Más de Economía

Acceder al mercado laboral en tiempo de crisis

Ganar experiencia y desarrollarse profesionalmente son hoy las prioridades de los jóvenes que buscan un primer empleo

Rafael Servent

Whatsapp
Acceder al mercado laboral en tiempo de crisis

Acceder al mercado laboral en tiempo de crisis

El momento de acceder al mercado laboral llega cuando llega, y el entorno que uno encuentra es el que es. Aunque cada caso es único y no hay circunstancias iguales, para la mayoría de las personas, esa primera experiencia laboral suele darse hoy en la franja de edad que va de los 16 años a los 25 años. A la recurrente alta tasa de desempleo juvenil se le suma, en momentos como hoy, el añadido de los efectos de una crisis.

Tras siete años de descensos ininterrumpidos en la tasa de desempleo de los jóvenes catalanes entre los 20 y los 24 años (tras alcanzar un máximo del 45,6% en el año 2012 y retroceder hasta el 23,8% en 2019), el pasado año 2020 esa tasa de paro volvió a subir hasta una media anual del 30,8%, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Una tasa de desempleo juvenil que se acerca a la que experimentó la generación de jóvenes de hace poco más de una década cuando, en el año 2009 (el primero completo tras la quiebra de Lehman Brothers y el arranque de la Gran Recesión en el otoño de 2008), esa tasa alcanzó el 32,1%.

Las cifras son todavía más desalentadoras cuando se aplican a la franja de jóvenes entre los 16 y los 19 años, cuya tasa de desempleo, que en 2019 estuvo de media en Catalunya en un 36,8%, se disparó hasta el 48,8% el pasado 2020. ¿Cómo afecta al futuro de las carreras profesionales empezar a trabajar en una coyuntura como esta? ¿Cómo mejorar la empleabilidad?

Hays destaca que recibir un buen sueldo deja de ser una prioridad para los jóvenes este año 2021

«Igual que sucedió a partir del año 2008, incorporarse al mercado laboral en estas circunstancias supone acceder  a plazas de menor cualificación o buscar trabajos que están menos remunerados», explica Toni Bartolí, presidente de la comisión de Joves Economistes del Col·legi d’Economistes de Catalunya (CEC). «Entras dentro de una rueda -prosigue- en la que entrar en el mercado laboral en malas condiciones a la vez condicionará las condiciones futuras».

Laia Compte, responsable de la Unidad de Desarrollo Profesional de Esic Business & Marketing School, no piensa que sea tan determinante: «No pienso que el hecho de caer en el mercado laboral en un momento u otro afecte a tan largo plazo. No pienso que sea tan definitivo para la vida profesional de las personas, porque es algo totalmente reversible en base a la actitud de las personas y de sus competencias».

«Entrar en el mercado laboral en malas condiciones marca el futuro» Toni Bartolí. Col·legi d’Economistes

Aunque, como poco, un entorno laboral que ha ido claramente a peor en poco más de un año provoca cambios en las prioridades. En su reciente Guía del Mercado Laboral Hays 2021, esta empresa de Recursos Humanos destaca que, si hace un año, lo que los jóvenes españoles esperaban de su primer trabajo era ganar experiencia (con un 26% de respuestas), trabajar en relación a sus estudios (otro 26% de respuestas) y tener un buen sueldo (17%), este año 2021 el hecho de recibir un buen sueldo ha dejado de ser una prioridad.

Apenas un 8% de los jóvenes encuestados en este informe considera hoy importante ganar un buen sueldo, mientras que se afianza el hecho de ganar experiencia (29%) y, en segundo lugar, tener la posibilidad de desarrollarse profesionalmente (una opción que pasa del 13% de las respuestas del año 2020 al 28% de este año 2021).

Noelia de Lucas, directora comercial de Hays en España, destaca que «lo que quieren los jóvenes es ganar experiencia, y por eso le dan menos importancia al salario». En este punto «la beca -prosigue De Lucas- ha sido un instrumento que muchas empresas han utilizado para incorporar talento, y muchos becarios terminaban quedándose en la empresa. Pero en plena Covid-19, muy pocas empresas han cogido becarios». 
Ante estos cambios en las prioridades, donde ganar experiencia y contar con la posibilidad de desarrollarse profesionalmente se sitúan por delante de cualquier otro factor, son más los jóvenes que se plantean seriamente la posibilidad de marcharse al extranjero o emprender su propio proyecto empresarial como alternativa a la falta de oportunidades.

Hacer la maleta
En el séptimo Informe Young Business Talents, presentado hace menos de dos semanas en base a las respuestas de los jóvenes de entre 15 y 21 años que participaron en la última edición de este programa educativo de simulación empresarial, un 86,9% de los encuestados catalanes se mostró dispuesto a marcharse al extranjero para trabajar. Es una cifra al alza respecto a la anterior edición, cuando la media estatal se situaba en el 73,2%.

«El primer empleo es determinante: puedes entrar en un círculo vicioso» Mario Martínez. Young Business Talents

Mario Martínez, director del Informe Young Business Talents, resalta que, independientemente de lo inmediata que sea para estos jóvenes encuestados su entrada en el mercado laboral (un 40% está pensando en empezar a trabajar, mientras el otro 60% sopesa cursar una carrera universitaria), «el 50% de ellos [un 42,9%, en el caso de los jóvenes catalanes] está pensando que todo va a ser más difícil a corto plazo, y se trata de una tendencia que aumenta, porque ellos conocen las cifras».

