Cada pensionista recibe en su jubilación 1,74 euros por cada euro aportado

El Banco de España calcula que la rentabilidad media de las cotizaciones es del 3,5%, y cree que el mecanismo actual desincentiva la prórroga de la vida activa

EDURNE MARTÍNEZ

Whatsapp
Un pensionista con un chaleco que pide blindar las pensiones públicas se manifiesta ante la sede del Banco de España en Barcelona,
el 6 de julio.foto: ACN

Un pensionista con un chaleco que pide blindar las pensiones públicas se manifiesta ante la sede del Banco de España en Barcelona,
el 6 de julio.foto: ACN

Un trabajador que se jubila hoy recibe un 74% más de lo que aportó al sistema de pensiones. Estos son los cálculos del Banco de España en un informe publicado ayer, en el que explica que la rentabilidad anual de las pensiones es del 3,5% de media. Por tanto, en el acumulado, una persona que se jubiló en 2017 –datos con los que cuenta el estudio– recibirá 1.740 euros por cada 1.000 euros cotizados.

Y supone una ganancia de casi un punto porcentual de poder adquisitivo, ya que el crecimiento de la economía una vez descontada la inflación de los últimos 40 años es de un 2,3% anual. El informe asegura que esta rentabilidad de las pensiones (3,5% y también descontado el IPC) es «muy superior» a las que da el bono a diez años, el activo más seguro, que es de aproximadamente el 0,25%.

Eso sí, el Banco de España advierte sobre las grandes diferencias en la rentabilidad de los distintos tipos de pensiones. Mientras que de media el sistema de pensiones provee de 1,74 euros por cada euro aportado, las pensiones ordinarias dan 2,03 euros, las anticipadas 1,39 euros, las demoradas voluntariamente 1,74 euros y las procedentes de jubilación parcial 1,89 euros.

En estas últimas la distribución sería mucho más homogénea, ya que en el resto las medias proceden de supuestos «muy heterogéneos» que afectan al cálculo, señala el organismo, que pone el ejemplo de que quien se jubila de forma anticipada suele hacerlo 2,6 años antes de quienes lo hacen de forma ordinaria, pero con una carrera de cotización mucho más extensa (40,7 años frente a los 33,6 años), lo que afecta a la rentabilidad final.

Anticipar la jubilación unos meses antes de la edad legal está penalizado, reduciendo de media a 1,39 euros por euro aportado el rendimiento de las cotizaciones. Pero prolongar la vida laboral, con jornada parcial o completa, no tiene efectos significativos positivos. Quienes continúan trabajando de forma reducida obtienen 1,89 euros por euro aportado, y si es a jornada completa, 1,74 euros por euro cotizado. El informe destaca que la rentabilidad máxima se obtendría si la persona se jubila a la edad legal de 65 años, porque si se pospone, obtendría una mayor cuantía, pero durante un tiempo más corto.

A modo de ejemplo, una persona que se jubile a los 65 años con 38 años cotizados con una base de cotización del 45% de la base máxima, generaría una pensión de 1.338 euros. Pero si lo hiciera de forma anticipada a los 63 años, esta pensión sería de 1.124 euros, y si se jubilara a los 67 años, sería de 1.445 euros, pero disfrutaría de ella menos años. Así, el incentivo para alargar la vida activa es «muy limitado» en términos de rentabilidad.

En términos de tasa de retorno, las pensiones de jubilación parcial, cuyos pensionistas han combinado un trabajo con el cobro de una prestación antes de jubilarse del todo, tendría asociada una rentabilidad media del 3,9%, superior a la ordinaria (3,5%). «Este resultado sugiere que esta figura de jubilación puede resultar atractiva como forma de transición gradual entre el mercado laboral y la jubilación», señala el informe.

Temas

Comentarios

Lea También