Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Economía Festes

Desayunos saludables a domicilio desde Reus

Ya sea a empresas o a escuelas, Mª José Satorres y Poly Domínguez se esfuerzan por extender el concepto de hábitos saludables para aumentar la productividad 

Cristina Valls

Whatsapp
Mª José Satorres y Poly Domínguez tienen 20 años de experiencia en la venta de fruta y hace cuatro que abrieron el negocio. FOTO: Alba Mariné

Mª José Satorres y Poly Domínguez tienen 20 años de experiencia en la venta de fruta y hace cuatro que abrieron el negocio. FOTO: Alba Mariné

Garantizar el bienestar de los empleados mediante unos hábitos alimenticios saludables para que así aumenten los niveles de productividad. Éste es uno de los objetivos principales del negocio El Raconet de la Fruita, ubicado en Reus. Mª José Satorres y Poly Domínguez, los profesionales al cargo, reparten a domicilio cajas de fruta variada a empresas del Camp de Tarragona, e incluso también lo hacen a escuelas. Dicha actividad la combinan con la principal de venta de fruta en el barrio.  

Con 20 años de experiencia, y  cuatro desde que abrieron la frutería en la calle Mare Molas, Satorres y Domínguez han consolidado su sello en la ciudad ofreciendo un servicio que «creemos único en la ciudad o de los pocos que hay, que nosotros sepamos», dicen los emprendedores. «Cada vez hay más empresas concienciadas. Nos esforzamos en ser cercanos y en personalizar lo máximo posible las cajas que entregamos». 

Por esa razón, a medida que se van realizando los pedidos el feedback entre empresa y negocio de fruta es clave. «Puede que no tenga mucho éxito una pera muy acuosa. Pues, en la próxima entrega, ya sabemos que la tenemos que sustituir por otra pieza», dicen. En el negocio venden salud y promueven los hábitos saludables a cerca de ocho empresas. 

Un punto importante destacado por la pareja emprendedora es que ofrecen productos muy cuidados, puesto que «la fruta la servimos al punto para consumir, ya sea entera o troceada en pequeños vasos. Somos muy cuidadosos con la disposición y el reparto de la fruta. Las piezas tienen que ser fáciles de consumir, cómodas, pequeñas, y no tienen manchar mucho», describen. Ofrecen variedad y sorprenden con alguna adquisición sorpresa y, a veces, exótica. Muchos de los repartos los realizan de forma semanal. «Los plátanos y las manzanas son un clásico, aunque a veces añadimos una sandía, que siempre causa sensación», añade Satorres.

Ideas para reinventarse

Ofrecer cajas a domicilio ha sido también resultado de la búsqueda de ideas para reinventarse y ser más competitivos. Empezaron con el reparto a particulares y, de repente, les pareció buena idea ampliar el servicio. «No aspiramos a tener grandes colas, somos realistas y el sector cambia cada día. Las grandes superficies son competidores que se comen el comercio local, e intentamos ofrecer servicios diferentes: el nuestro consiste en ofrecer desayunos saludables a domicilio», resuelve Satorres. Son un negocio mediano y ellos dos son los únicos trabajadores. Su esfuerzo, además, les ha permitido conseguir una clientela bastante fija. Su fruta es de calidad y, mucha, de proximidad. Las manzanas, las peras y los melocotones, por ejemplo, son de Lleida; y las ciruelas, de Riudoms.

La forma de captar a las diferentes empresas ha sido a través del boca a boca y, especialmente, a través de internet. A pesar de que no tienen página web, cuentan con perfiles profesionales en Linkedin, Facebook, TripAdvisor e Instagram, entre otros, y les son muy útiles para ganar en visibilidad. El asunto no les ha ido mal, incluso aparte de la venta a domicilio con cajas, también montan bandejas y brochetas de fruta decoradas para acciones puntuales, como eventos empresariales. «A modo de catering, son muy vistosas y así alejas la bollería», resumen los propietarios.  

Temas

Comentarios

Lea También