Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El sector turístico de Tarragona defiende su posición

Los principales agentes de la provincia reclaman más implicación de la Administración y ser más valorados 

Joan Morales-Javi Díaz

Whatsapp
El sector turístico de Tarragona defiende su posición

El sector turístico de Tarragona defiende su posición

El turismo es, junto a la industria química, el gran motor económico de la provincia de Tarragona. El ‘Diari’ ha reunido en una misma mesa a los principales actores de este sector en nuestras comarcas para analizar el presente. ¿Qué les inquieta? ¿Qué mejorarían? ¿Qué demandan?¿Cuáles son las perspectivas de futuro de nuestro turismo?

De izquierda a derecha: Xavier Roig, José Luis Antúnez, Joan Calvet, Berta Cabré, Eduard Farriol, Xavier Jornet y Francesc Pintado. FOTO: Alba Mariné

Estas y otras cuestiones intentaron encontrar respuesta en esta mesa redonda celebrada en las instalaciones del Diari por parte de: Eduard Farriol (presidente de la Federació d’Empresaris d’Hostaleria i Turisme de la Provincia de Tarragona- FEHT), Xavier Roig (presidente de la Associació Hotelera Salou, Cambrils, La Pineda), Joan Calvet (presidente de la Associació d’Apartaments Turístics Costa Daurada i Terres de l’Ebre- ATT), Berta Cabré (vicepresidenta de la Associació de Càmpings de la Costa Daurada i Terres de l’Ebre), Francesc Pintado (presidente de la Associació d’Empresaris d’Hostaleria de la Província de Tarragona-AEHT), Xavier Jornet (presidente de la Associació d’Hotels de Tarragona- AHT) y José Luis Túnez, presidente de la Associació d’Agències de Viatges Receptives de la Costa Daurada.

Turismo de calidad

¿Estamos ofreciendo en nuestro territorio un turismo de calidad? José Luis Túnez tiene claro que «la Costa Daurada ha alcanzado un nivel óptimo de turismo. No obstante, el turismo de superlujo lo descartaría porque no podemos competir con otros destinos como por ejemplo Dubai. Nosotros tenemos que apostar por un turismo de poder adquisitivo medio, que es más modesto pero que también se deja el dinero en nuestro territorio». No obstante, para ser potentes en este aspecto, Túnez señala que «debemos mejorar nuestras infraestructuras y transporte y aprovechar reclamos como el Port Aventura o, en un futuro, el Hard Rock».

Xavier Jornet coincide con Túnez en que «no podemos competir por precio con otros destinos, por lo que lo único que nos queda es ofrecer calidad. Eso no significa, necesariamente, que todos nuestros hoteles sean de 5 estrellas, sino que el producto que ofrezcamos tenga calidad suficiente para que los clientes queden satisfechos con lo que pagan».

En este sentido, el presidente de la Associació d’Hotels de Tarragona comenta que «se trata de encontrar el punto medio, de equilibrio, para obtener la satisfacción del cliente». ¿Y esto cómo se consigue? Jornet ofrece algunas soluciones: «Mejorar el producto ya se está haciendo. Tenemos que mejorar las infraestructuras, alargar los servicios (por ejemplo los socorristas de Cruz Roja en las playas, mejorar la limpieza de nuestras ciudades, etc.».

Francesc Pintado va un poco más allá y añade que «sería bueno incrementar la promoción de nuestro turismo de interior, donde están los hoteles con menos recursos. También de nuestra gastronomía, para intentar captar a un tipo de cliente que ahora no viene», a lo que Jornet también suma «la parte cultural como complemento».

Desestacionalización de la oferta turística

Es el eterno gran reto de nuestro turismo, conseguir alargar la temporada más allá de los meses de verano. Berta Cabré empieza explicando que uno de los handicaps para lograr este objetivo es que «nos basamos en un turismo familiar, condenado por el calendario de las vacaciones escolares.

No obstante, hemos buscado otras fórmulas que nos permiten alargar la temporada». Por ejemplo, el «turismo deportivo, que nos ha garantizado alargar nuestra capacidad turística y nos ha dado una ganancia cualitativa. Otro gran aliado es el Port Aventura para atraer a clientes fuera de temporada y un ejemplo es Halloween, o la gastronomía, que es un potencial que se ha sumado. Se trata de buscar excusas en el tiempo para que la Costa Daurada sea una mirada activa, poniendo en valor el territorio que tenemos. Tenemos que creernos que somos un destino turístico todo el año».

