Economía y sociedad post-Covid-19

El mundo post covid-19 necesitaría numerosos ajustes para dibujar una situación optimista para la humanidad. Me temo que no hemos aprendido las lecciones de la pandemia

Diari de Tarragona

Whatsapp
Economía y sociedad post-Covid-19

Economía y sociedad post-Covid-19

La pandemia de la Covid-19 nos ha marcado de forma muy dura. Solo los más veteranos pueden recordar fenómenos similares, en el sentido de una caída tan intensa y generalizada.

Los PIB de la mayor parte de economías bajaron con mucha fuerza durante el 2020. La debacle económica fue de más del 11% tanto a nivel de Tarragona, Catalunya o España. El lógico rebote que llevamos en el año se explica por la vacunación de la población y por su propia dinámica, dado que partimos de unas cifras de actividad muy pobres, pero diversos organismos nacionales e internacionales ya han rebajado sustancialmente las previsiones de crecimiento para el 2021. 

La economía mundial ha sufrido profundas transformaciones en estos meses. Estamos en un contexto de recuperación económica, pero muy afectada por los problemas en la cadena de suministros de determinados componentes imprescindibles para la industria (como los semiconductores) y por los altísimos precios de la energía (electricidad, gas natural, petróleo etc.).

Este panorama puede lastrar de forma importante el crecimiento, dando lugar a uno de los peores escenarios económicos: el de la estanflación (coexistencia de alta inflación y bajo crecimiento). Y además, para agravar la situación, se da en muchas partes del mundo de forma simultánea.

Es muy difícil y aventurado hacer predicciones. Los economistas acostumbramos a tener explicación para justificar por qué no se han cumplido nuestras previsiones, pero pocas veces somos capaces de adelantarnos a los acontecimientos. 

El mundo post covid-19 necesitaría numerosos ajustes para dibujar una situación optimista para la humanidad. Me temo que no hemos aprendido las lecciones de la pandemia. 

La realidad es que se debe avanzar mucho y deprisa en la reducción de la pobreza y de las desigualdades sociales y económicas, mejorar la lucha contra el cambio climático, superar la brecha de género, aplicar políticas económicas que contemplen la solidaridad intergeneracional, digitalizar la economía, replantear el sistema tributario a nivel mundial etc. En definitiva, lograr un crecimiento justo y sostenible.

Se requiere una planificación coordinada a nivel internacional de medio y largo plazo para hacer frente a los retos globales

Las medidas de política fiscal y monetaria de corto plazo pueden aliviar algo los desequilibrios económicos (estanflación, desempleo, aplanamiento de la curva de tipos, burbujas financieras, problemas de la cadena de suministros, déficits públicos y por cuenta corriente etc.) pero se requiere una planificación coordinada a nivel internacional de medio y largo plazo para hacer frente a los retos globales. La pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de la inversión en salud pública, las posibilidades de conciliación y reducción de contaminación que proporciona el teletrabajo, la necesidad imperativa de la investigación y la innovación y la problemática de la logística y las cadenas de suministros de sectores esenciales, entre otros aspectos. 

En cualquier caso, pese a las incertidumbres actuales (que no son menores), nos hemos de preparar para el mundo ‘post-covid’ y es sobre este aspecto que reflexionaremos en la Jornada dels Economistes de Tarragona, que celebraremos el 11 de noviembre a las 19h en el Seminario de Tarragona. Contaremos con la participación de ponentes de primer nivel que abordarán esta temática desde su visión profesional: Agustí Segarra (Economía), José Luis Cárpatos (Finanzas), Victòria Forns (Sociedad) y Fernando Aldecoa (Empresa). Es un acto gratuito y abierto y podrá seguirse en streaming.

Miquel Àngel Fúster es presidente de la Sede de Tarragona del Col·legi d’Economistes de Catalunya

Temas

Comentarios

Lea También