Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Economía Vivienda El índice estatal de precios de alquiler estará listo 
en el primer trimestre

El índice de precios de alquiler estará listo en el primer trimestre de 2020

Es uno de los puntos del acuerdo PSOE-Podemos y su objetivo es controlar los encarecimientos. En Catalunya ya existe, aunque solo a título informativo

CRISTINA VALLEJO

Whatsapp
El índice se aplicaría de forma reguladora en zonas declaradas tensionadas. FOTO: DT

El índice se aplicaría de forma reguladora en zonas declaradas tensionadas. FOTO: DT

«Frenaremos las subidas abusivas del alquiler». Es uno de los puntos del acuerdo de Gobierno del PSOE y Unidas Podemos. Para empezar, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana elabora un índice de precios que se usará como referencia para el control de su encarecimiento. El indicador debería estar listo dentro del primer trimestre del año, una vez acaben la explotación de los datos –procedentes de las declaraciones del IRPF, los depósitos de las fianzas y los precios de oferta– y el proceso participativo con otros agentes del mercado.

El Ministerio afirma que sólo cuando el índice esté operativo se determinarán las medidas (fiscales o de otro tipo) para «destensionar» el mercado. Pero la letra del acuerdo es clara: recoge la intención de impulsar «las medidas normativas necesarias para poner techo a las subidas abusivas de los precios del alquiler», y que «el objetivo» de los índices de precios es que «los ayuntamientos y las comunidades autónomas que así lo consideren puedan regular las subidas abusivas del precio del alquiler en las zonas previamente declaradas tensionadas».

La controversia acompaña a todo este proceso. El Banco de España abrió la veda de las críticas con un informe que publicó el jueves: los controles de las rentas funcionan a corto plazo, pero, prolongados en el tiempo, provocan efectos perversos como retirada de oferta, reducción de la inversión en el mantenimiento de los pisos, economía sumergida y segregación social.

A la crítica del Banco de España, se sumó, con una vuelta de tuerca, la vertida por la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, que afirmó que las ciudades que regulan el alquiler no están teniendo éxito. Anticipó que el Gobierno se centrará en el aumento de la oferta de vivienda este año para mejorar su accesibilidad. La cuestión puede provocar un conflicto en el Gobierno, ya que Unidas Podemos es el miembro de la coalición más partidario de poner coto al alquiler. Pero los morados remiten siempre al acuerdo firmado y a la buena sintonía que hay en el Ejecutivo. Desde el Ministerio de Agenda Urbana, se señala que el compromiso en materia de alquiler sigue siendo el que está escrito, pero que aún el proceso se encuentra en su primer paso, en la elaboración del índice, que aún no está completado.

Bien el índice, peor el control

El sector valora que vaya a haber un índice público del alquiler. La experta Beatriz Toribio y el director de estudios de Pisos.com, Ferrán Font, creen que elevará la transparencia de un mercado ahora oscuro.

Ago diferente pasa con el método de cálculo escogido: Alejandro Inurrieta, que presidió la Sociedad Pública del Alquiler en los 2000, expone que el índice no será muy fiel a la realidad, ya que la información que ofrece el IRPF es sólo de los alquileres que se declaran, y sospecha que la muestra resultante podría no ser amplia. Además, señala que debería definirse bien cuándo se tacha a un mercado de tensionado.

Daniel Vega, portavoz del Sindicato de Inquilinos de Madrid, resalta otra deficiencia del sistema de control de precios: que se dé potestad a ayuntamientos y autonomías para hacerlo, ya que puede haber alguna de estas administraciones que se niegue a establecer límites. Ya se ha manifestado en contra la Comunidad de Madrid, a través de su consejero de Vivienda, David Pérez.

En Catalunya ya existe el índice de referencia de precios del alquiler. Se construye con los datos de las fianzas depositadas en la Agència de l’Habitatge, lo que supone una muestra de más de 400.000 inmuebles, según explica Jaume Fornt, director adjunto de este organismo.

Ahora mismo, no se emplea como instrumento para controlar los precios, pero sí es obligado que las ofertas de alquiler incluyan la información que proporciona, con el objeto de que el público sepa si un alquiler en concreto está por encima, o no, de la media, y se prevé que se tenga que incluir también en los contratos de alquiler. Pero ello sólo a título informativo. Preguntado respecto a si la Generalitat estaría dispuesta a controlar los precios del alquiler, Jaume Fornt respondió que, si bien es necesario evitar abusos y la génesis de burbujas, es muy importante saber cómo se realiza esa limitación, porque «igual tiene consecuencias en la oferta».

Temas

Comentarios

Lea También