Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El precio de la vivienda usada remonta en Tarragona

El mercado inmobiliario de segunda mano de las comarcas del sur de Catalunya experimenta la segunda mayor revalorización de todo el Estado, con un promedio de 1.399 euros por metro cuadrado

Rafael Servent

Whatsapp

La demarcación de Tarragona fue la segunda de todo el Estado donde más aumentó el precio de la vivienda usada durante el pasado mes de agosto. Con un incremento del 1,7%, sólo Las Palmas (con un alza del 1,8% respecto al mes de julio) superan a las comarcas del sur de Catalunya, según datos de la web inmobiliaria Idealista.

Pese al avance, la demarcación de Tarragona sigue contando, en su conjunto, con el segundo precio medio más bajo de Catalunya, con 1.399 euros por metro cuadrado el pasado mes de agosto. Tan solo Lleida, con una media de 1.045 euros por metro cuadrado, queda por detrás de las comarcas del sur de Catalunya. Barcelona (2.823 euros por metro cuadrado), en primer lugar, y Girona (1.948 euros) aventajan a la demarcación de Tarragona.

Respecto a las capitales de demarcación, la ciudad de Barcelona, con 4.392 euros por metro cuadrado de promedio, lidera sin discusión el ranking de precios en Catalunya, seguida por la ciudad de Girona (2.009 euros por metro cuadrado) y, ya en tercer lugar, la ciudad de Tarragona, con un promedio de 1.648 euros el metro cuadrado. Por detrás se sitúa la ciudad de Lleida, que en agosto registró un precio medio del metro cuadrado de vivienda usada de 1.006 euros.

Esos 1.648 euros por metro cuadrado con los que cerró de promedio el pasado mes de agosto la ciudad de Tarragona quedan todavía muy lejos de los 2.941 euros el metro cuadrado de vivienda usada que establecieron el récord histórico de precios durante el segundo trimestre del año 2007, en la cúspide de la burbuja inmobiliaria en esta ciudad. Es decir, 1.293 euros de diferencia o, lo que es lo mismo, todavía un 44% por debajo de lo que algunos compradores llegaron a pagar de promedio en ese momento.

Barcelona y Madrid

Las diferencias de dos dígitos en términos porcentuales respecto a los máximos de precios registrados a mediados del año 2007 son una tónica general en todas las capitales de provincia de todo el Estado. Con dos excepciones: Barcelona y Madrid casi han recortado toda la distancia que abrió la depreciación de la vivienda durante los años más duros de la Gran Recesión.

Con esos 4.392 euros por metro cuadrado de vivienda usada de promedio en agosto, el mercado inmobiliario en la ciudad de Barcelona apenas se encuentra un 7,2% por debajo de su máximo registro cosechado durante el primer trimestre de 2007, cuando alcanzó los 4.732 euros por metro cuadrado. Lo mismo sucede con Madrid, donde la diferencia entre los 3.829 euros por metro cuadrado del pasado mes de agosto y los 4.035 euros del segundo trimestre de 2007 apenas es de un -5,1%.

En el resto de capitales de demarcación catalanas, sin embargo, todavía queda mucha diferencia respecto a los máximos históricos. En el caso de Girona, de un 36,8% por debajo (de los 3.179 euros por metro cuadrado del tercer trimestre de 2007 a los 2.009 euros del pasado agosto). En el de Lleida, la diferencia es del 53,6% (de 2.167 euros en el tercer trimestre de 2007 a 1.006 euros en agosto).

La costa se recupera

Agregando toda la vivienda terminada, tanto nueva como usada, la mejora del mercado inmobiliario en el último año es notable y alcanza ya de pleno áreas que hasta ahora se resistían a la recuperación de precios.

En el caso de la costa mediterránea, el último índice de precios de la empresa de tasación Tinsa destaca un incremento de precios medio por metro cuadrado del 4,8% interanual, al pasar de los 1.389 euros por metro cuadrado de agosto de 2017 a los 1.455 euros por metro del pasado mes de agosto. Un 43,8% por debajo, sin embargo, del precio máximo alcanzado en la cúspide de la burbuja inmobiliaria.

Esta recuperación de precios del mercado inmobiliario en la costa mediterránea es una buena noticia para unos inmuebles que arrastran todavía el mayor diferencial respecto a esos máximos de precios del año 2007.

Tras la costa mediterránea (con un diferencial de -43,8%) se sitúan las áreas metropolitanas (los precios están todavía un 42,6% por debajo de los máximos históricos) y los pequeños municipios (-36,8%). Capitales y grandes ciudades (-36%) y, por último, Baleares y Canarias (un 22,1% por debajo de los precios máximos registrados en 2007), completan la lista.

Temas

Comentarios

Lea También