Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Economía

El fraude con tarjetas se mantuvo estable durante el año pasado

La cifra se ha mantenido gracias a la sofisticada tecnología utilizada por las tarjetas 

Colpisa

Whatsapp
Tarjeta de crédito

Tarjeta de crédito

Las medidas de precaución adoptadas por los titulares, así como la sofisticada tecnología que cada vez incorporan más tarjetas ha permitido que el fraude con este tipo de medios de pago no haya aumentado durante 2016 y se encuentre en unos registros estables, en el entorno de 888.000 operaciones fraudulentas, según la última Memoria de Vigilancia de Sistemas de Pago del Banco de España.

La cifra del año pasado es prácticamente la misma que la de 2015, lo que representa un fraude de unos 56 millones de euros

Aunque todavía se dan miles de casos en los que los ciudadanos se ven sorprendidos por el uso ilegal de sus plásticos por parte de estafadores que realizan compras en su nombre, la cifra del año pasado es prácticamente la misma que la de 2015 -apenas un 0,01% más-, lo que representa un fraude de unos 56 millones de euros. Con más de 74 millones de plásticos en vigor, se habría registrado una operación ilegal al año por cada cien tarjetas, por un importe medio estafado de 63 euros. Además, el informe del supervisor indica que la tasa de fraude con respecto al total de tarjetas y de operaciones realizadas supone un 0,02% del total.

La mayor parte de los casos se producen en Internet. De hecho, el 69% de esos delitos con medios de pago se corresponden con la operativa a distancia, frente a un 28% que se dan en los propios comercios y solo un 3% en los cajeros automáticos. Por importes de las cuantías afectadas, un 64% se producen en la Red, frente al 28% en los terminales de punto de venta (TPV) y un 8% en los cajeros automáticos. Además, la mayor parte de estos ladrones virtuales actúan desde otros países.

Por otra parte, los bancos españoles movieron 1,61 billones de euros a través de operaciones electrónicas en 2016, un 3,1% más que en el ejercicio anterior. Este ascenso confirma el cambio de tendencia iniciado en 2015, cuando se cortó una racha de siete años consecutivos de bajadas en el importe de las operaciones electrónicas. El 97% de ellas son transferencias o domiciliaciones, en las que ya no existe ningún intercambio físico de documentos.

Temas

Comentarios

Lea También