Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El camping sostenible

La Torre del Sol estrena un sistema pionero en Catalunya de bicicletas eléctricas

Cristina Sierra

Whatsapp
Vista de una de las piscinas de La Torre del Sol, en Miami Platja. FOTO: Cedida

Vista de una de las piscinas de La Torre del Sol, en Miami Platja. FOTO: Cedida

La Torre del Sol ha dado un paso más en su apuesta por la movilidad verde y la innovación tecnológica. El camping, situado en Miami Platja, ha estrenado este mes de julio una instalación que permite recargar y aparcar de forma segura las bibicletas eléctricas, un sistema pionero impulsado por la empresa CED-Ingeo que lo convierte en el primer y único camping de Catalunya en ofrecer esta tecnología.

La dirección del complejo ha firmado un convenio de renting para acoger este  sistema que los clientes ya han empezado a utilizar. Por el momento hay cuatro bicicletas disponibles, cada una de un coste de entre 1.200 y 1.300 euros, según señalan desde la empresa, y la autonomía es de 50 kilómetros. Aunque este dato puede variar según la marcha -tiene tres- que se utilice durante el recorrido. 

El uso de este sistema es muy fácil. Los usuarios tienen dos vías diferentes para acceder al servicio, que tiene un coste de 0,04 euros por minuto. Por un lado tienen a su disposición una aplicación móvil gratuita que está disponible para iOS y Android y que sirve para pagarlo, a través de un código QR. Por el otro, los clientes pueden comprar una tarjeta prepago que debe cargarse para poder usar la bici. 

Con la implantación de esta tecnología, el camping quiere mirar al futuro. «Nuesto objetivo es que haya una red de bicicletas eléctricas. Ahora no hay ningún punto más que el que tenemos, pero este método cobrará más sentido el día que por fin desmantelen la vía del tren y se convierta en una vía verde que pueda enlazar toda la zona litoral. Los clientes podrán ir a Cambrils, Salou o L’Hospitalet de l’Infant, dejar las bicis cargando y pasar el día, hacer compras, ir a comer o a cenar y cuando quieran volver podrán coger la misma bici u otra y volver al camping. Esta es la finalidad que buscamos», señalan desde la dirección, que añade que también aquellas personas que dispongan de este vehículo eléctrico lo podrán cargar en sus instalaciones. 

Fue a finales de la pasada temporada cuando La Torre del Sol decidió instalar esta novedad tecnológica para poderla ofrecer este año a sus clientes. De hecho, esta apuesta por la sostenibilidad empezó hace más de tres años, cuando compraron coches eléctricos, que están disponibles para los clientes, y  los Twizy, un vehículo biplaza más pequeño y que ahora utilizan los trabajadores. También aquellas personas que viajan hasta Miami Platja con un coche eléctrico lo pueden cargar de manera gratuita en alguno de los puntos de carga que tiene el complejo. «Para nosotros esta apuesta es muy importante. Muchas de las instalaciones de agua se calientan con placas solares. Es la línea que queremos seguir», afirman. 

Previsión optimista

De cara a esta temporada turística, la dirección tiene unas previsiones muy optimistas. Estos días tienen una ocupación de un 70%, una cifra que incrementará entre el 15 de julio y el 15 de agosto. «Tenemos mucho cliente holandés. Este año estamos trabajando como el año pasado», apuntan desde dirección. Actualmente se están construyendo unas piscinas y unos toboganes para poderlos estrenar la próxima temporada y  ampliar así su oferta variada y lúdica que ofrece a sus usuarios. 

Empresa verde

CED-ingeo es una empresa ubicada en Alcover con cinco trabajadores. En colaboración con ACADEMA (Associació Catalana pel Desenvolupament Sostenible del Medi Ambient), la compañía nació con la voluntad de impulsar este sistema. «Ahora es cuando la gente está más interesada en este producto. Hay mucha demanda porque en el norte de Europa esta tecnología ya está bastante desarrollada, hay un millón de bicis eléctricas privadas y estas personas cuando vienen aquí no encuentran un espacio para cargar y aparcar su bici de forma segura», explica Ani Puig, representante de la marca. 

La empresa quiere desarrollar este sistema en vías verdes y aseguran que es una «necesidad social real» impulsar el uso de las bicicletas en el Camp de Tarragona. 

Temas

Comentarios

Lea También