Más de Economía

Aprender a liderar

Es importantes en este contexto y para el nuevo Govern la descentralización territorial, pues, en este momento, el territorio tiene que ser decisivo.

Jordi Ciuraneta i Riu

Whatsapp
Jordi Ciuraneta i Riu. Presidente de Pimec Tarragona

Jordi Ciuraneta i Riu. Presidente de Pimec Tarragona

Ya no reclamamos solo la urgencia de tener Govern, sino la necesidad de un ‘buen gobierno’. Un gobierno estable, dispuesto a trabajar para frenar esta pandemia y para lograr la recuperación económica del país. Es decir, un gobierno que acompañe a nuestras pymes en la salida de este callejón sin salida.

Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta en este contexto y para el nuevo gobierno es la descentralización territorial, pues, en este momento, el territorio tiene que ser decisivo. Las concentraciones de las grandes ciudades pueden ser más un problema que una ventaja. Algunos, como yo, hablamos del mundo rural y de la necesidad de coordinar la toma de decisiones desde los territorios, y lamento que, hoy por hoy, parece muy complicado apreciar algún cambio al respecto.

Lo importante es acabar hablando de una nueva gobernanza en la que las cosas vayan de abajo hacia arriba. Y es que uno de los grandes problemas de este país es la falta de liderazgo. Por todo esto, necesitamos con urgencia aprender a liderar. Si no lideramos, no aportamos. Y es por eso por lo que debemos tener clara la importancia del territorio, desde donde tenemos que aprender a no ser solo sucursales y a tomar decisiones que favorezcan liderazgos fuertes, porque, de este modo, podremos sumar en un proyecto de país.

Si hablamos de los Fondos Europeos, creo que son una gran oportunidad, pero ¿estarán a la altura para compensar las pérdidas generadas a raíz de la pandemia? Personalmente creo que son un ‘factor de oportunidad’, es el ser o no ser... Estamos en una sociedad donde impera la doble moral, queremos potenciar la pequeña y mediana empresa, pero, por otro lado, continuamos comprando en Amazon, una de las empresas que más ha crecido en 2020 por el incremento de sus ventas, mientras que nuestros pequeños comercios de proximidad y de territorio tuvieron que bajar las persianas.

Nosotros mismos somos parte de toda esta problemática. Vivimos en dos realidades paralelas que no tienen nada a ver: la realidad del mundo político y administrativo y la que vivimos en el día a día. Los objetivos de cada una son diferentes, los de la primera son a largo plazo, se tienen que tomar decisiones y nunca serán decisiones de riesgo porque se busca una continuidad; y la realidad de las pymes, que arriesgamos cada día y nos hemos acostumbrado a trabajar a corto y medio plazo.

A menudo hago referencia al mundo rural, pues llevo toda una vida dedicándome a él. En este sentido, se ha conseguido mucho, pero no es suficiente. ¿Son sostenibles los espacios tal como los hemos concebido? ¿O quizás se tendría que “ruralizar” la ciudad y hacer que el campo tenga un concepto más innovador, próximo y atractivo para la gente? Es importante saber de dónde vienes para proyectar un futuro mejor y que los errores del pasado no sean las losas que impidan salir adelante. El mundo rural vive con la necesidad de tener una nueva gobernanza, una nueva manera de hacer, que realmente ponga en valor este territorio.

Necesitamos toda la materia gris del territorio, de país, no solo de aquellos cuatro que viven en los pueblos pequeños, sino que necesitamos la materia gris capaz de diseñar un espacio diferente de convivencia entre lo rural y lo urbano, con el fin de llegar a un punto en que ya no haya diferencia. Las nuevas tecnologías nos tienen que dar la capacidad de poder decidir cómo queremos que sea nuestro entorno inmediato.

Jordi Ciuraneta i Riu es presidente de Pimec Tarragona

Temas

Comentarios

Lea También