre e hijo, fallecieron ayer miércoles al producirse un incendio en su vivienda, en el número 14 de la calle de L'Hospitalet, en la capital del Baix Ebre.

La madre, de 92 años murió por la gravedad de las quemaduras que afectaron casi la totalidad del cuerpo. La anciana aguantó hasta llegar al hospital Verge de la Cinta al filo de la medianoche, pero los médicos nada pudieron hacer para mantenerla con vida.

Su hijo, de 68 años y con movilidad reducida ya no llegó con vida al hospital. La inhalación de humo fue excesiva para que los primeros auxilios de los médicos del SEM desplazados pudieran hacer algo para mantenerle con vida. Bombers lo sacó de la vivienda, al igual que a su madre, pero fallecía minutos después de la evacuación.

El aviso del incendio se conoció a las 22.24 horas de la noche del miércoles. Las llamas de la vivienda de la calle L'Hospitalet afectaron mobiliario y material diverso de diferentes habitaciones del piso situado en la primera planta del edificio.

Los bomberos evacuaron del interior del inmueble a sus dos inquilinos, el hijo de 68 años con movilidad limitada y a su madre de 92 años.

Mossos d'Esquadra se hizo cargo de las diligencias judiciales y de la investigación para determinar las circunstancias del incendio, que dejó la vivienda inhabitable.

Al resto de vecinos del edificio no hizo falta desalojarlos durante la extinción, ni tampoco después de revisar el edificio, puesto que no hubo daños estructurales.

En el incendio trabajaron tres dotaciones de los Bombers que pudieron controlar las llamas en pocos minutos y darlo por extinguido alrededor de las 23 horas. También trabajaron dos ambulancias del SEM y el médico del Centro de Atención Primaria, dos patrullas de los Mossos d'Esquadra y efectivos de la Policía Local de Tortosa.

Temas

Comentarios