Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Educar con ponis

El Poni Club Natura, pionero en el territorio, ganó el Premio a la Emprendeduría del Baix Ebre 2016
Whatsapp
La responsable de la empresa, Nguitouka Pfluger, con sus ponis, ayer en Els Reguers.

La responsable de la empresa, Nguitouka Pfluger, con sus ponis, ayer en Els Reguers.

En una finca de Els Reguers, en Tortosa, la joven Nguitouka  Pfluger (Guiti) gestiona uno de los proyectos más innovadores en las Terres de l’Ebre. Se trata del Poni Club Natura, el primer espacio de ocio dedicado al mundo ecuestre de los ponis en las Terres de l’Ebre.  

La actividad está inspirada en el modelo de poni clubs europeos, sobre todo el modelo francés, donde los miembros del club sienten que forman parte de una pequeña familia que comparte el calendario de los principales eventos de una vida.

Guiti, nacida en Francia, reside hace muchos años en Catalunya, diez en las Terres de l’Ebre. Amante del mundo de los ponis y monitora diplomada en este campo, adquirió un ejemplar para su hijo pequeño. «Tiempo después, una amiga mía me contó que su hijo tenía problemas de mutismo. Yo le recomendé la equinoterapia. Lo tratamos con mi poni y logramos buenos resultados».

A partir de esa experiencia surgió la idea de crear un poni club en las Terres de l’Ebre, territorio donde no había ninguno. La principal inversión fue la adquisición de los ponis, hasta ocho, de varios tamaños para atender a personas de edades distintas. Además, han adecuado las instalaciones de una finca de varias hectáreas en Els Reguers para atender a los clientes y abierto una página web para difundir el proyecto: www.poniclubnatura.cat.

El proyecto abrió puertas en octubre de 2016 y tan sólo dos meses después ganaron el Premio a la Emprendeduría convocado por el Consell Comarcal del Baix Ebre y dotado con 1.000 euros. Recibieron el galardón Guiti y Margarita Curto, que ha formado parte del proyecto en esta primera fase de creación y consolidación.

El Poni Club Natura dispone de una escuela que atiende a los alumnos en franjas distintas de edad en horario extraescolar. Para los niños de 3 a 6 años se ofrece la experiencia Baby poni, una sesión semanal de una hora para enseñar al niño todo lo relacionado con el mundo de los ponis mediante juegos, clases y el cuidado de la higiene del animal.

A lo largo del curso se organizan dos o tres actuaciones para compartir todo lo aprendido ante la mirada sonriente de los padres. Para los alumnos de 6 a 14 años se ofrecen las clases Alfa y para los adolescentes y adultos a partir de los 15 años la experiencia ‘Nunca es tarde’ con ponis adaptados a su estatura. 

Por último, el espacio programa una singular actividad de gimnasia sobre el poni denominada volteo. «Trabajamos la confianza entre jinete y poni, el equilibrio y la forma física. Es una actividad muy adecuada para los chicos a partir de los 6 años», relata Guiti.

«Nuestro lema es que redescubrimos valores. En una sociedad como la actual, estresada, hiperconectada y con muchas carencias afectivas, nuestra actividad ofrece un regreso a las esencias de la humanidad, al contacto con los animales, la naturaleza, el desarrollo de actividades en grupo y de las emociones», subraya.

Más allá de la escuela, el Poni Club Natura organiza todo tipo de eventos, desde fiestas de aniversario, paseos en poni en grupo por el exterior de las instalaciones de la finca y packs turísticos dirigidos a todos los públicos con la colaboración de profesionales del sector.
Las actividades del Poni Club Natura son recomendables para todo tipo de clientes pero especialmente beneficiosas para niños con  algún tipo de minusvalía, riesgo de exclusión social, TDA o síndrome de hiperactividad.

Temas

Comentarios

Lea También