Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'A la Costa Daurada le están saliendo canas'

El nuevo presidente de la Federació d’Empresaris d’Hostaleria i Turisme de la provincia de Tarragona valora el momento que vive nuestro destino

Diari de Tarragona

Whatsapp
Eduard Farriol, en la Rambla Nova de Tarragona

Eduard Farriol, en la Rambla Nova de Tarragona

Eduard Farriol es, desde el 1 de mayo, presidente de la Federació d’Empresaris d’Hostaleria i Turisme de la provincia de Tarragona. Esta entidad engloba apartamentos, campings, hoteles, agencias de viajes, hosteleros y PortAventura. Farriol, que sustituye en el cargo a David Batalla, es director general de la cadena salouense Oh!Tels Hotels&Resorts y anteriormente fue presidente de la Associació Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda.

- ¿En el sector turístico van todos a una?
- Sí. Ésta es la gran labor que comenzó David Batalla –anterior presidente de la FEHT– y es el camino que seguiré yo. Todos perseguimos el mismo objetivo: mejorar la temporada, desestacionalizar y que seamos un referente turístico.

- ¿Tienen buen rollo?
-  Sí. Ha habido un cambio generacional en las empresas, ya son la segunda generación, y la mayoría nos conocemos desde que éramos pequeños. Hay buena sintonía.

- La temporada ha arrancado bien. ¿Cuáles son las previsiones para los próximos meses?
- Esperamos que sea un año bueno. Si todo va bien y no hay ningún contratiempo, estaremos rozando las cifras de 2006. Desde ese año no hemos conseguido batir ningún récord de visitantes.

- ¿La crisis se ha acabado para el sector turístico?
- Estamos notando que hay destinos como Turquía, Túnez, Egipto y Grecia que están prácticamente cerrados y eso nos beneficia. Somos un país estable, a pesar de algunos políticos, y ofrecemos muchas cosas aparte de sol y playa. Si algún día fuéramos todos a una, podríamos desarrollar un potencial que muy pocas zonas tienen.

- ¿Quién no rema en la misma dirección?
- Esto no es un trabajo de uno, sino de todos: políticos, empresarios, trabajadores, comercios...

- ¿Cuáles son los rivales de la Costa Daurada?
- En la costa española hay bastantes zonas como la nuestra, por ejemplo la Costa del Sol o Benidorm. Yfuera, la planta hotelera de Turquía está por encima. Tiene hoteles de última generación. Nosotros no somos aún un destino maduro, pero sí que empezamos a tener una cierta edad y nos están saliendo canas. 

- ¿Urge un lavado de cara?
- Los alojamientos ya estamos invirtiendo en mejorar nuestra calidad. Ahora falta que la parte política también lo haga y tengamos carreteras y calles como Dios manda, un tren y un aeropuerto con más vuelos.

- ¿La Costa Daurada es un destino caro o barato?
- Tiene un equilibrio muy bueno entre calidad y precio.

- ¿Le molesta que se diga solamente atrae turismo ‘low cost’?
- No tenemos un turismo low cost. La planta hotelera ha subido de estrellas y los campings han hecho unas inversiones brutales, son los mejores de Europa. En los últimos años los alojamientos han invertido 200 millones de euros y no creo que nadie se gaste ese dinero para buscar turistas low cost

- ¿Seguimos con una temporada de seis/siete meses? 
- Sí. Tenemos que intentar llegar a los nueve meses, aunque es muy difícil.

- ¿Qué hace falta?
- Lo primero, que el 60 % de los comercios de Salou no estén cerrados en octubre. Habría que incentivar que todos, el comercio, los hoteles,  los apartamentos y los campings, abran un mínimo de diez meses al año.

- ¿Qué pasa con el Imserso? 
-  A Mundosenior, la empresa que tiene su adjudicación en la península, el Gobierno le ha concedido un aumento económico que ronda el 5 %, pero nosotros seguimos con los precios congelados desde hace cinco años. No estamos dispuestos a seguir perdiendo dinero, así que, si no hay un incremento, no tendremos Imserso en 2018.


- ¿Saloufest se cargó la imagen de Salou? 
- Ha hecho mucho daño. Abríamos telediarios y portadas de periódicos y siempre para machacarnos. Ya era hora de que se pusiera fin a ese evento. También acabamos el año pasado con el Karibean Spring Break, que anunciaba a los jóvenes que si iban a Salou tendrían su primera orgía de sexo y alcohol. 

- Hay otros ‘spring beaks’.
-  Spring breaks hay a patadas de marzo a junio. Se hacen desde hace años en Salou, Cambrils y en todos los destinos. No son más que viajes estudiantiles de final de curso.

- ¿Cómo ve la evolución del complejo de ocio y turismo previsto en el CRT (antes conocido como BCN World)? 
- Bien. Con una tasa de paro como la que tiene la provincia de Tarragona, de aproximadamente el 20 %, en cualquier lugar del mundo recibirían con los brazos abiertos una inversión de este tipo. Pero aquí discutimos si los puestos de trabajo serán precarios. Lo primero es empezar a trabajar y luego ya están los sindicatos para presionar y que los empleos no sean precarios.

- ¿Cuesta arrancar proyecto turístico en la Costa Daurada?
 - Sí. Aquí tenemos una normativa que regula hasta lo que no hace falta regular. Aparte del Sangulí, hace mucho que no hay proyectos nuevos aquí. La Generalitat y los ayuntamientos ponen muchas trabas y nadie está dispuesto a invertir en un sitio donde compras una parcela y vas a tener que estar cuatro o cinco años luchando. Los inversores quieren facilidades.

Temas

Comentarios

Lea También