Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Creaciones a partir del reciclaje en Bràfim

Joan Parra se dedica a la artesanía del reciclaje, para transformar objetos en desuso en muebles, lámparas y mandalas

Joan Boronat

Whatsapp
Joan Parra, en su taller de Bràfim.FOTO: Cedida

Joan Parra, en su taller de Bràfim.FOTO: Cedida

«Duncantoalaltre es un proyecto que nace de la casualidad. Surge de los ánimos y las motivaciones de buenos, muy buenos amigos y de los familiares que me insuflaron las fuerzas para ponerlo en marcha». Así de sincero y contundente se expresa Joan Parra, de Bràfim, al referirse a los orígenes de la actividad creativa que desarrolla, teniendo como base la reutilización y el reciclaje.

Joan Parra trabajaba en una empresa multinacional dedicada a la electrónica, instalada en el Polígono Industrial de Valls, pero sus inquietudes creativas le llevaron a iniciarse como hobby en la creación de muebles y objetos decorativos con materiales reciclados «que solía  regalar a amigos y familiares». Como hemos señalado al principio fueron éstos quienes le empujaron a dar el salto definitivo a lo que para Joan «es una cultura, una filosofía de vida».

FOTO: Cedida

Así que, una vez independizado de casa, se convirtió en trabajador autónomo para ir al encuentro de materiales desechados y aceptar donaciones, para su aprovechamiento y transformación. «A muchos de estos enseres que despreciamos les queda todavía mucha vida; se trata simplemente de darles un toque diferente o cambiarles los usos, lo cual se me antoja apasionante», afirma Parra. Y así es como muchos de estos objetos pasan «d’un cantó a l’altre».

Por encargo

Desde hace un lustro, este artesano del reciclaje trabaja por encargo en su taller de Bràfim, donde además tiene una pequeña exposición de algunas de las piezas que transforma. Todo tipo de muebles (mesas, mesitas, armarios, estanterías...) en madera, aunque a veces combina con hierro.

Asimismo mantiene abierta «otra línea de producción», basada en la confección de joyeros y lámparas múltiples usando preferentemente, en el segundo caso, botellas de cristal traslúcido aprovechando las que una bodega del pueblo utiliza para la venta de sus vinos embotellados.
De todo el conjunto de sus creaciones, Joan Parra se jacta de haber «rehabilitado y decorado los  llamados espacios muertos de muchas casas».

Mandalas con base de madera

Otro capítulo es el de los mandalas con base de madera, que Joan Parra se encarga de pintar siguiendo los consejos de Conxi, su madre, experta en pintura decorativa, «donde uno encuentra espiritualidad y meditación», comenta.

De espíritu viajero, el brafimense ha recorrido países de Sudamérica y la India, «donde tienes un choque cultural al ver cómo los oficios artesanos se mantienen vivos, mientras que aquí desaparecen», relata, para añadir que «te sorprendes al ver, en hostales donde me he alojado, cómo se reutilizan muebles y otros elementos».

Joan Parra confía en su trabajo para «poder vivir exclusivamente de ello». Ya se ha dado a conocer en muestras y ferias, como la exposición de oficios y artesanía del reciclaje en Sarral, o a través de su participación en la Fira Medieval de Batea (Terra Alta). En estos momentos está valorando la posibilidad de  exponer en Vila-rodona y, en definitiva, consolidarse en el mercado de esta especialidad.   

Temas

Comentarios

Lea También