Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Descubriendo el Ethereum: la ‘otra’ criptomoneda para 2018

Whatsapp

No cabe duda alguna respecto a que la criptomoneda más popular en el mundo es el Bitcoin. En el corto-medio plazo ninguna otra divisa electrónica será capaz de desbancar al BTC de esta posición de fuerza sobre el mercado. Al fin y al cabo, ésta cuenta con más nombre, más capitalización, más prensa y, sobre todo, más valor.

Todo esto no quiere decir, sin embargo, que el Bitcoin cuente con una mejor tendencia futura que el resto de las monedas electrónicas. Especialmente, porque los últimos meses nos han dejado un candidato muy firme a destronar al BTC de su reinado sobre el espacio económico de las criptomonedas: el ether de Ethereum.

Las razones tras su éxito

Después de unos últimos meses ciertamente convulsos sobre las criptomonedas en general, que finalizaron con el bitcoin perdiendo más de un 50% de su valor desde diciembre de 2017, algunos medios especializados destacaron la fortaleza del ether. La criptomoneda creada por Vitalik Buterin siguiendo la estela del BTC había crecido un 13.000% durante los últimos doce meses y se presentaba como la menos afectada por la pequeña crisis de finales de año. ¿De dónde había salido tal fortaleza?

Una de las principales razones que llevaron a muchos inversores a confiar en el ether por encima del bitcoin fue, seguro, su sistema de contratos inteligentes. En el sistema de pagos o blockchain del ether, lo que se conoce como Ethereum, se incorpora un método de aceptación y confirmación de pagos que se conoce como contratos inteligentes. Esta característica es una evolución notable respecto al blockchain de Bitcoin y, sin duda, uno de los motivos que pueden llevar a la comunidad inversora a confiar en esta moneda. Pero no el único.

Y es que, ahí donde el Bitcoin cuenta con un límite de 21 millones de monedas, el sistema Ethereum no tiene un tope fijo de ethers a crear. Según algunos expertos en criptomonedas esto puede ser otra ventaja del ether frente a su principal competidor.

El origen

El nacimiento del sistema Ethereum está estrechamente relacionado con el surgimiento de Bitcoin. Vitalik Buterin, el padre del ether, comenzó a interesarse por las criptomonedas allá por 2010, poco más de un año después de la aparición del BTC y cautivado por ese nuevo tipo de sistema de pago descentralizado. En 2011, y luego de colaborar con algún blog especializado en el sector de las criptomonedas, Buterin cofundó la revista Bitcoin Magazine, además de colaborar con otras publicaciones del sector, como Bitcoin Weekly.

Desde el verano de 2014, Buterin puso en marcha su propio plan para crear una criptomoneda. Primero, creó una plataforma de financiación colectiva y un año después, en julio del 2015, Ethereum vio la luz. A comienzos de 2017, el ether ya valía más de 10 dólares por unidad y en junio de ese mismo año llegaba su primer salto histórico, llegando a valer casi 350 dólares por unidad.

El 7 de enero de 2018, el ether alcanzaba el que es su máximo histórico hasta el momento: 1.314 dólares por unidad.

¿Qué le deparará el futuro? ¿Y a la competencia?

Tal y como mencionábamos antes, el ether cuenta con varios argumentos que le pueden hacer optar al liderato del sector de las criptomonedas. Características como que el número de unidades sea ilimitado o que incorpore su propio sistema de contratos inteligentes suponen una razón de peso para creer en la criptomoneda creada por Vitalik Buterin.

Sin embargo, y aunque el sector de las criptomonedas no tenga porque ser una carrera en la que solo se va a salvar una, lo cierto es que Ethereum tiene una competencia notable. Y no solo por la obvia que representa Bitcoin, sino por muchas otras criptomonedas que vienen atacando desde atrás la posición de fuerza de éstas dos:

  • Ripple  

Ripple viene a ser algo así como la criptomoneda de los bancos. Frente a sistemas descentralizados, como el Ethereum o Bitcoin, Ripple es la apuesta del establishment financiero. Algo que, sin duda, le otorga un plus.

  • Bitcoin Cash

Esta criptomoneda nació de una bifurcación del sistema de Bitcoin y, cuando muchos expertos auguraban su temprana debacle, lo cierto es que el BCH se ha mantenido en la puga más que decentemente.

  • XLM de Stellar

Uno de los proyectos más innovadores hoy en día. Mezcla el enfoque de Ripple con el de Bitcoin o Ethereum, creando una plataforma de intercambio de divisas clásicas y criptomonedas. Cuenta con un gran potencial alcista.

Comentarios

Lea También