Más de Economía

El Gobierno estudia reducir más impuestos para hacer bajar la factura de la luz

El plan, cuya aprobación se adelanta al próximo martes, prevé rebajar el tributo de la electricidad, además del IVA, y cambiar la tarifa regulada

J. M. CAMARERO/EFE

Whatsapp
El impuesto especial de la electricidad supone para el Estado el ingreso anual de 1.200 millones de euros.foto: efe

El impuesto especial de la electricidad supone para el Estado el ingreso anual de 1.200 millones de euros.foto: efe

El plan de choque que el Gobierno prepara para contener la subida de la luz llegará al Consejo de Ministros el martes día 14. Los ministerios implicados (Transición Ecológica y Hacienda, fundamentalmente) han acelerado los trabajos en los últimos días a la vista de que el precio de generación no da tregua y sigue instalado en máximos, superando sus propias marcas diarias.

El precio medio de la electricidad batirá un nuevo récord hoy mismo al alcanzar los 141,71 euros por megavatio hora (MWh), su mayor cota de la historia. Es un 4,4% más que el registrado ayer miércoles con 135,65 euros.

El programa de choque del Ejecutivo incluirá previsiblemente nuevas rebajas de impuestos. En concreto, se plantea reducir al mínimo el impuesto especial de la electricidad, que actualmente grava con un 5,11% el recibo de los consumidores. Así lo ha sugerido la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, quien ha indicado que «los impuestos son uno de los cambios que estamos mirando» para conseguir que el importe medio de la factura de este año sea similar al de 2018, según el compromiso anunciado por el presidente Pedro Sánchez el pasado fin de semana.

Ese tributo de la electricidad, que también viene vigilado por la Comisión Europea, supone unos ingresos para el Estado de unos 1.200 millones de euros al año. Además, se recauda para las comunidades, por lo que éstas tendrían que ser compensadas por la administración central.

Esta posible rebaja se uniría al descenso del gravamen del IVA del 21% al 10%, en vigor desde el pasado mes de junio, y la suspensión del de generación.

De otro lado, se está trabajando en una «reforma fiscal integral» de la electricidad. Por ahora, el IVA está rebajado; y el impuesto de generación (que pagan las eléctricas al 7%), suspendido. El compromiso era reducir ambos impuestos hasta que el precio del mercado mayorista bajara a los 45 euros por megavatio/hora (MWh), algo que se presenta cuando menos complicado este año. Existe la posibilidad de ampliar la rebaja del IVA y del impuesto de generación hasta la próxima primavera.

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, indicó ayer que el plan de choque incluye medidas «fiscales, de reducción de impacto en el precio en el mercado mayorista u organización de mecanismos alternativos». Además, apuntó que «una de las posibilidades que hay es trabajar sobre esta hipótesis, que haya otros elementos fiscales que tengamos que retocar».

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, defendió que el impacto en el recibo de la luz de los precios del mercado mayorista será «razonablemente limitado», pese a lo ocurrido estos meses. El impacto «no va a ser el doble en ningún caso; lo habrá, pero muy ajustado», añadió refiriéndose a que el precio del Mwh condiciona una parte de toda la factura.

Temas

Comentarios

Lea También