Más de Economía

Economía Química sostenible

«El aprendizaje en la ETSEQ es activo y experiencial»

La formación dual y la innovación están muy presentes en la Escola Tècnica Superior d’Enginyeria Química
 

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Imagen del exterior de la ETSEQ. Foto: Google Maps

Imagen del exterior de la ETSEQ. Foto: Google Maps

La Escola Tècnica Superior d’Enginyeria Química (ETSEQ) de la URV lleva más de un década liderando la iniciativa Work Experiencia: estudiantes de su máster realizan su trabajo final con el patrocinio de empresas. «Una de las principales cualidades de este programa es que los alumnos se enfrentan a proyectos reales, propuestos por las propias empresas, en los que deben aplicar sus conocimientos técnicos de manera innovadora a fin de resolver un problema real en un entorno profesional», afirma Montserrat Ferrando, directora de la ETSEQ.

Esta iniciativa es una muestra de la apuesta de la escuela por la formación dual. «En la ETSEQ, la educación en ingeniería se concibe a través del aprendizaje activo y experiencial, lo que facilita que nuestros estudiantes desarrollen tanto competencias técnicas como la capacidad para el trabajo en equipo, de comunicación o el pensamiento innovador», dice Ferrando. Y añade: «La experiencia en el ‘mundo real’ es un elemento primordial de un modelo educativo basado en un aprendizaje a través de proyectos, en los que los estudiantes diseñan, construyen y operan, y sustentado en una estrecha colaboración con el sector empresarial».

 Los másteres que imparte de Ingeniería Química y de Ingeniería Ambiental y Sostenibilidad Energética van esta línea, pues en el último trimestre los estudiantes finalizan su formación integrados en una empresa, donde realizan su trabajo final de máster bajo la supervisión compartida de la compañía y la ETSEQ. «Esta manera de educar en ingeniería ha sido reconocida a través del sello internacional EUR-ACE. Esta acreditación, concedida por la ENAEE a iniciativa de la Comisión Europea, reconoce la excelencia de las titulaciones en ingeniería para facilitar la inserción laboral y la movilidad internacional de sus titulados», explica Ferrando.

Para la directora, formar a los profesionales del futuro, con capacidad para dar respuesta los «formidables» desafíos sociales y tecnológicos que tenemos por delante, «se fundamenta en un profesorado en investigación y transferencia tecnológica. Esta experiencia, combinada con un modelo educativo en que el alumnado debe desarrollar proyectos innovadores, es la base del éxito de la ETSEQ en la formación de sus estudiantes». 

Los másteres están incorporando asignaturas sobre hidrógeno verde

Como muestra, apunta, «entre nuestros titulados está Bernat Ollé, nombrado mejor innovador joven por la revista MIT Technology de España en 2013 y fundador de empresas como Follica Biosciences y Vedanta Biosciences, que dirige desde 2015. Más recientemente, Mireia Trepat y Miquel Antolín, antiguos alumnos de grado y máster en Ingeniería Química, pusieron en marcha la empresa Freshly Cosmetics que, desde 2016, desarrolla de forma innovadora y muy exitosa su actividad en el sector de la cosmética natural».

Nuevas temáticas

El hidrógeno verde es ahora uno de los mantras del sector. «Convertir a nuestros estudiantes en profesionales capaces de afrontar los grandes retos del momento no pasa únicamente por una educación en ingeniería meteorológicamente innovadora, además necesita incluir aquellas temáticas que son clave para lograr un progreso sustancial en determinados ámbitos. En este sentido, a las titulaciones de máster de la ETSEQ se están incorporando asignaturas sobre hidrógeno verde o renovable, que profundizan en esta estrategia de descarbonización que se plantea para el sector químico y energético», concluye Ferrando.

Temas

Comentarios

Lea También