Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Economía

Arranca la tramitación de la ley de igualdad salarial

La proposición de ley de Unidos Podemos ha recibido el apoyo de todos los grupos, excepto el PP que considera que se trata de una iniciativa ‘demagógica’

Diari de Tarragona

Whatsapp
La secretaría de Mujeres e Igualdad de Comisiones Obreras, Elena Blasco, en un encuentro con los medios ayer para hablar de la brecha salarial. FOTO: efe

La secretaría de Mujeres e Igualdad de Comisiones Obreras, Elena Blasco, en un encuentro con los medios ayer para hablar de la brecha salarial. FOTO: efe

Primer paso, aunque finalmente puede resultar meramente simbólico, para configurar una Ley de Igualdad Retributiva con la que se pueda reducir la brecha de salarios que existe entre hombres y mujeres, así como para actuar en otro tipo de iniciativas laborales con las que se consiga un equilibrio entre géneros en las Administraciones y las empresas privadas.

El Congreso de los Diputados instó ayer al Gobierno a tramitar esa norma con el apoyo de todos los grupos parlamentarios, a excepción del PP, que se abstuvo.

La proposición de ley -una propuesta que no es vinculante ni de obligado cumplimiento para el Ejecutivo- fue presentada por Unidos Podemos y recibió finalmente el apoyo de todo el arco político (con 210 votos a favor) a excepción de los populares, quienes consideran que se trata de una iniciativa demagógica de cara a la conmemoración del 8 de marzo.

La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, defendió la iniciativa legislativa al recordar que la desigualdad no se encuentra en el salario base, sino en otros conceptos retributivos como las horas extra o los complementos, muy vinculados a la situación personal o familiar de cada trabajadora, y que son los que provocan esas diferencias en la remuneración. Desde las filas populares avanzaron que el Gobierno, la patronal y los sindicatos negocian medidas para avanzar en la transparencia salarial y en el fomento de la igualdad en el trabajo. 

Además, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, anticipó que espera que los miembros del Pacto de Toledo alcancen un acuerdo sobre las pensiones en la próxima primavera.

Por otra parte, Báñez se mostró ayer contraria a que se utilice el contrato de formación para mayores de 45 años, en vez de limitarlo a quienes tengan menos de 30 años, como ocurre actualmente, tras la petición realizada por la CEOE. Báñez aclaró que esa medida «no ha sido debatida en el diálogo social», aunque su posición es contraria a esa posibilidad.

Lo que sí está acordado en el diálogo social es que este contrato para jóvenes de hasta 30 años pueda tener una ayuda complementaria de 430 euros, «pagada por Europa» a través de la Garantía Juvenil, de tal manera que podrían cobrar de inicio 1.000 euros entre la ayuda y el salario de convenio.

La ministra recordó que de los 3,5 millones de parados que hay en España, la mitad no ha terminado la enseñanza secundaria obligatoria, por lo que «capacitarles», darles formación, es «básico» para que puedan volver al mercado laboral.

Comentarios

Lea También