Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Capturar CO2 para darle una nueva función

La planta de Carburos Metálicos en La Pobla, un ejemplo de seguridad y sostenibilidad

Diari de Tarragona

Whatsapp
El CO2 recuperado sirve para envasar alimentos. FOTO: Carburos Metálicos

El CO2 recuperado sirve para envasar alimentos. FOTO: Carburos Metálicos

La seguridad y la sostenibilidad son los motores de crecimiento y factores clave en la relación de la compañía con sus clientes, colaboradores, empleados y comunidades donde está presente.

La seguridad es primordial y, por ello, Carburos Metálicos destina importantes recursos para el mantenimiento de sus centros e invierte en formación continua sobre seguridad para sus empleados y para aquellas personas con las que, en el desarrollo de su actividad, también interactúa.

La sostenibilidad está en el centro de su actividad empresarial y cuenta con tres ejes actuación: Crecer de manera responsable ofreciendo oportunidades sostenibles que puedan beneficiar a sus clientes, conservar recursos y reducir el impacto medioambiental y cuidar de las personas, de las comunidades y del entorno.

La planta HyCo de Carburos Metálicos en La Pobla de Mafumet atiende las necesidades de producción y suministro de hidrógeno en forma de gas para consumo de la refinería. Este proceso de producción genera como subproducto una gran cantidad de CO2 que la empresa recupera y envía en fase gas, a través de una tubería, a su Planta de La Pobla. Allí se depura hasta conseguir una pureza del 99,99% para, posteriormente, darle un uso en el sector de la alimentación. Este CO2 tiene el certificado FSSC22000 de calidad alimentaria. 

Hoy en día podemos disfrutar de productos frescos envasados en atmósfera protectora en el que se han utilizado mezclas de gases que incluyen CO2 como por ejemplo en las ensaladas. Otro uso de este gas está presente en el mercado del caqui, en su proceso de maduración se le aplican grandes cantidades de CO2 que elimina su astringencia. Ya en el ámbito de las bebidas, el CO2 se encuentra en los refrescos en forma de burbujas y se utiliza también para el tirado de la cerveza. 

A través de este proceso de captura del CO2 Carburos Metálicos reduce la emisión directa a la atmosfera y ofrece usos alternativos de este subproducto.

Compromiso con la sociedad

La planta de La Pobla está concebida también para producir protóxido de nitrógeno (N20), un gas medicinal que se utiliza principalmente como adyuvante de la anestesia general.

El proceso de producción del N20 genera un agua rica en nitratos. Carburos Metálicos desestimó una posible comercialización de este subproducto como materia prima para los fabricantes de fertilizantes, pero tuvo en cuenta su valor y estudió la posibilidad de su uso como abono nitrogenado para los campos de cultivo cercanos a su planta de producción. 

Para llevar a cabo esta obra de ingeniería, la empresa estudió las posibilidades de suministro, la cercanía a la balsa de riego de la comunidad de regantes de la zona desde su planta de producción, inversión en la infraestructura y elementos necesarios de interconexión y control entre depósitos, seguridad y control de calidad del producto y su regulación mediante protocolo.

En 2015, Carburos Metálicos firmó un convenio con la comunidad de regantes para el aprovechamiento del agua rica en nitratos por el cual realizó una cesión gratuita de este producto a la Comunidad de Regantes de la Sequieta para el riego de sus campos de avellanos. La Comunidad de los Regantes de la Sequieta contribuye a la producción de avellana del Baix Camp. Este proyecto recibió una mención especial en los premios EIGA 2016 organizados por la Asociación Europea de Gases Industriales.

Temas

Comentarios

Lea También