Más de Economía

Bancos con cuentas sin comisiones: una realidad en España

Muchas entidades bancarias han decidido cobrar comisiones por el mantenimiento y movimiento de sus cuentas, lo que ha perjudicado a los clientes. En esta web te ofrece un listado de bancos y cuentas que mantienen su oferta sin cobros adicionales

Contenido ofrecido por Publisuites

Whatsapp
Foto: Cedida

Foto: Cedida

En Europa llevamos muchas décadas depositando nuestro dinero en los bancos, que no solo es seguro sino que además si teníamos suficientes ahorros nos pagaban por ello. Ahora las cosas han cambiado de manera radical.

Muchas entidades bancarias han decidido cobrar comisiones por el mantenimiento y movimiento de sus cuentas, lo que ha perjudicado a los clientes. Sin embargo, afortunadamente, ahora puedes acceder a un listado de bancos y cuentas sin comisiones como el de la web opiniones-sobre.com que mantienen su oferta sin cobros adicionales.

Causas del cobro de comisiones bancarias

Para el sector bancario, el cobro de comisiones se debe a la baja rentabilidad por la disminución del tipo de interés, que es consecuencia de las políticas de interés negativo que ha implementado el Banco Central Europeo (BCE).

Por su parte, el BCE defiende sus políticas, diciendo que son parte de una estrategia para reactivar las economías lesionadas por la pandemia del covid-19.

Adicionalmente, desde hace unos años se viene advirtiendo que, en España, las fusiones están reduciendo el número de bancos, haciendo que ante situaciones como el cobro de comisiones, los clientes tengan menos opciones para cambiarse a otra institución que les ofrezca mayores ventajas.

A pesar de esto, se mantiene una competitividad en el sector y, en efecto, hay bancos que están ofreciendo cuentas sin comisiones.

Más allá de las razones económicas, vale preguntarse si es legal el cobro de comisiones, pero para ello, antes es necesario conocer cuáles son estas.

Comisiones más habituales

Las comisiones más comunes son las siguientes:

* Comisión de Mantenimiento. Es aquella destinada a los gastos administrativos que acarrea la cuenta. Suele ser una cantidad fija anual y se puede evitar vinculándose más a la entidad bancaria, es decir, domiciliando la nómina, pensión o recibos, afiliando pagos de tarjetas o contratando otros productos financieros de mayor valor para el banco (esto, a su vez, genera otros costos).

* Comisión por transferencias. Es generada al transferir parte del dinero a una cuenta de un tercero de otro banco diferente. Su valor varía según el destino, si es nacional o internacional.

* Comisión por tarjetas. Se cobra por la emisión o mantenimiento de cada tarjeta asociada a la cuenta.

* Comisión por ingreso de cheques. Se cobra cada vez que el cliente ingresa un cheque al banco. Generalmente es un porcentaje, con un mínimo por cada operación.

* Comisión de descubierto. Se aplica como porcentaje cuando el saldo de la cuenta es negativo.

* Comisión por retiradas de efectivo en cajeros ajenos. Se aplica al sacar dinero desde un cajero de una entidad bancaria distinta.

¿Son un derecho las cuentas bancarias sin comisiones?

Aunque no son un derecho cuentas bancarias sin comisiones, estas hacen viable su uso y mantenimiento por parte de muchas empresas y personas físicas.

Las comisiones más habituales son completamente legales, y los bancos se suelen cuidar mucho al respecto. Sin embargo, hay que estar pendiente de las letras pequeñas que pueda tener cada una y por ello es recomendable asesorarse en caso de dudas.

Con el cobro de comisiones, el mantenimiento de una cuenta puede convertirse en un dolor de cabeza. Por ello es importante revisar bien al momento de hacerse cliente de un banco, y aprovechar también las oportunidades que brindan aquellas entidades que, pensando en sus clientes, tienen cuentas sin comisiones.

Temas

Comentarios

Lea También