Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Economía

Creatividad: 11 letras gratis

¿Qué podemos hacer para potenciar y aprovechar mejor todo el talento creativo que tenemos? ¿Por dónde empezamos, como individuos, para sacar partido de algo que cada vez andará más buscado?

Jorge Ruiz

Whatsapp

Escuela de Empresa es una iniciativa conjunta del MBA de la Universitat Rovira i Virgili (URV) y Economía & Empresas del Diari de Tarragona para construir un espacio de divulgación de contenidos en materia de coyuntura, gestión, liderazgo y emprendimiento.

Los mercados fuerzan a las empresas a ser cada vez más creativas para poder innovar y mejorar continuamente de manera acelerada. No sólo en sus productos, sino en sus procesos internos, de producción, logística, marketing, recursos humanos.... La creatividad ahorra muchísimos recursos y tiempo, y además genera beneficios, pero no se puede comprar, y ni siquiera se puede contratar a gente que la haya estudiado. Generalmente la creatividad aporta más valor en las pequeñas soluciones del día a día que en la superidea, en la que casi todo el mundo piensa, para tener éxito.

Cada vez hay más empresas interesadas en potenciar y aprovechar la creatividad de todos sus empleados, pero en este artículo únicamente nos vamos a centrar en la creatividad individual.

¿Qué podemos hacer para aumentar nuestra CREATIVIDAD? Cada una de sus letras nos dan una pista:

  • Centrarse en una idea A no ser que nuestra fortaleza creativa sea muy potente, es recomendable centrarnos en un asunto al que se le quiera buscar una solución. De esta forma, al cerebro le quedará clara cuál es la prioridad y hacia dónde debe centrar su actividad.
  • Reintentar hasta diez veces (equivócate) sin abandonar Hay que aprender a disfrutar de la montaña rusa de la creatividad. Subidones cuando parece que llegamos a la solución y bajadas de ánimo al comprobar que no lo conseguimos.
  • Entusiasmo por la idea y su recompensa La motivación es esencial para encontrar mejoras o soluciones. Es preferible elegir temas que nos resulten interesantes para obtener mejores resultados.
  • Actividades placenteras o entretenidas Nos ayudarán a despriorizar funciones ejecutoras del día a día, que se gestionan principalmente en el córtex prefrontal dorsolateral, permitiendo así concentrar nuestra mayor actividad cerebral en el córtex prefontal medio, responsable de los procesos creativos.
  • Tonterías a discreción Dejémonos llevar por la imaginación. No nos limitemos, exageremos, inventemos lo que necesitemos, busquemos lo que sería ideal para nosotros, para los demás. En nuestra mente todo es posible, y luego ya habrá tiempo para transformarlo a la realidad.
  • Idea semilla Pongámosla en nuestro cerebro, y al menos una vez al día reguémosla con unos minutos de atención. Irá evolucionando y provocará un aumento de la producción de dopamina (neurotransmisor) que nos hace más creativos, alegres, optimistas e ilusionados.
  • Vuelta al problema Intentemos descubrir cuántas dimensiones tiene el problema para poderle entrar por cada una de ellas. Cuando estemos atascados juguemos a ponernos en el otro lado, exageremos la situación para entender cuál sería la tendencia y por dónde rompería. Las reglas de un problema no las ponemos nosotros, así que no nos limitemos. Emplear «¿Por qué...?» de manera encadenada nos puede llevar a encontrar una camino diferente de solución al problema.
  • Ideas muertas Cada día apreciamos cosas que no nos gustan y se podrían mejorar. Se trata del inicio de posibles buenas ideas, pero si no las apuntamos y trabajamos sobre ellas, mueren.
  • Dedicar un periodo de tiempo para esta actividad Sin distracciones que puedan devolver en milésimas de segundo la actividad a la parte ejecutora (llamadas, mensajes, visitas...).
  • A por la tercera solución No nos conformemos con la primera solución encontrada, aunque nos parezca muy buena. Simplemente la aparcamos y la consideramos no válida. Generalmente, a ésta llegan otros/as, incluso nuestra competencia. Trabajemos en una segunda solución, y preferiblemente desde un punto de vista diferente. Lo ideal es llegar hasta una tercera solución. Esta sí que resulta ser rompedora.
  • Disciplinas combinadas La evolución de los diferentes sectores empresariales ha sido impresionante, sin embargo no ha habido una transferencia real de conocimiento entre ellos. Combinar soluciones de diferentes áreas de negocio puede resultar en una importante innovación para el nuestro.

Temas

Comentarios

Lea También