Cómo prepararse para una entrevista de trabajo telemática

Cuatro consejos para afrontar con éxito una modalidad al alza en los procesos de selección de las empresas

Diari de Tarragona

Whatsapp
Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

La Gran Reclusión también ha cambiado los procesos de selección. Las entrevistas telemáticas y el uso de la Inteligencia Artificial han irrumpido con fuerza en la búsqueda y atracción de talento, y la tendencia no hace más que acelerarse.

La primera evidencia es que los algoritmos han asumido la recepción de curriculums vitae. Entregar un CV en mano tiene los días contados y, cuando aplicamos para una vacante, la primera interacción va a ser con una máquina. Que, a la vista de los datos, es capaz de obtener muchos mejores resultados que un humano en esta primera criba.

Un reciente informe de Atento -proveedor de servicios de relación con clientes y externalización de procesos de negocio- asegura que 8 de cada 10 candidatos entrevistados mediante soluciones basadas en Inteligencia Artificial (IA) son aprobados para cubrir las vacantes solicitadas.

Se trata de un aumento de 30% en el índice de aprobación en comparación con el método tradicional. En este contexto, el nivel de aprobación de candidatos ha pasado de un 50% en 2019, donde predominaba las entrevistas presenciales, a un 80% en 2020, mediante herramientas virtuales.

Pero, aunque facilita mucho las cosas y ayuda a mejorar los resultados, la Inteligencia Artificial está lejos de asumir por completo un proceso de selección. Hará falta, en la mayoría de los casos, pasar por la entrevista de trabajo... que hoy ya es mayoritariamente telemática.

Gina Aran, profesora colaboradora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), explica que, si antes de la pandemia el 40% de las entrevistas de trabajo ya se desarrollaban en formato virtual, ahora la tendencia ha aumentado exponencialmente. Estas son algunas de las claves que esta profesional propone para enfrentarse a esta situación con éxito: 

  1. Tener por la mano la tecnología que vamos a usar: Existen dos tipos de entrevistas telemáticas: grabadas y en vivo. En el primer caso, habrá que responder en un vídeo a algunas preguntas que nos propondrá la empresa y, en el segundo, la entrevista se llevará a cabo en directo mediante plataformas tecnológicas o aplicaciones como Zoom, Skype o BlueJeans. Tenemos que comprobar con antelación que la tecnología funciona bien (micrófono, cámara y conexión a internet). En cuanto nos manden el enlace con la invitación para realizar la videoconferencia, hay que instalarse la aplicación (si no la teníamos) y hacer una prueba. En el caso de que algo falle, hay que comentarlo a la empresa inmediatamente y ofrecer otra opción. Si nos sentimos inseguros, podemos ensayar un simulacro de entrevista con una persona de confianza, practicar y grabarla para corregir posibles defectos.
  2. Puntualidad y formalidad: No por estar haciendo la entrevista desde casa debemos mostrar una imagen más informal que si estuviéramos en una oficina, y esto afecta a la forma en que nos vestimos, en que nos comportamos o en que nos expresamos frente al entrevistador. Para que la persona que está al otro lado de la pantalla tenga la sensación de que la estamos mirando a los ojos, debemos mirar directamente a la cámara del ordenador o el teléfono. Debemos ponernos de acuerdo con las personas con las que convivimos para que no haya ruidos inesperados o interrupciones durante la conversación.
  3. Cuidar el fondo: El fondo debe ser lo más neutro posible y con buena iluminación, como una pared, aunque si por ejemplo la entrevista es para un puesto de teletrabajo y disponemos de un espacio idóneo para trabajar en casa, podemos mostrarlo, cuidando siempre que aparezca ordenado. En el caso de que no tengamos ningún lugar adecuado en casa, podemos elegir un fondo virtual que nos proporcionan algunas de las plataformas de videoconferencia.
  4. Prepararse la pregunta final: No hay que olvidar prepararse la pregunta «¿Qué has hecho durante el confinamiento?», porque va a ser una de las que más nos van a hacer en las entrevistas de trabajo post Covid-19. Aquí se puede ofrecer una pincelada más personal, pero lo que realmente están valorando quienes están al cargo de estos procesos de selección son habilidades como la adaptación al cambio o la gestión de conflictos, así que son buenas respuestas las que demuestran que durante este periodo hemos sido proactivos. Decir que hemos aprovechado para hacer un curso de formación también es una buena respuesta.

Temas

Comentarios

Lea También