Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

e-Ports, Internet de proximidad en las Terres de l’Ebre

La operadora e-Ports le come el terreno a las multinacionales gracias a la agilidad de su tecnología y la atención al cliente

A.Caralt

Whatsapp
Albert Bertomeu y Robert Guinart, dos de los cuatro socios de la empresa, en su sede de la plaza Alfons XII de Tortosa. FOTO: j.revillas

Albert Bertomeu y Robert Guinart, dos de los cuatro socios de la empresa, en su sede de la plaza Alfons XII de Tortosa. FOTO: j.revillas

En Arnes los clientes de internet de Orange, Vodafone o Movistar no son mayoría, lo son los de una operadora territorial. En Prat de Comte ocurre lo mismo. En Corbera d’Ebre y en otros municipios de la Terra Alta también. e-Ports Ample de Banda i Internet SL cuenta con 4.600 clientes en las Terres de l’Ebre, municipios del norte de Castellón y la Franja de Ponent. Y sus expectativas no dejan de crecer. Ofrecen servicios de internet vía radio y de telefonía a precios competitivos y con un servicio de proximidad que en nada, argumentan, se asemeja con los prestados por los tres gigantes. Les gusta decir que al otro lado del teléfono el usuario no encontrará una máquina sino un técnico de proximidad que le atenderá con celeridad.

La empresa nació fruto de la competencia, feroz, entre dos empresas del sector: Netports SL, que era fuerte en Terra Alta y Ribera d’Ebre, y Ebretic Enginyeria SL, que lo era en el Baix Ebre y Montsià. «Ofrecíamos los mismos servicios, hacíamos lo mismo, y no podemos negar que la relación no era buena», admite con una sonrisa Albert Bertomeu, uno de los máximos responsables de e-Ports. «Al final decidimos sentarnos y crear las bases de un proyecto a largo plazo. La fusión fue efectiva el año pasado después de más de un año de trabajo conjunto», explica. 

Hoy e-Ports cuenta con un red propia de 120 repetidores en las cuatro comarcas del Ebre que les permite ofrecer este servicio de calidad. La red para el cliente final es propia y la red troncal lo es también en buena parte. Los grandes circuitos interurbanos de fibra óptica son alquilados.

Para mantener esta infraestructura tecnológica disponen de una plantilla fija de 21 trabajadores y dos sedes de trabajo, una oficina de atención comercial en la céntrica plaza Alfons XII de Tortosa y una oficina técnica a punto de abrir en Roquetes a disposición de los profesionales.

¿Y que ofrecen en e-Ports? Pues, ante todo, servicio de internet de banda ancha para clientes particulares, administraciones públicas y empresas. «Nuestro precio es altamente competitivo, la mitad del de una gran operadora», afirma Bertomeu. «Con 20 euros + IVA ofrecemos internet de banda ancha, sin contrato de permanencia y sin necesidad de contratar un teléfono fijo», añade Robert Guinart, otro de los cuatro socios de la empresa.

Ahí está una de las claves de su éxito. «El usuario está harto de letra pequeña y costes añadidos. Nosotros los eliminamos y somos competitivos», argumentan.

Evidentemente, quien desee contar con un teléfono fijo, así como de un servicio de llamadas y datos de telefonía móvil lo puede contratar con e-Ports. Y aún estudian añadir el servicio de televisión, en fase de prueba. 

Otro de sus puntos fuertes es la posibilidad de instalar servicio de internet en cualquier sitio, al margen que existe cableado de cobre o fibra óptica, gracias a su tecnología de radioenlace. Así, han abierto a petición de los ayuntamientos áreas de wifi gratuito en  Jesús (Tortosa), Ulldecona, en el campo de fútbol de Roquetes y algunas otras  pendientes de abrir a corto plazo. 

Áreas residenciales de montaña como la situada a los pies de Mont Caro, hoteles rurales como el situado en Arnes o hoteles de costa alejados de la trama urbana trabajan con ellos. «Estamos contentos pero podemos llegar a más clientes, otros 2.000,  calculamos en las Terres de l’Ebre», señalan los dos socios. 

En el horizonte cercano trabajan en ampliar la cobertura en su territorio para fidelizar nuevos clientes y saltar el coll de Balaguer para captar el mercado del Camp de Tarragona. «Tenemos la capacidad para hacerlo».  

Temas

Comentarios

Lea También