Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Arranca la campaña de contrataciones de verano

La ocupación veraniega en las comarcas de Tarragona crecerá entre un 11,5% y un 24% respecto al año pasado

Rafael Servent

Whatsapp
Un camarero atiende la terraza de un bar en la ciudad de Tarragona. Foto: Pere Ferré

Un camarero atiende la terraza de un bar en la ciudad de Tarragona. Foto: Pere Ferré

Año récord para las contrataciones veraniegas. Durante los próximos meses de verano y hasta pasada la primera quincena de septiembre, la demarcación de Tarragona acumulará más contrataciones que en cualquiera de los años que sucedieron al estallido de la Gran Recesión.

Son las cifras que manejan empresas de Recursos Humanos como Adecco o Randstad, que mantienen detallados observatorios laborales y que calculan que, para la presente campaña veraniega, las contrataciones en las comarcas del sur de Catalunya aumentarán respecto a los mismos meses del año pasado entre un 11,5% (en el caso de Randstad) y un 24% (según las previsiones de Adecco).

Camareros, cocineros y dependientes de comercios son algunos de los clásicos del verano. Este año, sin embargo, se les unen con fuerza otros perfiles más diversos, especialmente en el sector logístico industrial. Hay una explicación: las fábricas ya no cierran en agosto.

"Se empiezan a sustituir las vacaciones con contrataciones temporales" (Pilar Jové, Adecco Tarragona)

«Las empresas empiezan a no cerrar y a sustituir el personal de vacaciones con contrataciones temporales», explica Pilar Jové, directora de Adecco en Tarragona. «Es una tendencia –prosigue Jové– que empezó el año pasado y que este año se está notando todavía más».

Explica Jové que es algo extensivo a toda Catalunya, pero que en el caso de la demarcación de Tarragona llega con algo más de retraso. «Mientras esta tendencia ya era muy sólida el año pasado en otras partes de Catalunya –relata–, en Tarragona se estaba dando mucho menos».

Tiempo de becarios
El sector industrial es el que con más fuerza se ha incorporado a los turnos de vacaciones. Históricamente, había sido también el que solía cerrar con mayor frecuencia en agosto. Operarios de producción y carretilleros acostumbran a ser los perfiles laborales más demandados para cubrir vacantes por vacaciones durante los meses de verano. En oficinas, los vacíos temporales que dejan los turnos de vacaciones suelen suplirse con el propio personal de plantilla. Aunque hay un factor que no debe despreciarse: los becarios.

Julio y agosto son los meses de los becarios en el mundo de la oficina. Con prácticas más o menos remuneradas, su presencia constituye ‘de facto’ una fuerza laboral que suple esas vacantes por vacaciones de los titulares. Pero el mundo de los becarios se circunscribe a las oficinas o laboratorios. En el almacén o en la planta de producción, se tira de contrataciones veraniegas.

Más contrataciones
En las comarcas de Tarragona, Adecco prevé que este verano se firmen 22.796 contratos, lo que supone un incremento del 24% respecto al mismo periodo del año anterior y un crecimiento récord que no se había experimentado desde antes del arranque de la Gran Recesión.

"La campaña de verano de este año en Tarragona tiene perspectivas históricas" (Carolina Díez, Randstad Tarragona)

En comparación con las otras  demarcaciones catalanas, el crecimiento en el número de contratos de Tarragona es, de lejos, el más elevado de Catalunya. Tras ese 24% de incremento interanual le sigue a casi diez puntos Girona, donde Adecco calcula que este año se firmarán un 15% más de contratos veraniegos. Barcelona, con un incremento interanual del 13%, y Lleida, con un alza del 7%, completan el mapa de las proyecciones en Catalunya para esta empresa de Recursos Humanos.

Una posible explicación en el crecimiento de Tarragona por encima del resto de demarcaciones estaría en el hecho de que las comarcas del sur de Catalunya han sido este año las últimas en apuntarse a la tendencia de no cerrar fábricas en verano, iniciada el año pasado con fuerza en el resto de Catalunya, pero de forma mucho más tímida en Tarragona.

En el caso de la también empresa de Recursos Humanos Randstad, las previsiones de crecimiento son algo más  contenidas que en el caso de Adecco, pero aún así superan los dos dígitos. Aquí, el liderazgo en el incremento interanual de contratos veraniegos se lo llevan las comarcas de Lleida, con un alza del 16,2%, a las que siguen las de Girona (un 11,9% más), Tarragona (un crecimiento del 11,5%) y Barcelona (más 10,5%).
 

Algunos perfiles para este verano

  • Camarero: entre 15.000 y 23.000 euros brutos al año
  • Cocinero: entre 17.500 y 20.000 euros brutos al año
  • Dependiente: entre 18.000 y 20.000 euros brutos al año
  • Reponedor: entre 16.000 y 19.000 euros brutos al año
  • Mozo de almacén: entre 17.000 y 19.000 euros brutos al año
  • Carretillero: entre 18.000 y 20.000 euros brutos al año

 

Escasez de perfiles
Sea como sea, Carolina Díez, directora de la oficina de Randstad en Tarragona, vaticina «unas perspectivas muy positivas para la campaña de verano de este año en Tarragona». Con unas previsiones de 9.565 contratos en este periodo, augura «un dato histórico» para la demarcación.

En este contexto, Carolina Díez, de Randstad, admite que «ya estamos volviendo a encontrar dificultades tanto para cubrir puestos técnicos y especializados como para cubrir puestos sin necesidad de especialidad». Además, añade, «la exigencia a nivel formativo y de experiencia por parte de los empresarios ha aumentado».

Experiencia, profesionalidad e idiomas son las cualidades más buscadas este año según esta empresa de Recursos Humanos, con el sector turístico como gran dinamizador del empleo veraniego. Cocineros, ayudantes de cocina, camareros, agentes de viajes, camareros de piso, monitores de tiempo libre, animadores o socorristas serán, en opinión de las empresas de trabajo temporal, algunos de los perfiles más demandados este verano en el sector turístico, con una mención especial a los trabajadores vinculados con el comercio, como los ayudantes de dependiente o los reponedores.

Pero no todo es turismo y comercio en estos meses. El sector agroalimentario y todas las ocupaciones relacionadas con las distintas campañas agrícolas que se suceden en verano tendrán también un papel relevante en el empleo.

A todo esto hay que añadirle el impacto de las vacaciones en una industria que, en el caso cada vez más frecuente de que no cierre en agosto, buscará cubrir vacantes principalmente en las áreas de logística. Mozos de almacén o carretilleros industriales son perfiles estrella y disputados en esta área. 

Temas

Comentarios

Lea También