Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Andrea Vilallonga: "La imagen es presencia, no belleza"

Andrea Vilallonga es consultora de imagen y comunicación, ‘personal shopper’ y profesora de estilismo en la escuela que lleva su nombre 

Rafael Servent

Whatsapp
Andrea Vilallonga en el Palau Firal i de Congressos de Tarragona. Foto: Lluís Milián

Andrea Vilallonga en el Palau Firal i de Congressos de Tarragona. Foto: Lluís Milián

Cuenta Andrea Vilallonga (Barcelona, 1975) que la mejor forma de conocer qué imagen transmites es «ir a ver a un experto». Es decir, una asesora de imagen personal como ella. Pero que también hay formas de hacer un primer autodiagnóstico. El equivalente a esa báscula con la que, cuando te subes a ella, ves que te convendría hacer ejercicio. «La báscula es grabarse y mirar el vídeo. Ahí es donde uno dice ‘yo no hago esa voz, esa postura...’ A nadie le gusta su voz grabada, pero no se trata de gustarse o no. Es saber la realidad. La báscula es mirarse al espejo. También es preguntar a tu entorno qué imagen das, y si se corresponde con la realidad».

¿Qué importancia adquiere hoy nuestra imagen personal en el entorno laboral?
Hoy y siempre la ha tenido. Si yo vendo un producto como emprendedor o busco trabajo, me estoy vendiendo a mí mismo. La imagen personal forma parte de la comunicación. Y si no sé comunicar lo que soy o quiero, es muy difícil alcanzar mis objetivos.

¿Hay una receta para una buena imagen profesional?
Es una cuestión de credibilidad y coherencia. No existe un prototipo de imagen profesional.

"¿La seriedad tiene que ver hoy con la corbata? Ya no"

¿Era más fácil cuando con una corbata ya parecías un señor serio?
Seguramente. ¿Pero la seriedad tiene que ver hoy con la corbata? Ya no. Dependerá de tu postura corporal, de cómo hablas... y puede ser que la corbata te vaya en contra.

Pero seguirá habiendo patrones, ¿no?
Más que patrones, son sectores. Es ver en qué sector me muevo. No te puedes vestir igual si eres funcionario o médico.

Y si estás en el mundo de las aplicaciones móviles no puedes llevar corbata...
Ése es el error. «Como estoy con APPS, he de vestir camisetas». Pues no. Lo que has de hacer es detectar qué imagen transmites tú. Nos tenemos que mirar ante el espejo. Y quizás ese punto más juvenil lo transmites por tu postura corporal, pero no hace falta que te disfraces tanto. Lo que tenemos ahora es mucha más variedad y, en consecuencia, mucha más autenticidad.

"Muchos malentendidos se deben a que, cuando ven tu imagen, no se corresponde con la realidad"

O mucho más postureo...
Entonces es cuando ves la incoherencia entre el discurso, la postura y la vestimenta. El postureo es fatal. Has de ser muy consciente de lo que estás vendiendo, porque la caída puede ser espectacular. Mejor que lo que vendas sea real. Muchos malentendidos se deben a que, cuando ven tu imagen, no se corresponde con la realidad. 

Y eso impacta en nuestras vidas profesionales.
Eso es. Si ves que tu manera de ser o de comunicar limita tu relación con los compañeros o tu promoción en la empresa, entonces has de cambiar. Una vez, una chica vino a verme porque, aun reuniendo todos los requisitos, nunca la elegían para promocionar en su organización. Le preguntó a su jefe el por qué y le respondió: «No te veo como líder». ¡Todo se resumía a su imagen!

"En un perfil de Linkedin, hoy un 50% es imagen"

¿Qué peso tiene hoy la imagen en una decisión como ésa?
En un perfil de Linkedin, por ejemplo, un 50% hoy es imagen. Si no tienes una foto coherente... Y todavía más hoy, que no sólo es foto, sino también vídeos. Aunque, si no es lo tuyo, mejor no hables. Es decir, no grabes vídeos. Lo que te tienes que preguntar es: «¿Será creíble?». Porque hay cada vídeo... Si piensas que no, entonces no hay ninguna obligación. Eres dueño de tus decisiones.

Pero no puedes escapar al encuentro presencial.
Por eso es tan importante hacer un análisis de qué primera impresión transmites y cuál es tu actitud. La imagen física cuerpo a cuerpo tiene tres fases. La primera es la apariencia pura y dura, que es el 55% de la opinión que se forma la gente de ti la primera vez que te ve. Otro 38% es la expresión no verbal. Es decir, cómo te mueves, cómo caminas, cómo estás sentado. La expresión verbal, es decir tu voz, supone sólo el 7%. Y de ésta, sólo el 2% es lo que dices. Pero puedes ser consciente de que tu voz tiene ese efecto, y se puede potenciar.

"Ese estereotipo de que los guapos lo tienen más fácil no es cierto"

Así que si naces guapo...
La belleza no tiene nada que ver con la imagen. Se puede transmitir con valores. Ese estereotipo de que los guapos lo tienen más fácil no es cierto. Hablamos de carisma y presencia. Lo que Catherine Hakim llama ‘el capital erótico’. Lo puedes tener natural, pero se puede aprender. Aunque cuesta un esfuerzo.

¿Operación ‘cambio radical’?
Ése es el gran error. La asesoría de imagen no es poner guapa a la gente. Y estoy absolutamente en contra de cualquier cambio radical. Todos han de ser progresivos, con pequeños detalles de nada.

Temas

Comentarios

Lea También