Más de Economía

Economía Macroeconomía

El FMI enfría las ilusiones: España crecerá un 5,9%

El organismo calcula un desplome del PIB menos malo del previsto pero el rebote estará lastrado por la lenta vacunación y la dependencia del turismo

EDURNE MARTÍNEZ

Whatsapp
La gran dependencia del turismo, muy golpeado por la pandemia, es un lastre para la recuperación de la economía española.
FOTO: EFE

La gran dependencia del turismo, muy golpeado por la pandemia, es un lastre para la recuperación de la economía española.
FOTO: EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha vuelto a hacer un repaso sobre las perspectivas de crecimiento de la economía española y aunque el desplome de 2020 lo estima menos malo de lo previsto, la recuperación económica este año y el que viene no será tan potente como lo inicialmente anunciado por diferentes organismos y por las propias previsiones del Gobierno.

Según sus datos publicados ayer en el ‘Informe sobre la Economía Mundial’, el PIB de España cayó un 11,1% en 2020, mejor que la previsión del -12,8% de sus últimas estimaciones del mes de octubre y alineándose con los cálculos del propio Gobierno (-11,2%). Desde el Gobierno inciden en que la economía consiguió crecer unas décimas en el último tramo del año, pero diferentes organismos calculan una caída del -2%.

Y 2021, anunciado desde el comienzo de la crisis como «el año de la recuperación», no lo será tanto. El organismo presidido por Kristalina Georgieva anuncia un crecimiento del PIB del 5,9% en España, más de un punto por debajo de sus estimaciones de hace tres meses. Muy lejos también del crecimiento del 7,2% previsto por el Gobierno. La incertidumbre en torno a la vacunación masiva y la inmunidad de grupo, así como la posibilidad de que el impacto de la tercera ola sea mayor del previsto en toda Europa puede conllevar este retroceso.

Para 2022 aumentan las expectativas respecto a las previsiones de octubre, pero de una forma tan leve que no compensa la diferencia de 2021. Así, el Fondo calcula que nuestro país crecerá un 4,7% el año que viene, mientras que hace tres meses su previsión dos décimas por debajo.

El organismo ya ha incidido en anteriores ocasiones en que la economía española presenta tres factores que lastran su recuperación: el gran sector turístico en el que se basa la economía, siendo el sector más afectado por la pandemia; el alto volumen de empleo temporal, lo que ha supuesto que el impacto del virus sea mayor en los trabajadores que en otros países; y un tejido empresarial formado por pequeñas y medianas empresas, porque tienen más limitaciones que las grandes para afrontar y superar una crisis de este calado.

Eso sí, en comparación con el resto de países europeos, España sale bien parada en la recuperación de 2021 y 2022, debido en parte a que el desplome de 2020 fue el más profundo de los del entorno. Según los cálculos del FMI, España crecerá más de un punto y medio por encima que la media de la eurozona (4,2%).

Temas

Comentarios

Lea También