Más de Economía

Economía Emprendedores

Cosmética ecológica y de proximidad

Desde Porrera, Aida Mateo produce y comercializa una gama de productos cosméticos elaborados, entre otros componentes, a base de uva, avellana y oliva del Priorat

Rafael Servent

Whatsapp
Aida Mateo Giral, junto a algunos de sus productos cosméticos, en Mas Ardèvol, en el Priorat FOTOS: Fabián Acidres

Aida Mateo Giral, junto a algunos de sus productos cosméticos, en Mas Ardèvol, en el Priorat FOTOS: Fabián Acidres

Cuenta Aida Mateo Giral (28 años, Cornudella de Montsant, Priorat) que no fue hasta que se encontró en la otra punta del mundo, en plena Sunshine Coast australiana, que se dio cuenta de lo valioso que era lo que su madre Maria Teresa Giral y su socia Gemma Peyri habían creado una década atrás.

Nina Priorat, la marca de cosméticos ecológicos de proximidad con sede en Porrera (Priorat) fundada por estas dos emprendedoras, estaba del todo alineada con una creciente comunidad global de consumidores sensibilizados con cuestiones como la sostenibilidad, la circularidad o la reivindicación de la identidad y la herencia cultural local.

Titulada en Finanzas y Contabilidad en la Universitat Rovira i Virgili (URV), y tras un tiempo trabajando en el sector turístico en Tarragona, Aida Mateo decidió coger un billete solo de ida hacia Australia, dejando su futuro totalmente abierto. Tras un periodo trabajando en la hostelería y mejorando su inglés, decidió volver a Cornudella de Montsant en 2018, temporalmente, para decidir hacia dónde encaminar su vida profesional. Tenía dos opciones: Barcelona o Australia, trabajando ya en ese caso en algo acorde a su formación.

El resultado no fue ninguna de esas dos opciones. Las terceras vías no solo existen, sino que a veces triunfan. Recién regresada de Australia, su madre Maria Teresa y su socia Gemma en Nina Priorat le comunicaron que tenían intención de abandonar ese proyecto para centrarse cada una en los negocios de alojamiento rural que habían iniciado, como pioneras en el Priorat, hacía más de 25 años. La edad suma experiencia, pero también hace necesario priorizar esfuerzos. Aida Mateo vio la oportunidad y decidió tomar el relevo, en un claro ejemplo de reemprendimiento, siguiendo su propia estrategia.

"No puede ser que para hacer una crema compres las materias primas en la india" - Aida Mateo, creadora de Nina Priorat

La primera decisión, cuando asumió el liderazgo de Nina Priorat en febrero de 2019, fue volcarse en la venta online y el marketing digital. Además, abrió su actividad a la formulación, diseño y fabricación de productos cosméticos para terceros, en base a su experiencia, a través de Priorat Cosmètic, la empresa que gestiona la marca Nina Priorat.

Con sede en Porrera y centro de producción en el Camp de Tarragona, Nina Priorat concentra hoy más del 70% de los 70.000 euros de facturación anual de esta empresa, en la que trabajan cuatro personas, con 13 referencias de productos (geles, champús, cremas corporales, cremas faciales, pastillas de jabón...) naturales, ecológicos y certificados.

Productos de la marca Nina Priorat

Brisa de uva, aceite de avellana y aceite de oliva son los tres ingredientes principales de sus cosméticos, todos ellos de proximidad y con certificación ecológica. «Nuestras materias primas -defiende Aida Mateo- son tan buenas como cualquiera de las que puedan llegar de Asia o África, y cada vez hay más gente que quiere saber qué consumimos y cómo lo consumimos, y que quiere que esté hecho de la manera más ética posible. No puede ser que para hacer una crema compre las materias primas en la India».

Con una producción de cerca de 4.000 unidades al año (un 40% con base de uva, otro 40% avellana y un 20% aceite de oliva), el precio de venta final al público oscila entre los 7,90 euros por una pastilla de jabón ecológica con aceite de oliva hasta los 47,90 euros por una crema facial con extracto de uva y aceite de avellana, el último producto que acaban de sacar al mercado.

Temas

Comentarios

Lea También