Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El calçot: ‘De tradición gastronómica a motor económico’

La comarca del Alt Camp es la que se ve más beneficiada y cada vez innovan e inventan  experiencias en torno a esta cebolla dulce. El negocio mueve unos 12 millones de euros y la parte más representativa se basa en la restauración

Alba Tudó

Whatsapp
FOTO: ACN

FOTO: ACN

La temporada de calçotades mueve un volúmen de negocio de unos 12 millones de euros, según datos de la Cambra de Comerç, y es el motor económico de toda una comarca

La parte más representativa de los ingresos del negocio del calçot, sin embargo, se basa sobre todo en la restauración, y la comarca del Alt Camp es la que se ve más beneficiada. Una cincuentena de restaurantes del Alt Camp ofrecen calçotades. Los más prematuros, como Casa Fèlix, Masia Bou o Cal Ganxo, quieren ofrecer los calçots más tiernos y explotan al máximo el producto.

Cal Ganxo es el único restaurante de Valls y de Catalunya que sólo sirve calçotades. Fiel a la tradición, ofrece una experiencia gastronómica auténtica, donde los calçots se cuecen y se sirven en el momento, envueltos en papel de periódico y sobre tejas, tal como se hacía antes.

«Empezamos en noviembre y este año lo alargaremos hasta finales de abril», comenta la directora de Cal Ganxo, Alexandra Plana y añade que «este año coincide con Semana Santa y a nosotros nos irá bien». 

No obstante hay distintas empresas que se dedican al mundo de les calçotades y se adaptan al entorno y la demanda. La Oficina de Turismo de Valls, por ejemplo organiza la visita guiada: Valls, terra de calçot. 

Aquí se muestran los lugares más emblemáticos de la capital de l’Alt Camp. Dan a conocer la historia y la tradición del cultivo, la gastronomía y curiosidades. Cuando se finaliza los asistentes comen calçots. 

Desde la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Calçot de Valls (que aglutina una cincuentena de agricultores del Alt Camp, Baix Camp,Tarragonès y Baix Penedès) se confía poder alcanzar la misma producción del año pasado, entre 14 y 15 millones de calçots etiquetados. 

Los precios se mantindrán a doce centimos.Los calçots acogidos a la denominación de origen deben medir entre 15 y 25 centímetros de largo y tener un diámetro de 1,7 y 2,5 centímetros. Se comercializan etiquetados en fajos de 25 o 50 unidades.
Se calcula que se alcanzarán entre 14 o 15 millones de calçots etiquetados bajo la marca de la IGP, una cifra, sin embargo, si se cuentan todos los demás calçots que se producen en la zona y que, desde la Cambra de Comerç de Valls, se estima en unos 60 millones más -sin registrar. Por lo tanto, la producción global se situaría en los 70 millones de calçots.

La festa de la calçotada

El próximo domingo tendrá lugar una de las fiestas que mueve más gente a la capital del Alt Camp, la Gran Festa de la Calçotada. Calles, y plazas se llenaran de visitantes que aprovechan para conocer la cebolla dulce y su tradición. Los amantes de los calçots no se pueden perder los actos que se han organizado, como las demostraciones, concursos de cultivadores, de salsa de la calçotada y comer calçots. También habrá pasacalles y el mercado de la calçotada, que estará abierto todo el fin de semana.

«En1982 empezó esta fiesta a partir del Congrés Català de cuina y esto se ha ido expandiendo hasta el día de hoy», explica el secretario de la Cambra de Comerç de Valls, Rafael Castells y añade que «la calçotada es el segundo atractivo turístico después de la temporada de sol y playa».

Este año la marca de vinos y cava de la vinícola de Sarral será el patrocinador oficial de la fiesta. El nombre de Portell será visible en los baberos del concurso de comer calçots, y se repartirán lotes entre los ganadores. 
Además, el patrocinio de la Vinícola de Sarral también se podrá ver en los carteles, y programas a la ciudad de Valls.

350.000 personas

Se estima que unas 350.000 personas degustan la calçotada, desde noviembre a abril. Durante el calendario quedan fijadas dos fechas: el arranque simbólico del primer calçot, que se realiza el 24 de noviembre, y la Fiesta de la Calçotada, el próximo domingo 27 de enero

Temas

Comentarios

Lea También