Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

De residuo a recurso: la moda reutilizable

Reus acoge la primera tienda de ropa fuera de Barcelona de la marca Humana, que gestiona la recogida selectiva de textil

Cristina Valls

Whatsapp
Joan Carles Montes, tras al mostrador de la tienda de Humana, que abrió a finales de año en la ciudad de Reus.

Joan Carles Montes, tras al mostrador de la tienda de Humana, que abrió a finales de año en la ciudad de Reus.

Una iniciativa que favorezca a las personas y al medio ambiente a través de la reutilización textil, que fomente un modelo económico circular con la donación de persona a persona. Con esta tónica, Humana Fundación Pueblo para Pueblo ha consolidado su filosofía de moda sostenible durante tres décadas junto a una tarea de cooperación en programas solidarios desarrollados en África, América Latina y Asia, entre otras iniciativas. 

La red de tiendas agrupa un total de 46: 23 en Madrid, 19 en Catalunya, tres en Sevilla y una en Granada. Uno de los últimos pasos de Humana ha sido abrir una tienda física en Reus. Aun así, la entidad ya lleva gestionando ropa usada desde hace 16 años en la ciudad, un periodo en el que se han recogido 1.500 toneladas de ropa a través de los 45 contenedores de color verde que hay repartidos en la capital del Baix Camp. 

Esta gestión ha permitido, aproximadamente, dejar de emitir 4.720 toneladas de CO2 a la atmósfera

Una gestión que ha generado un impacto positivo en el medio ambiente, ya que según sus cálculos se han dejado de emitir 4.720 toneladas de CO2 a la atmósfera. Desde Humana Fundación Pueblo para Pueblo, Joan Carles Montes, del Departamento de comunicación, también añade que «el impacto social es muy grande, ya que darle este segundo valor a la ropa ha permitido crear un fondo útil para colaborar en proyectos de cooperación al desarrollo de países como Mozambique o Guinea Bissau». Cabe decir que Reus es un emplazamiento estratégico, pues según Montes «es un lugar donde recogemos mucha ropa y donde siempre ha habido una  concienciación en lo que respecta a la prevención de residuos y la reutilización, de dar una segunda vida a lo que en un principio es un residuo. Y cómo con una gestión adecuada se pueden cambiar las cosas». 

Después de estar presentes estos 16 años en la ciudad a través de los puntos de recogida, consideraron que era un buen momento para abrir una nueva tienda de moda de segunda mano con secciones y complementos para mujer, hombre e infantil de buena calidad y a precios asequibles para permitir que una gran variedad de gente se pudiera beneficiar de ello. 

El factor confianza
Operar desde 1987 les ha brindado una consolidación que ha generado mucha confianza, un factor clave en el proceso de la entrega de ropa. De hecho, datos recientes proporcionados por la Fundación Humana en España revelan que han recogido este 2017 más de 18.200 toneladas de ropa usada y donada, que significa un aumento del 1,6% respecto a 2016, cuando se recogieron 17.983 toneladas. «Saber dónde va la ropa que depositas en uno de los puntos de recogida forma parte de nuestro nuestra gestión transparente y eficaz», apunta Joan Carles Montes. 
Además, amplían el concepto de reciclaje y reutilización entre la ciudadanía. «Estamos concienciados de que vidrio, envases y papel no usado se tienen que depositar en su respectivo contenedor. Lo tenemos muy claro y asumido. En cambio, con la ropa, no tanto. Lo que suele suceder con ella es que solemos reunir mucha. Tenemos más de la que acabamos utilizando habitualmente. Hay que adquirir cierta responsabilidad con el uso de la ropa», dice Montes. 

Este 2017 han recogido más de 18.200 toneladas de ropa usada y donada, un aumento del 1,6% respecto a 2016

Y es que de toda aquella que ya no se usa, se recupera sólo una pequeña parte. El resto acaba en la basura. «La falta de concienciación respecto al futuro de la ropa parece haber calado con más lentitud. Seguramente todas esas piezas se pueden aprovechar. Además, el residuo textil es la fracción que tiene un reaprovechamiento más alto. De más del 90%», concluye Montes.

 

Las claves de 30 años de actividad solidaria

  • Facturación transparente. Por lo que respecta a la facturación, las cifras más actualizadas son las de 2016. Desde Humana, en este aspecto establecen una política de cuentas muy clara y la exponen en su página web totalmente desglosada. Por lo que respecta a subvenciones públicas, recibieron 87.631 euros; 5.128 euros de parte de los socios y donantes individuales; 20.995.410 euros obtenidos en la venta de ropa en España y el extranjero; y 76.672 euros que figuran como ‘otros ingresos’. Lo que da un total de 21.164.841 euros en un año. Sus gastos en 2016 sumaron un total de 21.087.559 euros entre proyectos de cooperación para el desarrollo, campañas de sensibilización, medidas de protección del medio ambiente, administración y gestión, entre otros.   
  • Tareas solidarias. Otra de las claves que han cuajado, en sus ya 30 años de actividad en Humana, son sus tareas de apoyo social en forma de bonos ayuda y donaciones a acciones relacionadas con la cohesión social, los bancos de alimentos, la educación, la gente mayor y el medio ambiente.   
     

Temas

Comentarios

Lea También