Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Port de Tarragona no tiene línea regular con China, pero sí llegan mercancías

Desde la Federació d’AutoTransport aseguran que si la situación se alarga habrá afectaciones, aunque se desconoce en qué grado

A. JUANPERE

Whatsapp
El puerto de Tarragona tiene líneas con 60 países. FOTO: PERE FERRÉ/DT

El puerto de Tarragona tiene líneas con 60 países. FOTO: PERE FERRÉ/DT

El Port de Tarragona asegura que el comercio con China no se ha visto afectado por el coronavirus. Actualmente, el puerto no tiene ninguna línea regular con aquel país, aunque sí llegan mercancías procedentes de él.

El puerto tarraconense mantiene líneas marítimas con 60 países. Estas hacen posible que desde Tarragona una mercancía pueda llegar a cualquier lugar del mundo. Concretamente, durante 2019, el Port de Tarragona registró 55 escalas con mercancías procedentes o con destino hacia China, con un total de 106.321 toneladas movidas. Estas 55 escalas representan solo el 2,1 por ciento del total de 2.552 barcos que hicieron parada en el puerto el año pasado.

Cabe destacar, además, que de estas 55 escalas, menos de la mitad (23) transportaban mercancía con procedencia directa de China, lo que representa menos del uno por ciento del total de escalas en el puerto de Tarragona, concretamente el 0,90%.

Las mercancías más relevantes de estas 23 escalas procedentes de China fueron los productos laminados planos de metal, bobinas de acero, por ejemplo, útiles para la industria de la construcción e hidrocarburos destinados a la industria química.

Uno de los sectores que se podría ver afectado a medio o largo plazo, dependiendo del tiempo que se tarde en volver a la normalidad, es el transporte de mercancías por carretera. El secretario general de la Federació Empresarial d’AutoTransports de la Província de Tarragona (FEAT), Josep Lluís Aymat, asegura que ahora todavía es muy pronto para notar las repercusiones: «Los contenedores de exportación tienen un periodo desde que se cargan, se llevan al puerto, se transportan y llegan a destino», lo que puede conllevar unos dos meses.

Se resiente

«Es evidente que el tema nos puede afectar porque hay áreas de China que están casi en cuarentena y la producción se tiene que resentir. Sabemos que es muy probable que haya afectaciones en el futuro, pero no sabemos cuándo ni en qué grado», señala.

El representante de la patronal del transporte reconoce que «todo el tema se está precipitando muy rápidamente. Hace dos semanas parecía que sería un tema de una cierta importancia a nivel local. Y ahora tiene una importancia global, más allá de la zona donde se ha originado».

Aymat apunta que el puerto de Singapur es el número 1 del mundo y detrás ya le siguen muchos de China. «Este país es una superpotencia económica y su problema afecta a todo el mundo».

Temas

Comentarios

Lea También