Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ecobatea, puro zumo ecológico

La marca comercial creada por la empresa Casa Amella de la Catalunya Central irrumpe en el mercado de los zumos ecológicos con éxito de ventas y posicionamiento en los mercados

Andreu Caralt

Whatsapp
Imange de la planta de Ecobatea en el polígono Vall de Vinyes de Batea, ayer. Foto: JOAN REVILLAS

Imange de la planta de Ecobatea en el polígono Vall de Vinyes de Batea, ayer. Foto: JOAN REVILLAS

Con 40.000 unidades vendidas en apenas tres meses, Ecobatea se ha posicionado rápidamente en el mercado de los zumos ecológicos en Cataluña.

Actualmente dispone de una gama de cinco sabores, a la venta en algunos de los líneales de supermercado más concurridos del país.

La firma, como indica su nombre comercial, tiene su sede en la población vinícola de la Terra Alta.Allí, Casa Amella, la empresa madre de Ecobatea, ha decidido abrir su segunda planta, la primera exclusivamente dedicada la elaboración de zumos ecológicos de calidad, zumos ‘sin más historias, sólo fruta y nada más’, asevera la marca.

Con el apoyo de un socio capitalista de Batea y gracias a las buenas condiciones económicas ofrecidas, en 2014 empezaron las obras de construcción de una nave de 1.000 metros cuadrados de superficie  en una  parcela de 3.000 en el polígono Vall de Vinyes del Incasòl. Tras más de dos años de obras, han arrancado la producción en el primer semestre de 2017. 

En la planta trabajan tres personas, todas del territorio, y cuenta con una maquinaria especializada que permite un grado muy alto de automatización en el proceso de elaboración para buscar la máxima eficiencia. 

Los cinco zumos que elaboran son los de piña, naranja, mandarina, limón y manzana. En una segunda fase, cercana, ampliarán gama con los nuevos zumos de uva tinta, granada, melocotón y uva, y pera y manzana. 

Gama actual de zumos ecológicos de la firma Ecobatea, que se ampliará en los próximos meses. Foto: Joan revillas

La clave está en la calidad de la fruta, argumenta el administrador de Ecobatea, Dani Amella, al Diari. « Mi hermano, que participa en la empresa, recomendó la apuesta tras comprobar la oportunidad que existia en el sector. Elaboramos los zumos a partir de fruta ecológica, madura y fresca, no añadimos ni agua ni ningún otro elemento que normalmente se añaden a los zumos como edulcorantes o aromas. Eso se transmite en el color y sobretodo en el sabor de nuestros zumos», asegura.

Proximidad y de temporada
Los proveedores de Ecobatea son de Lleida, Múrcia o de Costa Rica, en el caso de la piña. En las Terres de l’Ebre han mantenido contactos con la Cooperativa Agrícola de L’Aldea para sumarse a su lista de proveedores. 

Cuando es posible, apuestan por el producto de proximidad y de temporada, «una política radical por la calidad», incide el administrador de la empresa. 
Amella pone de ejemplo el futuro zumo de granada. «Nuestro proveedor es de la zona de Lleida, nos dice que la fruta aún es verde. Así que tenemos que esperar, cuando madure en setiembre iniciaremos la producción. Podríamos elaborar zumo de granada con zumos concentrados, con ‘polvos’, pero no queremos, no es nuestra filosofía», certifica.

La marca Ecobatea se dirige al  canal de los supermercados -trabajan o trabajarán con Alcampo, Condis, Spar, Carrefour o El Corte Inglés en Cataluña, Andorra y el resto del Estado-  pero Casa Amella etiqueta también los zumos con su marca propia para atender el mercado de las tiendas especializadas, donde han consolidado presencia en los últimos años.

Las expectativas no pueden ser más positivas. Casa Amella prevé un crecimiento anual de su facturación de un 40 por ciento. La previsión en lo que se refiere a Ecobatea es incierta, la marca es muy joven, pero las previsiones, apunta Amella, son asimismo positivos.

Vino vegano y ecológico
Con el objetivo de dar empuje a la facturación de la marca nobel,  la familia Amella ha decidido combinar la venda de zumos ecológicas con la del vino, elaborado en la DO Terra Alta, y que tiene entre sus características que se trata de una gama de caldos ecológicos y veganos. 

La planta de Batea dispone de unas oficinas y una tiendas donde los consumidos podrán adquirir directamente los productos.

Del garaje al supermercado
Dani Amella inició la aventura de la empresa Casa Amella en un garaje de Castellterçol (Barcelona) en 2002, donde empezaron a almacenar y comercializar aceite y aceitunas de agricultores de Tarragona. Dos años más tarde, se incorporó su hemano Xavi.  En 2005 amplían la oferta con pasta artesana y setas recogidas en el país. Tres años más tarde, es el turno de la gama de productos con salsas, escalivadas y sofrito de tomate. En 2010, el garaje se queda pequeño y los empresarios se trasladan a una nave en Moià donde tres años después crean su propio obrador vegano y sin gluten para preparar escalivadas y cocer pimientos, tomates, sofritos y cremas. La gama crece con legumbres y cremas de verduras bío envasadas en botellas de vidrio, hamburguesas de proteína vegetal, a base de soja y setián, y salsa de calçots bío. En 2016, trasladan la producción a Artés

Temas

Comentarios

Lea También