Cultura financiera a base de ‘prueba-error’

Uno de cada dos españoles reconoce tener un nivel de educación financiera bajo o muy bajo, mientras que cuatro de cada diez aseguran que los conocimientos que tienen proceden únicamente de su experiencia personal

Rafael Servent

Whatsapp
Futuristic Business challenge failure concept with glowing low polygonal arrows and target

Futuristic Business challenge failure concept with glowing low polygonal arrows and target

Uno de cada dos españoles asegura tener un nivel de educación financiera bajo (40,24% del total) o muy bajo (7,53%), según un avance de la última encuesta de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) titulada Cómo ven los consumidores su educación financiera. Este estudio, que analiza cómo han evolucionado las percepciones de los consumidores sobre su propia educación financiera entre 2013 y 2021, arroja un primer diagnóstico preocupante: ese 48% de los encuestados que reconoce una competencia financiera baja o muy baja no ha variado en los últimos años.

Un 81% de ciudadanos reconoce haber firmado un contrato sin entenderlo a fondo

Pese a la proliferación de iniciativas para mejorar los conocimientos financieros de la ciudadanía, en un 42% de los casos estos siguen basándose únicamente en la experiencia personal. Es decir, el método de prueba-error. En este aprendizaje se incluye la contratación de productos y servicios sin comprender bien los conceptos básicos, por falta precisamente de un nivel elemental de alfabetización financiera.

  • Firmar sin entender

En este punto, un 40% de los clientes bancarios reconoce no entender bien las comunicaciones de su entidad financiera, mientras que un 81% de los ciudadanos reconoce haber firmado un contrato sin entenderlo correctamente, cifra muy superior al 49% que trasladó esta inquietud en 2016, y al 73% que lo hizo en 2013.

Ese 81% de personas que admite haber firmado alguna vez un contrato financiero o bancario «con la sensación de no saber exactamente lo que firmaba» contrasta, por otro lado, con los niveles de consciencia que tienen los ciudadanos sobre sus propias limitaciones en materia financiera: cinco de cada diez (el 46,94%) sostiene que su nivel de educación financiera, igual que sucede con el idioma inglés, es «medio». Apenas un 11,29% afirma que su nivel es alto. 

Uno de cada tres enquestados estima que no es suficiente por sí misma para corregir los actuales desequilibrios en las relaciones banca-consumidores.

A la vista de los los datos recogidos en esta encuesta realizada a más de 1.200 consumidores en toda España, Adicae considera «preocupante» la tendencia mostrada en su lectura. Y, aunque la práctica totalidad de los consumidores reconoce como importante (29,76%) o muy importante (68,90%) la educación financiera, mientras que apenas el 1,4% cree que es poco o nada importante, uno de cada tres estima que no es suficiente por sí misma para corregir los actuales desequilibrios en las relaciones banca-consumidores.

Junto a ese 42% de encuestados que reconoce que su experiencia personal ha sido la única forma de adquirir conocimientos en materia financiera, un 24,8% dice formarse leyendo materiales como libros o guías, mientras que apenas un 9,2% asegura haber recibido formación financiera claramente orientada a proporcionar una base sólida.

  • Sistema educativo

El sistema educativo, para un 45% de los encuestados, es el principal responsable del alarmante analfabetismo financiero que hay en España, seguido por los organismos reguladores (Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores...), con un 25% de las respuestas, de la inacción de los propios consumidores (17%) y de las entidades financieras (con un 13% de respuestas).

Colegios, institutos y universidades figuran en el primer lugar en el ranking de los organismos que deberían asumir las tareas de educar a la población en materia financiera, con un 37,8% de las respuestas de los encuestados, seguidos por asociaciones de consumidores (un 25,16%), los organismos públicos con competencias en materia de educación (18,9%), los organismos supervisores (16,9%) y, por último, los bancos y entidades financieras (1,25%).

Temas

Comentarios

Lea También