10 curiosidades sobre la historia de Hispano Suiza

Hispano Suiza fue fundada en 1904 por Damián Mateu; 117 años después, la compañía sigue en manos de la misma familia. Los vehículos de la marca han sido elegidos por aristócratas, reyes o artistas, que valoraban la tecnología, la fiabilidad y confort de los modelos.

Contenido ofrecido por APMC

Whatsapp
Han sido elegidos por aristócratas, reyes o artistas, que valoraban la tecnología, la fiabilidad y confort de los modelos.

Han sido elegidos por aristócratas, reyes o artistas, que valoraban la tecnología, la fiabilidad y confort de los modelos.

 Hispano Suiza es mucho más que un fabricante de automóviles, y así lo ha demostrado a lo largo de sus más de 100 años de historia. Durante este tiempo se ha convertido en una parte importante de la industria del motor española y también mundial, creando vehículos exclusivos, lujosos, fiables y tecnológicamente avanzados. Estos valores permanecen en la nueva era de la compañía, que resurgió en 2019 con el lanzamiento de Carmen y posteriormente del Carmen Boulogne, dos hiperdeportivos eléctricos de los que, en total, solo se fabricarán 24 unidades.

Durante el último siglo, Hispano Suiza ha sido partícipe de numerosos eventos, competiciones y también de la vida de sus exclusivos propietarios, entre los que estaba el rey Alfonso XIII, todo un enamorado de la marca. Esta es solo una de las curiosidades casi desconocidas sobre la legendaria compañía.

1 - Más de 100 años de historia

Hispano Suiza fue fundada el 14 de junio de 1904 por Damián Mateu junto a Francisco Seix y el ingeniero suizo Marc Birkigt, que había trabajado en los dos antecesores de Hispano Suiza: La Cuadra y J. Castro. La experiencia de Birkigt en la industria fue clave para sentar las bases de la compañía. 

En 1905, Hispano Suiza creó su primer vehículo, el Tipo Acorazado Sistema Birkigt, que equipaba un motor de cuatro cilindros y 20 CV de potencia, y que alcanzaba los 87 km/h de velocidad punta. Le siguió, un año más tarde, el que sería el primer automóvil con motor de seis cilindros construido en España, un modelo de 75 CV de potencia que llegó a completar la ruta Perpignan-Paris en 22 horas; esta proeza recibió una gran atención de los medios de comunicación.

2 - No solo ha fabricado coches a lo largo de su historia

Durante la I Guerra Mundial, Hispano Suiza pasó de estar centrada la producción de automóviles a fabricar motores de aviación. Fue un periodo de éxito para la empresa, en la que aplicaron su experiencia en la fabricación y desarrollo de motores para automóviles en un nuevo campo, que le reportó grandes beneficios. 

Birkigt construyó un motor de avión que se basaba en el de los coches de competición, siguiendo el principio de “mando directo”, de 8 cilindros en V y bloques de aleación de aluminio para reducir su peso. Hispano Suiza comenzó a recibir numerosos pedidos, tantos que tuvieron que vender licencias a fabricantes de Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Italia, Japón o Rusia… En total, se fabricaron más de 50.000 motores Hispano Suiza.
Los motores de aviación de Hispano Suiza también tuvieron su lugar en el mar. El motor más espectacular, un 12 cilindros en V de 60º con 1.300 CV de potencia, se montó en una serie de lanchas de carreras, entre ellas la llamada Aurora, construida en 1935. Birkigt colaboró en el montaje de esta embarcación, que fue subastada hace unos años por una cifra cercana al millón de euros.

3 - El rey Alfonso XIII, un enamorado de la marca

El rey Alfonso XIII jugó un importante papel en la primera época de Hispano Suiza. El monarca era un gran aficionado al automóvil, y nada más descubrir la fiabilidad y prestaciones del producto de Hispano Suiza gracias al modelo de 20 CV que pudo conducir en 1905, quedó enamorado de la marca.

Alfonso XIII fue mucho más que un apasionado de los ‘Hispano’: en 1910 se convirtió en accionista de Hispano Suiza y llegaría a poseer el 8% del total de la compañía. El rey también tuvo un coche nombrado en su honor, un modelo deportivo, biplaza, que tenía un motor de cuatro cilindros en línea y 3.619 cc, con 60 CV de potencia, que lograba alcanzar los 120 km/h. Era el Hispano-Suiza T45, más conocido como Hispano Suiza Alfonso XIII.

4 - El coche de la clase alta

Gracias a las prestaciones de sus vehículos, que combinaban velocidad con ligereza y buenas sensaciones al volante; a su fabricación artesanal con atención al detalle y a la calidad de sus acabados, Hispano Suiza se colocó a la altura de otras reputadas marcas ya establecidas en el mercado. 

Además del rey Alfonso XIII, los vehículos de la marca española fueron elegidos por aristócratas, intelectuales y los más reputados artistas del mundo, como Gustavo V de Suecia, Carlos II de Rumania, Luis II de Mónaco, Pablo Picasso, André Citroën, Coco Chanel, René Lacoste, Paul McCartney o el mismísimo Albert Einstein.

La utilización de automóviles Hispano Suiza estuvo siempre estrechamente ligada a clientes de alto poder adquisitivo, exquisito gusto por el lujo y una pasión incalculable por el automóvil. Hoy en día, los Hispano Suiza clásicos son conservados con sumo cuidado en museos y colecciones privadas de todo el mundo.