El presidente de la Associació d’Agències de Viatges Receptives de la Costa Daurada incide en el turismo sénior, pero aclarando que «no sólo es el Imserso, porque turismo sénior hay de muchos tipos. De todas formas, deberíamos preguntarnos si estamos preparados para recibir a estos turistas fuera de temporada, porque nos encontramos con muchos establecimientos cerrados». 

Un punto de vista que comparte Joan Calvet, quien apunta que «restaurantes y comercios tendrían que acompañar en esas épocas y abrir». Calvet cree que «respecto a la descentralización estamos en pleno proceso de reinvención con la captación de grupos de estudiantes, el turismo enológico y gastronómico, el reclamo de la cultura y el patrimonio histórico, etc. Si tenemos proyectos, entre todos creo que podremos alargar un poco la temporada».

Infraestructuras del territorio

Este es uno de los puntos en el que los agentes turísticos de nuestro territorio muestran más contundencia en sus explicaciones. «Queda mucho trabajo por hacer y es donde peor estamos situados»», asegura Berta Cabré, quien añade que «el tema ferroviario es un ejemplo. Pasar las mercancías por la costa y a los pasajeros por el interior no tiene sentido, pero no han escuchado nuestras demandas.

Nosotros hemos propuesto un estudio preliminar y que las mercancías pasen por el interior pero no se nos ha escuchado». Jornet también es crítico con los políticos «porque deberían pensar más fuera de los periodos electorales. El diseño ferroviario de nuestro territorio es muy deficiente porque nuestros políticos no han tenido una visión a medio y largo plazo por dejadez de funciones».

Eduard Farriol tampoco se muerde la lengua a la hora de hablar de infraestructuras. «Después de Barcelona, somos el destino turístico número 1 de Catalunya. Mientras, nuestras carreteras son una vergüenza, como también que los cruceros lleguen donde lleguen al Port de Tarragona. O que nuestro transporte público sea un desastre. Existe mucha competencia y si no cuidamos nuestro turismo y damos facilidades a la gente para que nos visite perderemos potencia».

Inversiones públicas versus privadas

Las críticas a las administraciones públicas continuó durante la mesa redonda cuando se sacó el tema de las ayudas públicas al sector. Farriol tiene claro que «las administraciones no nos ponen ninguna facilidad y los políticos solo están obsesionados por conseguir votos». El presidente de la FEHT diferencia el apoyo público que se le da al turismo en otras comunidades autónomas. «En otros sitios tienen claro lo que significa el turismo, pero aquí en Catalunya no se cree en nosotros. Pero no sólo no nos ayudan sino que enciman nos tasan. El desprecio a nuestro sector es tal que a veces pienso que la Generalitat no quiere que haya turismo».

Al hilo de la pregunta, Berta Cabré añade que «no existe una visión turística clara en los municipios, donde no se desarrollan inversiones aunque se autoproclamen municipios turísticos. Además, las trabas administrativas son muy altas y la burocracia es tan grande que oprime a las propias administraciones».

Xavier Roig también es especialmente crítico con las administraciones públicas. «¿Qué hemos logrado a nivel de inversiones públicas desde los años 50? Se ha conseguido que el AVE llegue a Tarragona, pero después tardamos dos horas desde la estación al destino turístico», se lamenta el presidente de la Associació Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda, quien pone un ejemplo del papel de las administraciones respecto al sector turístico. «Con la crisis de Thomas Cook, en Baleares y Canarias, el sector ha reclamado dinero y los gobiernos autonómicos ya han dado soluciones para reubicar a los turistas qu


Por último, Xavier Jornet apunta que lo ideal sería que «la inversión pública fuese encaminada a la creación real de productos que después, la parte privada, ya se encargue de tirar adelante. Por ejemplo, los Juegos del Mediterráneo: que se hubiesen diseñado los equipamientos pensando en el después».

Turismo no reglado

El turismo no reglado y la competencia desleal es un tema que, desde hace tiempo, también preocupa al sector, donde los apartamentos turísticos son grandes afectados. Joan Calvet, como presidente de la asociación, explica que «es un tema que ya cansa. Llevamos 50 años con lo mismo y no se ha solucionado. Desde la Generalitat dicen que sobre un 30% de los apartamentos turísticos en Catalunya son ilegales, pero yo lo pongo en duda y creo que la cifra subiría a un 50%».

