Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Banca, finanzas y seguros: "Tendencias y retos de futuro"

Por Jaume Masana, director territorial de CaixaBank en Catalunya. En el mundo digital, los clientes exigen más inmediatez, la personalización del servicio y precios bajos

Diari de Tarragona

Whatsapp
Foto: DT

Foto: DT

El sector financiero se enfrenta a un entorno de gran exigencia. La economía mundial y la de la zona euro se situarán en los próximos años en una fase de crecimiento moderado mientras transitan por una fase más madura del ciclo económico. Los principales retos de futuro en España pasarán por la reducción de los niveles de endeudamiento público, reemprender el camino de las reformas para seguir mejorando la competitividad y, a la vez, sentar las bases para un crecimiento más inclusivo, que no deje a nadie al margen.  

En cuanto a la política monetaria, los tipos de interés probablemente se mantendrán muy bajos durante un largo período de tiempo. Y en lo que a volúmenes de negocio se refiere, esperamos un crecimiento del crédito modesto, lo que combinado con un entorno de tipos muy bajos, seguirá presionando los márgenes y los ingresos del sector. 

El entorno además, nos plantea otros desafíos. Uno de ellos es la revolución de los datos y la movilidad. En el mundo digital, los clientes exigen más inmediatez, la personalización del servicio y precios bajos. Y gracias a las novedades tecnológicas surgen modelos de negocio innovadores que suponen una competencia cada vez más intensa: las fintech, las bigtech y otras entidades se enfocan en diferentes partes de la cadena de valor del sector financiero y presionan los márgenes a la baja.  

Asimismo, la transformación digital también nos ofrece una gran oportunidad para  interactuar más con nuestros clientes, conocerlos mejor, ofrecerles una mejor experiencia y un servicio que se adapte a sus necesidades y expectativas. 

Por otro lado, el sector deberá seguir haciendo frente a un marco regulatorio muy exigente e incierto. A éste, se añade la regulación en el ámbito de la conducta para asegurar no sólo buenas prácticas comerciales sino también un aspecto que ganará importancia: la protección de los datos de los clientes y su privacidad. En CaixaBank tenemos muy clara la importancia de actuar con transparencia e integridad y de contar con un modelo de gobernanza sólido, que asegure el máximo nivel de cumplimiento de las obligaciones en los ámbitos bancario, asegurador y del mercado de valores en los que actúa el banco. 

Debemos también ser conscientes de que, tanto clientes como sociedad, esperan más de las grandes empresas que sólo un buen producto o servicio. Esperan que se impliquen en el progreso de la comunidad, es decir, una mayor responsabilidad social. Y las exigencias sobre los bancos aún son mayores después de los años de crisis. El listón está alto. Pero cumplir con estas expectativas facilitará la recuperación de la confianza en el sector financiero. 

Temas

Comentarios

Lea También