Dormideo no se duerme

La empresa de venta online de productos de descanso nacida en Tortosa encara su expansión internacional con la entrada en Francia, Italia y el Reino Unido, que se suman a su presencia en España y Portugal  

Rafael Servent

Whatsapp
Fabricación de colchones Dormideo en las instalaciones de Luyflex, en Ulldecona. Foto: Joan Revillas

Fabricación de colchones Dormideo en las instalaciones de Luyflex, en Ulldecona. Foto: Joan Revillas

Dormideo no descansa. Tres años después de su nacimiento en Tortosa como una de las startups surgidas de Incubalia, una incubadora para empresas de comercio electrónico emplazada en el campus de Terres de l’Ebre de la Universitat Rovira i Virgili (URV), esta empresa liderada por Enric Ginovart encara el tramo final del presente 2020 con la previsión de facturar al cierre del año 6 millones de euros y la vista puesta en los mercados de Francia, Italia y el Reino Unido.

Con el fabricante de colchones Luyflex (Ulldecona, Montsià) como socio industrial, este e-commerce impulsado por Ginovart en Incubalia (proyecto que también lidera) ha logrado posicionarse en poco más de tres años como uno de los líderes estatales en la venta online de productos de descanso, con los colchones como su principal área de negocio. «Hemos llegado a tener el segundo y el tercer colchón más vendido de España en Amazon», explica Enric Ginovart, CEO de Dormideo, que añade que «en España, estaremos entre el top 5 online en nuestro sector».

Dormideo ha sido un proyecto nativo digital, enfocado en exclusiva a la venta por Internet, aunque con un añadido: en lugar de ser un simple comercializador, ha buscado un socio industrial

50.000 colchones
Una línea de 12 colchones con la marca Dormideo, diseñados y fabricados a partir del seguimiento del comportamiento de los usuarios en las plataformas de comercio electrónico en las que venden y la tienda propia que tienen en Internet, les ha permitido alcanzar unas ventas de 50.000 colchones al año, que se suman a la ropa de cama, canapés, almohadas, somieres y bases que aportan el restante 20% de su facturación.

Enric Ginovart, CEO de Dormideo. Foto: Joan Revillas

Enric Ginovart (Tortosa, 38 años), CEO de Dormideo, lleva más de una década dedicado a proyectos de comercio electrónico. Ingeniero de Telecomunicaciones por la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y máster en Societat del Coneixement por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) es actualmente profesor asociado de Administración y Dirección de Empresas (ADE) y de Psicología en el campus de Terres de l’Ebre de la Universitat Rovira i Virgili (URV), donde tiene la sede de Incubalia.com, impulsora del proyecto Dormideo.

Entre un 35% y un 40% de su facturación corresponde hoy a marketplaces como Amazon, Carrefour, eBay o ManoMano, mientras que el restante 60%-65% corresponde al canal propio. La inmensa mayoría de estas ventas han sido hasta la fecha en el mercado español, al que incorporaron Portugal en junio del año pasado.

En ese mercado están vendiendo hoy alrededor de un 8% de sus productos. Con la entrada en Francia, el Reino Unido e Italia, Enric Ginovart confía aumentar ese porcentaje hasta un 20% o 25% y dar un salto en su facturación, alcanzando entre 8 y 10 millones de euros en 2021. «Ahora empezamos la expansión, es el momento de internacionalizarnos», avanza Ginovart.

Showrooms
Su plan de expansión podría ir acompañado de un modelo para franquiciar showrooms (espacios físicos en los que se puede entrar en contacto con los productos, para después encargar su entrega a domicilio). Dormideo cuenta ya a día de hoy con cinco de estos showrooms -ubicados en Amposta, Barcelona, Vinaròs, Getxo y Oporto-, de los cuales algunos son propios y otros franquiciados.

Luyflex, en Ulldecona, es la empresa industrial que se ha asociado con Enric Ginovart

Con precios de venta al público (con IVA y transporte a domicilio en la Península incluidos) que van desde los 82,5 euros por un colchón individual de 90 por 190 con algo de viscoelástica a los 250 euros por un colchón de idénticas dimensiones con viscoelástica y muelles ensacados, su modelo más vendido, el Thunder, se sitúa en los 92 euros.

Por el momento, toda la logística se lleva a cabo desde Ulldecona, donde hay tres personas dedicadas a ello, que se suman a los otros tres trabajadores de Dormideo que se encargan del resto desde Tortosa. «Pero desde Ulldecona -explica Enric Ginovart- hay problemas para el transporte del material voluminoso, con lo que estamos mirando un centro logístico que nos lo facilite, en la zona de Barcelona o València, y que esperamos tener disponible antes de terminar este 2020».
 

Temas

Comentarios

Lea También