Para Calvet, el principal problema radica en que «la capacidad de inspección y sancionadora la tiene la Generalitat de Catalunya pero no cuenta con los suficientes recursos. Por eso estaría bien que la Generalitat pudiese traspasar a los ayuntamientos esta capacidad sancionadora, pero los alcaldes parece que no están mucho por la laboral. El problema es que toda la oferta ilegal arrastra a todo el sector, también hoteles, campings, etc.».

Berta Cabré coincide con Joan Calvet y añade que «nosotros tenemos el problema de las autocaravanas no controladas, que acampan ilegalmente en muchas zonas, por ejemplo de playa o en Siurana. Lo que no está reglado se sale de control y nos afecta a todos».

Eduard Farriol profundiza en la teoría de Calvet y añade que «los municipios no quieren asumir la capacidad de inspección y sancionadora porque son votos que perderían y no les interesa. Pero está claro que si queremos tener un turismo de calidad no se pueden meter ocho personas en un apartamento ilegal, con las consecuentes molestias para el resto de vecinos».

El presidente de la Associació d’Apartaments Turístics Costa Daurada i Terres de l’Ebre concluye que «las administraciones metan mano de una vez por todas. Que un particular pueda alquilar un piso, pero que lo haga reglado y esté registrado. Hemos pedido a la Generalitat que vuelva a hacer el registro de empresas explotadoras de apartamentos turísticos».

Recursos humanos y profesionalización

El intrusismo y la falta de personal es uno de los grandes problemas del sector turístico, especialmente del mundo de la hostelería. Francesc Pintado, como presidente de la Associació d’Empresaris d’Hostaleria de la Provincia de Tarragona, habla con conocimiento de causa y explica que «el problema número 1 que tenemos los empresarios de la restauración es el de personal. Nos cuesta encontrar personas con ganas de trabajar para poder formarlas, porque está cambiando la prioridad de las nuevas generaciones, en cuanto a espíritu de sacrificio y malos horarios».

En la provincia de Tarragona hay más de 4.000 negocios de restauración y la asociación cuenta con un área de traspasos y negocios que facilitan esta venta, «pero las cifras nos confirman que la gente no quiere tener su vida hipotecada para tener un salario», dice Pintado.
Xavier Roig también es crítico con algunos empresarios del sector. «Hay competencia desleal por parte de algunos empresarios de la restauración con pocos escrúpulos.

El servicio en mesa tiene un precio y tal vez haya que subir los precios». Por su parte, Calvet se lamenta de que «la profesión de hostelería está poco dignificada y muchos son grandes profesionales». Para Xavier Jornet «la formación es básica. En la mayoría de profesiones se pide formación, pero en cambio para dar de comer no». 

Por último, Berta Cabré añade que «es un tema de prestigio del sector. Si entre todos no logramos prestigiar el sector nos seguirá costando encontrar profesionales».

Retos de futuro del sector turístico

La implantación de Hard Rock Entertainment en Salou y Vila-seca es una de las grandes apuestas de futuro sobre la que más esperanzas tiene puestas el sector turístico. Roig tiene claro que «el Hard Rock será bienvenido, siempre que juegue con las mismas barajas que los demás». 

Por su parte, el presidente de la FEHT coincide en los beneficios de la llegada de este complejo (anunciado en 2012), aunque añade que «tenemos uno de los mejores destinos turísticos. Si tiene que venir el Hard Rock que venga, pero mientras llega lo que tenemos que haces es aprovechar lo que tenemos hoy en día y hasta ahora no lo estamos sabiendo vender. Esta es la clave para que nuestro sector tenga mucho futuro por delante, pero siempre que todos vayamos en la misma dirección y demostrando una unidad de acción».

Por último, la vicepresidenta de la Associació de Càmpings de la Costa Daurada i Terres de l’Ebre, Berta Cabré, centra como uno de los retos de futuro más importantes para el sector del camping el plan director urbanístico «que se está redactando y ya veremos cómo acaba. Está claro que este plan supondrá un efecto en muchos de nuestros establecimientos. Por eso esperemos que sea lo más sensato».

Temas

Comentarios

Lea También