El Ayuntamiento de Barcelona invertirá 40,5 millones para fomentar la economía azul

En total, se destinarán más de 52.000 metros cuadrados

ACN

Whatsapp
Crucero atracado en el Puerto de Barcelona, Foto: DT

Crucero atracado en el Puerto de Barcelona, Foto: DT

L'Ajuntament de Barcelona destinará 40,5 millones de euros para fomentar la economía azul entre este año y el 2025 y habilitará un espacio de 52.000 metros cuadrados, según ha explicado el primer tinent d'alcaldia de l'Àrea d’Economia, Treball, Competitivitat i Hisenda, Jaume Collboni.

«Queremos hacer un auténtico nuevo polo de economía azul» - Jaume Collboni

El primer tinent de l'alcaldía ha destacado que ya "ha empezado la transformación" con la recuperación de los locales de ocio nocturno del frente marítimo, al Port Olímpic, para instalar la sede de empresas y startups. «Ahí queremos hacer un auténtico nuevo polo de economía azul», ha señalado Collboni, que ha añadido que el objetivo es crear "las sinergias propias de un clúster" entre las empresas que se instalen y con la colaboración de Barcelona Activa.

Collboni ha resaltado la importancia también en la aportación que a banda harán fondo de inversión privados y los fondos Next Generation EU para la economía azul en la capital catalana.

Se impulsarán los tres grandes puertos ciudadanos de la capital

De acuerdo con la Mesura de Govern presentada este viernes, en un acto a la sede de la Fundació Navegació Oceànica de Barcelona (FNOB), se impulsarán los tres grandes puertos ciudadanos de la capital: el Port Vell, el Port Olímpic y el el Port de Fòrum. En este sentido, el nuevo Port Olímpic será gestionado por Barcelona de Serveis Municipals y se espera que pueda acoger más de 200 nuevos puestos de trabajo relacionados con el mar y su sostenibilidad.

La empresa pública será la encargada de la transformación de más de 40.000 metros cuadrados en el Dic de Recer, el Moll de Gregal i el moll de Mestral, donde 8.121 metros cuadrados estarán ocupados por empresas de la economía azul.

  • Nuevos centros de formación

A banda, se prevé que 12.000 metros cuadrados se destinen al nuevo Node Formatiu i tecnològic de la Nàutica, con centros de formación superior, capacitación profesional y de investigación. El Nodo estará ubicado en un nodo en un terreno muy próximo donde en un futuro podría construirse el Museo Hermitage, en función de como evolucione el litigio judicial entre los promotores y el Ayuntamiento.

En este sentido, tanto el primer teniente de alcaldía como el presidente del Port de Barcelona, Damià Calvet, han dejado claro que se trata de terrenos diferentes y que en ningún caso se sustituiría el uso cultural de uno de ellos para ubicar los centros de formación.

Multiples expertos evaluarán el impacto económico, social y ambiental de este sector.

Otros proyectos son la creación de uno en torno a innovación para sectores emergentes, denominado InnovaBlue, en colaboración con elPort de Barcelona, Marina Barcelona 92 i el BCN Clúster Nàutic; y un Observatori de l'Economia Blava que evaluará el impacto económico, social y ambiental de este sector.

Actualmente, el sector del mar en el Mediterráneo genera un valor económico de 390.000 millones de euros a través de sus actividades. En Barcelona, mujer hacía a 15.806 trabajadores y genera unos ingresos de 3.826 millones de euros en el año, el que representa un 4,3% del PIB y un 1,4% de la ocupación en la ciudad.

Barcelona tiene oportunidad de preparar la ciudad y el litoral en respuestas basadas en los desafíos de la natura

El activista y miembro fundador de Greenpeace, Reme Parmentier, ha recordado como el concepto de economía azul nació hace diez años en una reunión a la ONU y ha dicho que Barcelona tiene "la oportunidad de recoger los frutos". «El que importa es anticipar las necesidades del futuro y del planeta, solo aquellos que lo hagan tendrán un lugar en la transformación ecológica», ha indicado.

Según Parmentier, la economía azul para Barcelona puede implicar que el puerto de la capital catalana «pueda recibir antes de que sus competidores los barcos del futuro», en referencia a los propulsados por hidrógeno, entre otros. «Barcelona tiene oportunidad de preparar la ciudad y el litoral en respuestas basadas en los desafíos de la natura», ha insistido.

Temas

Comentarios

Lea También