Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

De la política también se llega al BCE

El cargo de ministro de Economía en activo es el principal obstáculo para que Luis de Guindos salte hasta esta institución monetaria, aunque hay precedentes 

Diari de Tarragona

Whatsapp
El ministro español de Economía, Luis de Guindos (izq), con el presidente del Eurogrupo y ministro de Finanzas portugués, Mário Centeno.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos (izq), con el presidente del Eurogrupo y ministro de Finanzas portugués, Mário Centeno.

El todavía ministro de Economía, Luis de Guindos, se enfrenta a dos enemigos para hacerse con la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE). En realidad tres, pero exceptuando a su contrincante, el irlandés Philip Lane, sólo dos.

Uno, que no es mujer, como insiste el Parlamento Europeo. Y dos, su marcado perfil político al proceder directamente del Ministerio de Economía de un Estado miembro, algo que no gusta ni un pelo en una institución monetaria que lleva a gala su independencia.

Así lo admiten en privado fuentes del BCE, que sin embargo asumen que la decisión es política y que tendrán que acatar lo que digan los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre que se celebra los días 22 y 23 de marzo.

¿De Guindos es realmente el primer caso tan político en la historia de la institución? ¿Será el precedente que establezca las puertas giratorias en Fráncfort? ¿De Guindos será el lunar en el currículo del transparente BCE? No.

Es verdad que la situación es sin duda excepcional y éticamente criticable, pero hay dos casos que se asemejan a la situación del español. Se trata del italiano Lorenzo Bini Smaghi (1 de junio de 2005-31 de diciembre de 2011) y del alemán Jorg Asmussen (1 de enero de 2012-8 de enero de 2014). No eran ministros de Finanzas de sus países, pero sí altos cargos de esta cartera.

Hasta la fecha, el comité ejecutivo del Eurobanco ha tenido 19 integrantes

Este sanedrín, formado por seis personas con mandatos de ocho años improrrogables, echó a andar el 1 de junio de 1998 y en sus dos décadas de trayectoria sólo ha tenido tres mujeres en su seno: Sirkka Hammalainen, que llegó siendo gobernadora del Banco de Finlandia; Gertrude Tumpel-Gugerell, lo hizo desde vicepresidencia del Banco de Austria; y Sabine Lautenschläger, exvicepresidenta del Bundesbank alemán. Ésta, además, es la última consejera en llegar (27 de enero de 2014) y su mandato expira el 26 de enero de 2022.

Perfil político

De Guindos es consciente de que su gran punto débil es su marcado perfil político. No lo de la mujer, puesto que él es el mejor ejemplo de cómo apuesta por el sexo contrario a la hora de configurar su equipo de colaboradores más estrechos.

Es cierto que no está afiliado al PP, pero es el coordinador de los conservadores europeos en las reuniones del consejo de ministros de Finanzas de la UE, el llamado Ecofin. No sólo eso. Tras la marcha del alemán Wolfgang Schauble se ha convertido en el decano del Eurogrupo (ministros de los 19).

Su nombre lleva muchísimo tiempo vinculado al BCE y en diciembre recordó en Bruselas que «ya se había dado algún caso de que un ministro fuese luego al ‘board’ del BCE y que alguno llegó a ser incluso secretario general de su partido».

Sin embargo no es del todo así. Se refería al portugués Vitor Constancio, persona a la que podría sustituir. Es cierto que fue secretario general de los socialistas lusos, pero después de serlo fue durante una década gobernador del Banco de Portugal, desde donde llegó a Fráncfort.

También fue ministro de Finanzas de Holanda Wim Duisenberg, el primer presidente que tuvo el BCE. Sin embargo, no llegó directamente del Gobierno, sino del banco central de su país tras ejercer durante 15 años consecutivos como gobernador.

También está el caso del alemán Jurgen Stark, que fue alto cargo del Ministerio de Finanzas. Pero llegó al BCE procedente de la vicepresidencia del todopoderoso Bundesbank.

De los 19 miembros que ha tenido el comité ejecutivo, 13 procedían de los bancos centrales nacionales y de estos, seis desde el puesto de gobernador, entre ellos el italiano Mario Draghi, el griego Lucas Papademos o el luxemburgués Yvers Mersch.

Sorprende, por ejemplo, cómo ninguno de los tres miembros franceses llegasen del Banco de Francia, sino del Tesoro, como el expresidente Jean-Claude Trichet o el actual miembro del ‘board’ Benoit Coeuré.

Comentarios

Lea También