Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Agricultura: El campo estalla por los bajos precios

El Gobierno baja las peonadas para el subsidio, mientras siguen las protestas. En Lleida se manifestaron 1.500 payeses

EFE

Whatsapp
Más de 1.500 agricultores y 420 tractores se manifestaron en Lleida para exigir precios justos para los productos del campo. FOTO: ACN

Más de 1.500 agricultores y 420 tractores se manifestaron en Lleida para exigir precios justos para los productos del campo. FOTO: ACN

El Gobierno decidió ayer rebajar de 35 a 20 el número de peonadas necesarias para acceder al subsidio agrario, una medida «coyuntural», que celebran los sindicatos, mientras el campo mantiene sus movilizaciones con tractoradas y cortes de tráfico.

La decisión se conocía ayer tras la reunión que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz y el vicepresidente, Pablo Iglesias, celebraron con los representantes del sector agrario en los sindicatos CCOO, UGT y SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores).

Fuentes del Ministerio explicaron que la rebaja de las jornadas para acceder al subsidio agrario es una medida «coyuntural», con la que aliviar la actual situación, aunque el Gobierno considera que el sistema de peonadas debe modificarse a «medio plazo».

Las mismas fuentes precisaron que la rebaja para poder acceder a las ayudas, se hará efectiva en «breve», mientras analizan qué otras medidas se pueden adoptar para resolver la crisis de precios que afecta al campo.

Los representantes sindicales que asistieron a la reunión valoraron la disposición del Gobierno a tomar medidas para ayudar al campo y desvelaron el compromiso del Ejecutivo de crear una mesa de diálogo en la que estarán otros ministerios y que buscará una salida a la crisis que vive el sector agrario español.

Un sector que ayer protestó en Valencia, Andalucía, Catalunya y Asturias. La más numerosa, según los organizadores, fue la de la capital valenciana, donde unos 10.000 manifestantes exigieron al Gobierno precios justos y la persecución de prácticas como la venta a pérdidas, en la que según los convocantes incurren las grandes superficies.

Controles a la importación

Sus demandas pasan también por que se amplíen los fondos para seguros, que se habiliten depósitos para crisis, que se exijan controles fitosanitarios y laborales a los países exportadores, y que se estudie el impacto de los acuerdos comerciales con terceros países.

En Andalucía, la convocatoria de una tractorada en Lucena (Córdoba) provocó cortes al tráfico de la autovía A-45, que une Málaga y Córdoba por Antequera, que han durado varias horas..

En Lleida, más de 1.500 agricultores y 420 vehículos (según la Guàrdia Urbana) se manifestaron para denunciar el «riesgo de la supervivencia de las explotaciones agrarias y familiares».

En Oviedo, varios cientos de ganaderos y agricultores se concentraron para pedir unos precios dignos que garanticen la supervivencia del medio rural.

Las protestas forman parte del calendario anunciado hace dos semanas por las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, y que continuarán durante lo que queda de mes. Al margen, las organizaciones convocantes de las protestas enviaron una carta a la ministra de Trabajo en la que expresan su «malestar» tras haber sido desconvocados a la reunión que Yolanda Díaz celebró ayer con los sindicatos.

Mostraron su sorpresa porque, según aseguran, fueron convocadas y «desconvocadas posteriormente» a última hora de la noche de ayer. El Gobierno que había asegurado que no se trataba de una desconvocatoria sino de un aplazamiento, convocó a las tres asociaciones agrarias a un encuentro en Madrid el martes en el Ministerio de Trabajo.

Recortes en las ayudas europeas

La propuesta de presupuesto de la UE para 2021-2027, que debatirán los líderes comunitarios en su cumbre de la semana próxima, plantea una dotación de 1,09 billones de euros, el 1,07 % de la renta nacional bruta conjunta, e introduce recortes en las partidas de cohesión y Política Agraria Común, es decir, que habrá menos ayudas al campo.

La propuesta, elaborada por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, incorpora, además, recortes en las partidas agrícolas y de cohesión, que tradicionalmente han copado el grueso del presupuesto comunitario y que España considera fundamental mantener.

En concreto, prevé una dotación de 329.300 millones de euros para la Política Agraria Común para los próximos siete años, un 13,9 % inferior a los 382.500 millones que se destinan en el marco 2014-2020.

La iniciativa de Michel también incluye los 7.500 millones de euros del Plan de Transición Justa.

Temas

Comentarios

Lea También