Más de Economía

El consumo nacional y el turismo extranjero, claves para el tirón de final de año

El Gobierno prevé que España crezca un 6,5% en 2021, y los expertos mejoran 
sus expectativas gracias a la buena marcha del empleo en verano

EDURNE MARTÍNEZ

Whatsapp
El turismo nacional ha tirado del sector este verano. En la imagen, Cambrils.foto: alba mariné

El turismo nacional ha tirado del sector este verano. En la imagen, Cambrils.foto: alba mariné

En la primera mitad del año España ha experimentado un crecimiento económico muy favorable después del desplome de 2020 debido al coronavirus. Aunque el primer trimestre fuera peor de lo deseado (el PIB cayó un -0,4%) por la tercera ola de la pandemia y la gravedad de la borrasca Filomena, el segundo trimestre ha tirado con fuerza, provocando un rebote económico muy positivo (2,8%).

Ahora queda por ver cómo será la evolución en el tercer y cuatro trimestre con el objetivo de terminar el año con un crecimiento del 6,5%, según las estimaciones del Gobierno. Y todo parece favorable. El turismo en verano era la gran esperanza para el tirón económico que nos hacía falta, y aunque el internacional sigue rezagado, el nacional ha despuntado hasta superar incluso niveles precovid.

Por ello, desde el Consejo General de Economistas (CGE) mantienen en sus últimas previsiones la subida del 6,3% del PIB en 2021 y revisan al alza, hasta el 6%, la del próximo. Consideran que ahora que se están relajando las medidas anticovid en países del entorno, la campaña turística estival se puede prolongar por el retorno del turismo extranjero, fundamentalmente mercados tradicionales como Alemania e Inglaterra. Así, los economistas confían en que el turismo nacional y la remisión de la pandemia ayuden a crecer por encima del 3% en el tercer trimestre.

En BBVA Research elevan en un punto porcentual las previsiones de crecimiento de todas las comunidades para 2021, aunque con diferencias entre ellas. Las comunidades turísticas que se revisan más que la media son Andalucía (1,3% más), así como Catalunya y Murcia (+1,1%), apoyadas por el dinamismo del consumo y la aceleración del turismo nacional.

Ya con miras en 2022, apuntan a que la mejora de la situación sanitaria, el ahorro de las familias, el impulso de los fondos europeos, las políticas expansivas del BCE y una elevada capacidad productiva sin utilizar explicarían una recuperación de los niveles de PIB precrisis en la mayoría de las comunidades.

Ha quedado claro que el turismo nacional es el que ha tirado del sector este verano. Sin embargo, la falta de turismo de negocio e internacional impacta en las cifras de Madrid y Catalunya. Por ello la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) advierte de que solo con el empujón del turismo nacional no es suficiente y que habrá muchas zonas que no podrán recuperar su actividad.

Los últimos datos del INE revelan que, aunque la llegada de internacionales repuntó en julio hasta los 4,4 millones de visitantes, aún está un 80% por debajo de la de 2019. Su principal destino fue Baleares (allí aterrizan tres de cada diez turistas extranjeros), seguido de Catalunya y de la Comunitat Valenciana.

Temas

Comentarios

Lea También