Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El reto de cerrar el círculo

La Economía Circular se sube al podio de lo más destacado esta semana en el foro ‘Smart Chemistry, Smart Future’ de la Barcelona Industry Week: soluciones inteligentes para un mundo más sostenible 

Redacción

Whatsapp
Foro Smart Chemistry, Smart Future, celebrado en la Barcelona Industry Week

Foro Smart Chemistry, Smart Future, celebrado en la Barcelona Industry Week

Impresoras 3D que trabajan con plástico biodegradable y con PVC, sistemas de filtración y sistemas digitales para la depuración y reutilización del agua, materiales creativos para el automóvil del futuro, sistemas para la captura del CO2, repostaje sostenible de nitrógeno para el transporte refrigerado, novedosos sistemas de aislamientos térmicos para casas inteligentes, aplicaciones de poliuretanos reales para el confort dentro y fuera del hogar, materiales novedosos para el ocio y usos profesionales, plásticos de metal detectable...

Son algunos de los ejemplos prácticos que está dando la Cuarta Revolución Industrial, y que esta semana se exhibieron en el certamen Smart Chemistry, Smart Future que se llevó a cabo en Barcelona, en el marco de la Barcelona Industry Week. Entre todos ellos destacó la clara apuesta de las empresas presentes en este foro por la Economía Circular, donde el objetivo último que se persigue es la sostenibilidad mediante la reutilización de los productos al final de su vida útil.

Triple transformación
Lo explica Juan Antonio Labad, director general de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), organizadora del foro Smart Chemistry, Smart Future: «La industria tiene que cambiar. Todas las industrias van a sufrir una triple transformación. La primera de ellas es la economía circular. La segunda, la descarbonización. Es decir, el bajo uso de carbono. La tercera es la digitalización. En las dos primeras, las transformaciones han de ser transiciones, no pueden ser disruptivas. Tienen que ir guiadas por una estrategia de los gobiernos».

Respecto a la digitalización, prosigue Labad, «no depende de ninguna estrategia del Estado, sino de la empresa. Es algo en positivo, y quien llegue primero saca ventaja. En el sector químico está bastante avanzada».

La primera transformación es la economía circular, la segunda la la descarbonización y la tercera la digitalización

Donde más resultados visibles está obteniendo hoy la Industria Química es en todo aquello relacionado con la Economía Circular, que en esta edición de la Barcelona Industry Week hizo un despliegue sin precedentes: «Hay nuevos productos y nuevos desarrollos –explica el director general de Feique– para mejorar el mundo y la vida de los seres humanos. Y por eso estamos haciendo innovación en estos campos, en todas aquellas áreas que tienen que ver con los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, que son 17, y sobre los que tenemos conexión en 13 de ellos».

El objetivo, concluye Juan Antonio Labad, es «asegurar un futuro sostenible: hoy, por ejemplo, estamos produciendo alimentos para 6.000 millones de habitantes, pero en poco tiempo pasaremos a 9.000 millones de personas. ¿Cómo alimentas a esa gente, teniendo en cuenta que hoy ya estás dedicando a eso el equivalente a toda la superficie de Sudamérica? Por eso es tan necesaria la Economía Circular».

Temas

Comentarios

Lea También