Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Compras a última hora: una tradición en la noche de Reyes

Las grandes superficies como El Corte Inglés o el Parc Central fueron las que generaron más actividad para conseguir los últimos regalos antes de la cabalgata

LAURA ROVIRA

Whatsapp
Las compras del domingo antes de la cabalgata de los Reyes Magos, generan una gran actividad comercial en la ciudad.. FOTO: Pere Ferré

Las compras del domingo antes de la cabalgata de los Reyes Magos, generan una gran actividad comercial en la ciudad.. FOTO: Pere Ferré

«Esta tarde, cinco minutos antes de la cabalgata será brutal, no se podrá caminar por la tienda». Estas eran las palabras de Meritxell, una trabajadora de la juguetería Gasco, situada en la Rambla Nova. Y es que aunque en la noche de reyes los regalos ya tendrían que estar de camino, la mañana del 5 de enero suele ser una carrera comercial para muchos a los que se les ha echado la Navidad encima. «Se notan mucho las compras de última hora, estos últimos días la actividad se multiplica», declaraba Meritxell.

Las prisas y los nervios también se acentúan cuando las cartas a los Reyes Magos no están muy claras. «Ves a padres o abuelos muy perdidos que directamente te piden ayuda para encontrar un regalo», comentaba Mertixell.

Alfonso y Mar, eran una de esas parejas que habían destinado la mañana del domingo para completar la lista de deseos de sus hijos. «Somos un desastre, cada año nos pasa igual», expresaba esta pareja que buscaban un último regalo, las figuras de los Superzings, que según Mertixell, han sido uno de los juguetes más vendidos como también el juego de mesa Padres contra Hijos.

Unos reyes despistados

«Aún me faltan tres regalos y solo tengo esta mañana», comentaba Ramón, uno de los primeros clientes del domingo de El Corte Inglés que a las 10 en punto ya estaba paseando por la zona de libros y discos. Allí, le esperaba Meri, trabajando un domingo más y deseando que a los ayudantes de los reyes no les quedará mucho más que comprar. «En estos días de fiesta, la afluencia es exagerada, sobre todo, en días previos a celebraciones como Nochebuena o hoy, antes de la cabalgata», declaraba Meri, quien no tenia duda de que Ramón solo seria el primero de muchos y que la jornada del domingo sería muy intensa. «La mayoría de gente viene con las ideas claras y te piden que les ayudes a buscar un libro o un disco, aunque el producto estrella de estas navidades han sido los vinilos», expresaba Meri.

A medida que se acercaba el mediodía, la afluencia de gente iba aumentando, y ya eran más personas las que formaban una cola para pagar o ser atendidos. En la planta baja, continuaba la actividad y es que para envolver los regalos también se tenía que hacer cola. Esther, otra trabajadora de El Corte Inglés, se estrenaba esta temporada en la empresa pasando todas las fiestas envolviendo todo tipo de regalos y viviendo la experiencia de la Navidad de forma diferente. «Yo no pensaba que hubiera tanta actividad aquí pero la gente se espera más de media hora para que le envuelvan los regalos», comentaba Esther.

El tráfico, los coches en doble fila y el movimiento alrededor de El Corte Inglés a media mañana y a pocas horas de la cabalgata, representaban el último fin de semana de la Navidad que, año tras año, sigue generando una fuerte actividad comercial. «Llevo trabajando cinco años aquí y creo que siempre va haber gente comprando a última hora, incluso durante la cabalgata, es una locura», declaraba María, una de las responsables de sección de El Corte Inglés.

Regalos de última hora

El Parc Central era otro de los puntos más activos durante la mañana de ayer y es que la retención de coches para acceder a las entradas del parking, muy habituales en estos días de fiestas, eran un indicativo de que los reyes tampoco habían acabado de comprar allí.

Las escaleras mecánicas llenas y ninguna tienda vacía. «Estos días son de mucha actividad comercial pero ayer fue especialmente intenso y hoy creo que pasará lo mismo», explicaba Núria, una trabajadora de la tienda deportiva JDSports.

Navidad, una magia consumista

El gasto medio en compras navideñas en España se sitúa en 554 euros, una cifra que sobrepasa la media europea de 461 euros y que supone un 2,4% más que el gasto real registrado en las mismas fechas el año pasado. Además, casi la mitad de este gasto se destina a los regalos con una media 238 euros, 45 más que en el resto de Europa.

Las compras de última hora y el inicio de las rebajas hacen que gran parte de este gasto medio durante las Navidades se concentren en días señalados. La víspera de la noche de reyes es una de las jornadas que más consumo registra de todo el año y es que el deseo de que ningún niño se quede sin regalo o decepcionarlos al no cumplir su carta a Papá Noel o a los Reyes Magos, hace que las compras se multipliquen.

«Vamos como locos buscando una muñeca que no encontramos por ningún lado y es que tiene que ser esa, no quiere ninguna otra», comentaba Eva, mientras buscaba el ansiado regalo de su hija en la juguetería Gasco, donde Meritxell ya empezaba a buscar alternativas para muchos clientes de última hora que preparaban la noche de reyes llenando de movimiento y actividad comercial la ciudad para acabar el trabajo de los Reyes Magos.

Temas

Comentarios

Lea También