Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Apuesta por una tecnología limpia y eficiente

Ercros potencia el uso de la tecnología de membrana para producir cloro

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de las membranas que se utilizan en la planta.  FOTO: Ercros

Imagen de las membranas que se utilizan en la planta. FOTO: Ercros

En 2017 Ercros dejó de producir cloro y sosa cáustica con tecnología de mercurio, en cumplimiento de la normativa europea que prohibió el uso de esta tecnología a partir del 11 de diciembre. Esta prohibición se enmarca en la estrategia de la UE para erradicar el uso industrial de este metal, con potenciales efectos nocivos sobre la salud y el medioambiente.

Ercros ha apostado por mantener su liderazgo en el sector cloro-álcali español potenciando el uso de la tecnología de membrana, considerada como «mejor tecnología disponible», por cuanto es la opción más sostenible y eficiente de producir cloro.

Esta tecnología, además de ser más respetuosa con el medioambiente al evitar las emisiones de mercurio, consume hasta un 30% menos de electricidad. Ello es importante puesto que las plantas electrolíticas son grandes consumidoras de esta materia prima.

La reducción del consumo eléctrico es positiva para la sostenibilidad pero también para la competitividad de Ercros, dado que la energía eléctrica puede suponer hasta el 46% de los costes de producción de la división de derivados del cloro.

De esta forma Ercros se ha convertido en el primer productor de cloro y sosa de España

La otra materia prima de las plantas electrolíticas es el cloruro sódico (sal común). Ercros usa para tal fin, principalmente, el residuo salino cloruro sódico producido en las explotaciones de potasa de la comarca del Bages. Con ello contribuye al mantenimiento sostenible de estas explotaciones y a la eliminación progresiva de las escombreras, que son una fuente de salinización de las aguas de la zona. En 2012, Ercros finalizó la explotación de una de estas escombreras –que era de su propiedad– y en la actualidad se encuentra restaurando y revegetando el suelo liberado para devolver la zona a su situación original. Para ello cuenta con el asesoramiento técnico de la Universitat de Barcelona y de la Universitat Politècnica de Catalunya.

El cambio de tecnología ha traído consigo importantes cambios en Ercros. Por un lado, ha cerrado las instalaciones que usaban tecnología de mercurio pero, por el otro, para paliar parte de la pérdida de producción de cloro y sosa que se ha producido, ha ampliado la capacidad de las plantas electrolíticas que operan con membrana. En concreto, ha ampliado las plantas de cloro de las fábricas de Vila-seca I y de Sabiñánigo. A la vista de la buena marcha de los mercados de la sosa y los principales derivados del cloro, Ercros ha anunciado una nueva ampliación que permitirá alcanzar a finales de este mismo año una producción total de 191.000 toneladas de cloro al año.

De esta forma Ercros se ha convertido en el primer productor de cloro y sosa de España, con una cuota de mercado superior al 60%. Todas las actuaciones acometidas para realizar el cambio de tecnología figuran en el Plan Act, que prevé una inversión de 67,4 millones de euros entre 2016 y 2020.

La apuesta de Ercros por el ‘verde’ también incluye las nuevas gamas ErcrosBio PHA, un bioplástico de origen vegetal, reciclable, compostable y que se biodegrada en contacto con el medio acuático, lo que contribuye a reducir la basura marina, y ErcrosGreen+, unas resinas cuyas emisiones de formaldehído son similares a las de la madera natural.

Temas

Comentarios

Lea También