Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Economía

Economía Emprendeduría

Adiós a las barreras tecnológicas

Dynamind apuesta por romper estereotipos sobre ciencia y tecnología. La empresa tarraconense quiere abrir estos campos a la sociedad y llegar a todos los ámbitos, géneros y edades

Diari de Tarragona

Whatsapp
Tania Valderrama, Ricardo Bonache, Judith Boquera y Jordi Rincón, mostrando parte de su material didáctico.

Tania Valderrama, Ricardo Bonache, Judith Boquera y Jordi Rincón, mostrando parte de su material didáctico. PERE FERRÉ

Mentes dinámicas. El nombre lo dice todo. Dynamind es una empresa creada por jóvenes emprendedores procedentes de los ámbitos de la pedagogía, la educación y la ingeniería. Se unieron con un objetivo claro: romper la barrera psicológica que existe entre la sociedad y la ciencia o la tecnología. Quieren acercar la robótica educativa y la programación a la ciudadanía. Y hacerlo de forma lúdica, desde una vertiente práctica, ligada al aprendizaje experimental y personalizado, tan presente a día de hoy en el ámbito educativo. «Lo hacemos con materiales innovadores y preparando a la gente para que tenga competencias digitales», señala Ricardo Bonache, cofundador de la empresa. En este proceso, los niños y jóvenes tienen un papel fundamental.

Dynamind nació a principios de 2014 y actúa de forma transversal en todo el Camp de Tarragona. Son una veintena de personas y tienen perfiles muy distintos, desde maestros a químicos, pasando por ingenieros. Y proponen actividades curriculares y extraescolares donde trabajan con más de 64 escuelas. También ofrecen cursos y talleres, así como formación especializada para entidades tanto públicas como privadas. Diseñan los servicios en función de la edad a la cual se dirigen, con actividades que van desde educación infantil hasta el público adulto. Y a las familias.

«El mundo de la tecnología no es tan complicado como mucha gente piensa», insiste Bonache. Para ellos es clave trabajar para romper la brecha digital que se crea, demasiado a menudo, entre distintas generaciones de una misma familia. Precisamente en este contexto forman a padres para que puedan ayudar a los niños, como se ha hecho históricamente con las matemáticas o la lengua.

Dejar de ser solo consumidores

«Vivimos rodeados de tecnología. Por ello es importante no ser solo consumidores del mundo digital, sino aprender a desarrollarse en este entorno, con nociones, por ejemplo, de programación». Así lo remarca la coordinadora pedagógica de la empresa, Tania Valderrama, quien se muestra convencida de los beneficios de esta modalidad educativa. «Son ámbitos transversales que van más allá de las carreras de ciencias. Queremos romper barreras y mostrar que la tecnología está en todos los sectores. En todas las edades. Y es tanto para hombres como para mujeres», añade, insistiendo en que «las mujeres tenemos mucho que decir en este ámbito».

Forman al profesorado y asesoran y acompañan a las escuelas en la implementación de la robótica educativa en las aulas de primaria y secundaria. «La robótica ayuda a todos los niños, pero también hemos detectado que es muy útil para los que tienen más dificultades de aprendizaje», señala Valderrama. E insiste en que cada vez hay más gente consciente de la potencialidad de este mundo para el aprendizaje. «Las escuelas están apostando mucho por este tipo de proyectos», añade la gerente de la empresa, Judith Boquera.

 

 

Dynamind es distribuidora de material y también generadora de material didáctico. De hecho, trabaja con empresas nacionales e internacionales en la creación de material. Por ello, viajar es otro de sus componentes clave. Bonache confiesa que le gusta viajar, conocer empresas y otras realidades. Y romper falsos mitos. «No podemos entretenernos. Debemos innovar constantemente», insiste.

APP y videojuegos

Al margen de la robótica educativa, esta empresa tarraconense realiza programación de placas externas, crea aplicaciones para dispositivos móviles, proyectos Do it Yourself (manualidades tecnológicas) y videojuegos, entre otros proyectos. Ahora, acaba de terminar tres nuevos libros que saldrán en verano. «Siempre con el objetivo de romper estas posturas estereotipadas que nos preocupan y acercar la robótica a todo el mundo como una herramienta atractiva», dicen.

La historia de Dynamind arrancó desde una participación en la asociación de robótica de la Universitat Rovira i Virgili (URV). A partir de ahí el proyecto empezó a crecer. Hasta hoy.

La primera academia online

Dynamind ha recibido reconocimientos como el Premi Tarragona Smart City en la categoría de Innovación Social a las mejores ideas emprendedoras; y el primer premio en la primera edición del programa Telefónica Open Future Tarragona. A raíz de este último, han creado la primera academia online de ciencia y tecnología del país, un proyecto que ellos defienden como «el último y más ambicioso», que pronto comenzarán a promocionar, señalan Ricardo Bonache y Jordi Rincón, ambos socios fundadores de la empresa.

Mientras, ultiman los preparativos para una competición que organizan y que llegará a su tercera edición. En ella, las más de 60 escuelas con las que trabajan ponen en común sus conocimientos. Lo harán en dos sesiones. La primera, en Tarragona y la segunda, en Reus. 

Al margen de todo esto, también colaboran con la popular First Lego League.

Comentarios

Lea También