Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un nuevo protocolo puede salvar a la vaca Margarita

La vaca Margarita, criada en Tortosa y trasladada a Marçà, se convirtió en la más viral de Catalunya tras una campaña para no sacrificarla 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de la vaca Margarita en el Santuario Hogar Provegan de Marçà. Foto: Joan Revillas

Imagen de la vaca Margarita en el Santuario Hogar Provegan de Marçà. Foto: Joan Revillas

Un nuevo protocolo del Departamento de Agricultura sobre la actuación en caso de bovinos sin identificar puede salvar a la vaca Margarita del sacrificio, según informa hoy la Generalitat.

El protocolo establece que el propietario debe poder acreditar la identidad y trazabilidad del animal que no esté registrado pero, si esto no es posible, se podría suspender el sacrificio siempre y cuando el propietario se comprometa a mantener al animal vivo fuera del ámbito de la producción ganadera y de la cadena alimentaria.

También debe cumplir con una serie de condiciones estrictas que garanticen la sanidad y trazabilidad del animal, quedando inmovilizado no apto para el consumo, ni para actividades comerciales ni lucrativos.

Su auténtico dueño la regaló a un amigo porque le dio pena sacrificarla, ya que al amamantarla su madre no ganaba peso

Este es, precisamente, el caso de la vaca Margarita, que ahora vive en cuarentena en un santuario de animales de Marçà (Tarragona), a donde la trasladaron los animalistas para evitar su sacrificio

Margarita, una vaca de lidia, vivía en una finca de Tortosa (Tarragona) y, durante más de cuatro años, la cuidaron entre el dueño y los vecinos. Su auténtico dueño la regaló a un amigo porque le dio pena sacrificarla, ya que al amamantarla su madre no ganaba peso.

Sin embargo, ninguno de los dos la registró y una inspección veterinaria por las quejas de otro vecino detectó a la vaca que, en cumplimiento de la normativa vigente, tenía que ser sacrificada ya que estaba indocumentada.

Una niña cuidando a la vaca Margarita

El caso de Margarita se viralizó y se recogieron más de 180.000 firmas a favor de no sacrificarla, ya que siempre había vivido más como un animal de compañía que no como una cabeza de ganado.

Este nuevo protocolo se ha presentado en el marco de la Mesa Sectorial del Vacuno de Carne, donde se ha explicado que se espera que a partir del otoño Cataluña sea declarada oficialmente libre de brucelosis, una enfermedad infecciosa del ganado caprino, vacuno y porcino. 

Comentarios

Lea También