«Saben -prosigue- que uno de cada dos no va a encontrar trabajo. Y cuando miran dónde hay trabajo ven que el paro juvenil en Alemania es del 6%». La opción de ir a buscar ese primer empleo allí donde pueden encontrar mejores oportunidades gana posiciones.

«Es algo reversible en base a la actitud de las personas y sus competencias» Laia Compte. Esic Business & Marketing School

«El primer empleo es determinante -destaca Mario Martínez-, y si no encuentras un primer trabajo, más te va a costar luego encontrarlo: entras en un círculo vicioso. Por eso la opción de irse fuera, porque aquí ven que va a ser muy difícil. La perspectiva aquí es muy negra, y ese dato de paro juvenil es brutal».

«No entrar en un buen momento -coincide Toni Bartolí, del Col·legi d’Economistes de Catalunya- puede acabar afectando, y eso puede suponer, por ejemplo, querer irse fuera. Salir al extranjero es bueno -matiza Bartolí-, pero el problema está en que aquí no seamos lo suficientemente buenos como para volver a captar a estas personas».

«Aunque no es una cuestión exclusivamente de irse al extranjero. Sucede lo mismo con el hecho de que la gente se vaya del territorio, de Terres de l’Ebre o del Camp de Tarragona, para irse a 100 o 150 kilómetros. Es igual de preocupante que la gente se vaya a Barcelona y no vuelva», destaca Bartolí.

Montar una startup 
La opción de emprender, junto a la de marcharse al extranjero, es relevante también entre estos jóvenes. En el mismo informe elaborado por Young Business Talents, descontando el posible sesgo que pueda darse del hecho de que los participantes en este estudio formen parte de un programa educativo de simulación empresarial, hay un dato relevante: más allá del 33,5% de los encuestados catalanes que respondieron que sus opciones profesionales de futuro pasaban por ser emprendedores (el porcentaje más alto de toda España), un 14% contemplaba emprender como una forma de garantizarse un empleo.

«Ir fuera siempre es recomendable, por toda la experiencia que se gana» Noelia de Lucas. Hays

«Se están produciendo dos fenómenos. Uno es irte a un país donde haya más posibilidades laborales. El otro es ser emprendedor», destaca Mario Martínez, de Young Business Talents. Emprender por necesidad ya no es algo vinculado en exclusiva a parados de larga duración con más de 45 años, sino que gana peso como primera opción de entrada al mercado laboral.

Cualquier decisión es buena si la persona siente que debe tomar ese camino, reflexionan los profesionales de los Recursos Humanos. Además, es un valor. «Ir fuera -reflexiona Noelia de Lucas, de Hays- siempre es recomendable. Y no solo por tener un trabajo, sino por toda la experiencia que se gana. La movilidad geográfica ha subido mucho, y seguirá subiendo».

«Lo que te generará la oportunidad es cómo desarrolles tus competencias» Pilar Jové. Adecco

De la misma forma, «se valora mucho el emprendimiento», reconoce De Lucas. «No se valora el resultado que hayas tenido con ese proyecto emprendedor -añade-, sino el aprendizaje que te ha dado ese emprendimiento, en forma de pensamiento creativo. Si te lo tomas en serio, es un aprendizaje muy grande, es un MBA a lo bestia».

«Se aprende mucho más de los fracasos o de los no éxitos emprendedores que de los éxitos» Rafael Navarro. Esic Business & Marketing School

Rafael Navarro, profesor de Esic Business & Marketing School, coincide: «Se aprende mucho más de los fracasos o de los no éxitos emprendedores que de los éxitos». Algo que refuerza su también compañera de Esic, Laia Compte: «Es un valor añadido mayúsculo. Todas las experiencias ayudan a adquirir conocimiento, y eso hay que ponerlo en el curriculum vitae».

Pilar Jové, directora de Adecco en el sur de Catalunya, opina que «todo dependerá de lo que te aporte. Por supuesto que animo a ello -explica, en referencia a las opciones de marcharse fuera o emprender-, porque es algo que se valora mucho, pero también hay que tener presente que hay gente a la que le puede ir bien y otra a la que no. En todo caso, pienso que cualquier experiencia es buena, y el fracaso no implica que te cierres puertas».

«Todo aquello que te ayude a introducirte en el mercado laboral, ayuda. Hacer unas prácticas con una beca -explica Jové- es talento que reclutan y querrán retener las empresas. Por pequeño que les parezca, independientemente de que sea remunerado o no, que lo hagan, porque les abrirá un abanico de posibilidades».

Son más los jóvenes que se plantean buscar trabajo en el extranjero o emprender un proyecto

Al final, todo converge hacia un mismo punto: «Lo que te generará la oportunidad es cómo desarrolles tus competencias. Y no hay competencias mejores o peores, todas son buenas. Lo que es importante es el propio autoconocimiento de qué competencias son necesarias en cada caso», concluye Jové.

Temas

Comentarios

Lea También