5 - Un Hispano Suiza, Bien de Interés Cultural

El Hispano Suiza 30-40 HP fue un modelo importante en la historia de la marca, desarrollado por Birkigt como sustituto del 20-30 HP. De todas las producidas, hay una unidad muy especial, que fue adquirida por el Marqués de Zayas y carrozada por Francisco Capella. 

Este modelo utilizaba maderas nobles y materiales como marfil y plata. El volante estaba situado a la derecha, como era habitual entonces, y contaba con marcos de caoba, tiradores d.e marfil, cristales biselados, cortinillas automáticas, asientos de fino tapizado amortiguado, perfumeros, floreros y numerosos detalles que subrayaban la elegancia y exclusividad de un Hispano Suiza hecho a medida.

El modelo, tras la subasta de los automóviles del Marqués de Zayas, fue adquirido por el Ministerio de Interior y lo declaró Bien de Interés Cultural en 1988, siendo el primer automóvil en serlo y lo que le coloca a la altura de otros monumentos españoles. El vehículo pasó a la custodia de la Dirección General de Tráfico y se encuentra expuesto en el Museo de la Historia de la Automoción de Salamanca.

6 - La cigüeña

El emblema de Hispano Suiza, la cigüeña, es un guiño al legado de la compañía como fabricante de motores de aviación. La marca decidió adoptarlo en todos sus modelos en honor a un piloto francés, Georges Guynemer, que formaba parte de una exitosa escuadrilla que lucía cigüeña en sus aviones de combate y que por supuesto estaban equipados con motor Hispano Suiza.

En 1919, la cigüeña plateada acompañó al nuevo Hispano Suiza H6B en su presentación en el Salón del Automóvil de Ginebra y, desde entonces, ha sido parte importante de todos los modelos de la marca, acompañada por las banderas de España y Suiza. 100 años después, la cigüeña volvió a alzar el vuelo en la presentación de Carmen, también en Ginebra.

7 - El origen de Carmen

Carmen es el nombre que ha dado Hispano Suiza al vehículo con el que ha resurgido. Se trata de un modelo que ha hecho historia; el más avanzado tecnológicamente que se ha diseñado, fabricado y desarrollado en España. La elección del nombre no es casual, es un homenaje a doña Carmen Mateu, nieta de Damián Mateu – fundador de la compañía – y madre del actual presidente de Hispano Suiza, Miguel Suqué Mateu. 

“El nombre de Carmen es un homenaje a nuestra madre. Cuando debatíamos qué nombre poner al vehículo, surgió la idea de que fuese Carmen y a la familia nos encantó”, ha declarado Miguel Suqué Mateu. “Ella siempre me decía que quería ver de nuevo un Hispano Suiza por las calles, y estoy seguro de que ahora estará orgullosa de ello. La firma que se encuentra en la parte trasera del vehículo es su firma original”.

El ’apellido’ Boulogne, que se utiliza para la versión más potente de Carmen, tampoco es una coincidencia. Es un homenaje de la compañía a las victorias logradas por el Hispano Suiza H6 Coupé en la Copa George Boillot, celebrada en la localidad francesa de Boulogne hace un siglo.

8 - Un coche creado las carreras

Los Hispano Suiza Carmen y Carmen Boulogne han sido desarrollado en los circuitos de carreras. Para la creación de este modelo tan especial, que fue presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2019, Hispano Suiza ha tenido el respaldo de QEV Technologies, empresa especializada en competición que construyó el primer coche que se alzó con el título de pilotos del campeonato eléctrico Fórmula E.

Por este motivo, no es un secreto que el Hispano Suiza Carmen cuente con unas prestaciones de ensueño, a la altura de un coche de carreras. Sus 1.019 CV de potencia – 1.114 CV en la versión Boulogne – y sus menos de tres segundos de aceleración de 0 a 100 km/h, le convierten en uno de los coches de calle más potentes y veloces del mundo.

9 - Hispano Suiza tiene un expiloto de F1 en su equipo

Después del proceso de diseño y fabricación, Hispano Suiza ha dejado el volante de sus modelos en manos de todo un expiloto de Fórmula 1 como es Luis Pérez-Sala. El catalán ha sido el encargado del desarrollo del modelo en circuito y carretera, y ha trabajado para garantizar que el selecto grupo de propietarios de los nuevos Hispano Suiza se sientan como un auténtico piloto de carreras.

Además de Pérez Sala, también ha participado en las pruebas el canario Pablo Suárez, un experimentado piloto de rallys y rallycross con formación como ingeniero de motorsport, que ha sido testigo desde el inicio del proceso de creación de esta auténtica obra de arte sobre ruedas. 

10 - La oportunidad de crear el coche de tus sueños

Cada Hispano Suiza Carmen es único. No hay dos iguales en el mundo. El cliente, gracias al programa Unique Tailormade de la marca, accede a una gran variedad de opciones para crear el modelo con el que ha soñado toda su vida. Existen 1.904 combinaciones posibles para diferenciar el hiperdeportivo de cualquier otro que haya en el planeta.

El cliente puede elegir entre tres líneas de configuración que reflejan los principales valores del ADN de la marca - Elegance, Heritage y Sport - y, a partir de los mismos, tiene la opción de elegir distintos colores o materiales para el interior y el exterior del vehículo, que le permitirán dar un toque personal al diseño y adaptarlo a sus gustos. El naming de los colores se ha definido en base a la historia de la marca, como pueden ser el Peralada Green, Swiss Red, Xenia Grey, Birkigt White o Begur Blue, entre otros.

Temas

  • motor
  • hispano suiza
  • apmc

Comentarios

Lea También