Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

De Escornalbou a Corea del Sur

La Cooperativa de Riudecanyes llega a un acuerdo con el chef Bernat Plana, ex Celler de Can Roca y profesor de cocina en el país asiático para que ejerza de embajador

Núria Pérez Bautista

Whatsapp
La cooperativa ha producido esta campaña 400.000 litros de aceite y vende un 32,5% en el extranjero.  Foto: Gonzalo Cambra

La cooperativa ha producido esta campaña 400.000 litros de aceite y vende un 32,5% en el extranjero. Foto: Gonzalo Cambra

Pese a que en algunos momentos lo parezca, el mundo no se ha detenido con el coronavirus. Hay muchos sectores imprescindibles que han continuado con su actividad pero que incluso figurando entre los más necesarios, han tenido que adaptarse a los nuevos tiempos. Es el caso del agroalimentario. Payeses, bodegas y multitud de pequeños negocios han aprovechado el confinamiento y la prudencia de muchos compradores a la hora de salir a comprar para hacer llegar sus productos directamente al consumidor. Es el caso de la Cooperativa Agrícola de Riudecanyes que ha visto en el coronavirus, la apuesta por los productos de proximidad y sin intermediarios y la vuelta a los fogones en casa una oportunidad para impulsar la venta directa a través de su web. 

Como explica Gonzalo Cambra, director comercial, la cooperativa siempre han creído en el comercio online, prueba de ello es que fueron de los primeros hace diez años en la DO Siurana en contar con un portal de venta y hace casi un año, mucho antes de la irrupción del Covid-19, decidieron invertir en su actualización. Su puesta en marcha ha coincidido con el virus y, por ello, han hecho una promoción para que por compras superiores a 50 euros (el equivalente a la compra dos garrafas de cinco litros de aceite de oliva virgen) el envío sea gratuito. Pueden abastecer a clientes de toda la Península y, a su vez, llegar a nuevos consumidores.

En negativo, el coronavirus ha paralizado hasta que todo vuelva a la normalidad operaciones que tenían en marcha. Pero la cooperativa no ha dejado de trabajar en la internacionalización. De hecho, acaban de cerrar un un acuerdo de colaboración con el chef Bernat Plana, exjefe de Investigación y Desarrollo del Celler de Can Roca, que será el nuevo embajador del aceite de oliva virgen Escornalbou Gourmet en Corea del Sur.

En la guía Michelin de los mejores aceites del mundo

Bernat, que estudió en la Escuela Universitaria de Hotelería y Turismo de Sant Pol de Mar, ganó el pasado septiembre el Concurso Nacional del «Langostino de Vinaròs», es actualmente profesor de cocina en la Universidad Woosong del país asiático. Allí imparte clase a unos 5.000 alumnos (entre los 20.000 con que cuenta la universidad) a los que insiste en los beneficios del verdadero aceite de oliva virgen y entre los que hará de prescriptor del aceite de la baronía de Escolnarbou.

No es la primera alianza de estas características de la cooperativa. Desde hace siete años Xavier Pellicer, exjefe de cocina de El Racó de Can Fabes y Àbac, que en 2018 abrió su propio restaurante en Barcelona, es embajador de la cooperativa, que envasa su aceite de oliva virgen extra ecológico con la marca del reconocido chef y cuyo formato de 500 mililitros se vende de manera exclusiva en la cadena de supermercados Veritas. En el caso de Bernat Plana, el acuerdo se circunscribe por ahora a Corea del Sur, uno de los mercados asiáticos donde hace tiempo trabajaban para entrar. El chef llevará el aceite de la cooperativa a cada evento o acto en el que deba elaborar platos y promoverá la exportación en este país.

El acuerdo supone un hito más en su estrategia de internacionalización. De hecho de los más de 260.000 litros de aceite de oliva virgen extra envasado, unos 80.000 o lo que es lo mismo un 32,5% del total se dirigen a la exportación. Ya venden en unos veinticinco países, en su mayoría de la Unión Europea (con Alemania y Holanda como primeros mercados) pero también y ya de forma habitual a Rusia, Estados Unidos, Brasil, Colombia o China y en noviembre esperan hacerlo en Taiwán.  

La cooperativa, que tiene unos 150 socios y factura anualmente más de un millón de euros, fue en 1997 de las pioneras en el Baix Camp en envasar con marca propia y también lo fue en 2017 en lanzar una línea de aceite de oliva ecológico. 

Temas

Comentarios

Lea También