El plan de choque de la luz acaba con las diferencias en los tramos horarios

Los hasta ahora tres precios eléctricos, punta, llano y valle, se reducen a la mínima expresión tras desaparecer los cargos que gravaban el recibo desde junio

José M. Camarero

Whatsapp
José M. Camarero

José M. Camarero

La práctica suspensión de los cargos de la factura de la luz aprobada por el Gobierno también se ha llevado por delante casi por completo los tramos horarios que se pusieron en vigor el pasado 1 de junio y que, ya de por sí, implicaban una dificultad adicional para los consumidores.

Aún hay diferencias entre las horas del día para poner los electrodomésticos; pero son mucho menores que las que existían hasta el pasado martes, cuando el Consejo de Ministros aprobó el paquete de medidas para amortiguar la subida de la luz.

De un día para otro, el precio del kilovatio/hora (Kwh) lo ha notado y es que el pasado jueves, la hora más barata para consumir eran las cinco de la madrugada, cuando se encuentra a 0,21 euros/Kwh. En esa misma jornada, a las 21 horas se pagaba el precio máximo del día, a 0,27 euros/Kwh. Es decir, una diferencia de apenas seis céntimos entre ambos extremos, algo que no sucedía hasta ahora: por comparar esos datos con los de una semana antes, la distancia entre el precio más caro y el más barato se situaba en 0,17 euros/kwh, los que mediaban entre los 0,15 euros de la madrugada y los 0,32 euros de la noche.
Esta tendencia se mantendrá previsiblemente mientras sigan en vigor las medidas aprobadas por el Ejecutivo. En realidad, al disminuir drásticamente todos los cargos que se incluían en el precio del kilovatio/hora, también se han eliminado aquellos que gravaban más el uso de la luz a determinadas horas del día frente a otras. Y, con ello, han desaparecido también los calendarios horarios.
 Las diferencias de los precios diarios ya no existen por diferentes tramos. Desde el 1 de junio entraron en vigor tres tipos de consumo: el valle (desde las 00 hasta las 08 horas); el llano (desde las 09 hasta las 10h  desde las 14 hasta las 18h y de 22 a 24h); y el punta (de 10 a 14h y de 18 a 22h).

En la práctica, ya no existen esas diferencias al no estar incorporados en el recibo todos esos costes regulatorios que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) había aprobado para modular el consumo de electricidad y dirigirlo hacia determinadas horas del día, en detrimento de otras. Con esta importante novedad, la ya de por sí complicada factura de la luz vuelve a dar una vuelta de tuerca tras el decreto aprobado el pasado martes. 
En términos generales, todos los titulares de contratos eléctricos verán cómo los importes de sus recibos no suben tanto como lo deberían hacer en los próximos tres meses a tenor de cómo va a evolucionar el mercado diario ‘pool’. En el caso de quienes se encuentren con una tarifa regulada, el cambio será más perceptible, al estar vinculados directamente con los costes diarios de generación. Pero quienes se encuentren en el mercado libre, también lo notarán porque la reducción de los cargos se aplica sobre sus recibos, aunque tengan un precio pactado de antemano a medio o largo plazo.
 

Temas

Comentarios

Lea También