El Gobierno, abierto a cambiar el decreto de la luz si Bruselas mueve ficha

Las compañías eléctricas se reúnen con el Ejecutivo antes de que el próximo jueves el Congreso convalide la norma que recorta sus ingresos

JOSÉ M. CAMARERO/S. ARROYO

Whatsapp
La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, clausuró ayer una jornada técnica sobre la elaboración del nuevo programa de acción nacional contra la desertificación.foto: alvarado/efe

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, clausuró ayer una jornada técnica sobre la elaboración del nuevo programa de acción nacional contra la desertificación.foto: alvarado/efe

El Ministerio de Transición Ecológica está dispuesto a modificar el decreto ley que aprobó en septiembre para amortiguar la subida de la luz. En aquella norma se incluía un recorte estimado inicialmente en 2.600 millones para las compañías eléctricas que se estaban beneficiando de los elevados costes del gas de forma extraordinaria. Ese importe podría superar ampliamente los 5.000 millones con las actuales referencias energéticas, en máximos.

El incremento del gas, que ha superado los 100 euros por megavatio/hora ha cambiado el panorama en apenas unos días, ya que la «minoración» de los ingresos de las compañías está creciendo como la espuma por horas.

Al superar esas cotas inesperadas, el recorte también será muy superior al inicialmente estimado, con efectos incluso sobre la generación: el pasado fin de semana varias centrales eólicas pararon ante la imposibilidad de casar los precios en el mercado.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ya apuntó el martes desde Luxemburgo esta posibilidad. «Si la UE va a tomar algunas medidas, nos complace seguir adelante y olvidarnos de cualquier otras soluciones nacionales», dijo. E insistió: «La Comisión Europea ha entendido que la situación no es políticamente asequible y no es económicamente asequible». El Ejecutivo insiste en que podrá cambiar la legislación nacional si la UE actúa en su conjunto. «Siempre hemos dicho que preferimos una solución de ámbito europeo, y esperamos al paquete que la Comisión ha anunciado que presentará la semana que viene», indicaron fuentes de la vicepresidencia tercera. Señalaron que siguen «trabajando para superar una coyuntura extraordinaria» y que han iniciado una ronda de contactos con la industria, los consumidores y «con las eléctricas, con las que siempre hemos mantenido los canales de interlocución».

La vicepresidenta Teresa Ribera se reunió ayer con el consejero delegado de Endesa, José Bogas. Fuentes de la compañía explicaron el encuentro sirvió «para buscar propuestas y medidas que solucionen el problema de la escalada del precio y que solucionen también el problema al que se ve abocado el sector eléctrico desde la aprobación» del decreto. Hoy viernes pasará por su despacho el primer ejecutivo de EDP; el lunes, el de Acciona; y ya el miércoles lo harán el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán; y el de Naturgy, Francisco Reynés. Esta próxima semana es el plazo que cuentan ambas partes para poder alcanzar algún acuerdo e introducir los cambios en el texto.

El rifirrafe ha sido constante entre las empresas eléctricas y el Gobierno de coalición en el último mes. Esta misma semana, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, tachaba de «terrorífico intervencionismo» el que se está dando en España en todo el sistema eléctrico por aquel decreto. La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, recriminaba a las eléctricas su falta de sensibilidad ante la actual situación.

La mera insinuación de estos cambios legislativos impulsó la cotización de todo el sector eléctrico en la Bolsa. Iberdrola lideró ayer las ganancias del Ibex-35 con una subida superior al 7%, y Endesa avanzó un 4%.

Temas

Comentarios

Lea También